"Guerra Mundial Z", de Max Brooks

Algo ocurrió a principios del recién estrenado siglo XXI, algo que generó una ola de zombimanía que aún perdura. No sé lo que sucedió. No voy a realizar pomposas disquisiciones sobre ansiedades milenaristas ante el cambio de milenio o sobre el mundo post 11-S, pero lo cierto es que, entre 2002 y 2004, vieron la luz una serie de obras que volvieron a poner en el candelero la figura del muerto viviente antropófago.

Dichas creaciones, pese a su calidad puntual, dieron pie a una moda marcada por la mediocridad general. ¿A qué títulos me refiero? Pues a las películas 28 días después (28 days later, Danny Boyle, 2002), Zombies Party (Shaun of the dead, Edgar Wright, 2004) y Amanecer de los muertos (Dawn of the dead, Zack Snyder, 2004), y a la serie de cómics Los muertos vivientes (The walking dead, 2003), que se convertiría en la teleserie The walking dead en 2010.

Contemporáneo del citado cómic es el libro Zombi: Guía de supervivencia (The zombie survival guide, 2003), una divertida broma en forma de texto de autoayuda, del tipo “Hágalo usted mismo”.

Gracias a la brillante pluma de Max Brooks, esta guía glosa consejos a seguir ante un inminente apocalipsis –equipo a utilizar, escenarios a evitar, etc.– sin que al autor se le afloje la sonrisa en momento alguno.

Profesionalmente, además de hacer sus pinitos como actor, Brooks fue guionista durante un par de temporadas de Saturday Night Live, el programa de humor decano de la televisión estadounidense. La noticia de que no renovaría contrato con el show, coincidió con la publicación del libro y, visto con perspectiva, SNL salió perdiendo y a Brooks le tocó la lotería. Zombi: Guía de supervivencia se convirtió en un best seller de la lista del New York Times y le permitió tener un caché que ronda los diez mil dólares por conferencia sobre zombis que ofrece.

Por cierto, un breve apunte biográfico: la brillantez de casta le viene al galgo. El escritor es hijo del cineasta Mel Brooks y de la actriz Anne Bancroft, la señora Robinson de El graduado.

Podríamos estar ante un one-hit wonder, pero no es así. El éxito del primer libro le sirvió a Brooks como trampolín de lanzamiento para su siguiente incursión en el mundo de los muertos vivientes: Guerra Mundial Z, una historia oral de la guerra zombi (World War Z, an oral history of the zombie war, 2006), una obra ante la que hay que descubrirse.

(Permítanme otro inciso: el fenómeno zombi ha proliferado globalmente en el sector literario, espoleado principalmente por el éxito de los libros de Brooks, pero la cantidad no ha sido acompañada por la calidad. Como botón de muestra, cabe decir que en nuestro país un único editor ha publicado cincuenta títulos en poco más de cinco años.)

Guerra Mundial Z se inspira, al igual que en su día hizo George A. Romero, en Soy leyenda de Richard Matheson, y narra grosso modo el origen y curso de un apocalipsis zombi a nivel planetario.

A priori, nada nuevo bajo el sol, y ahí es donde reside el gran acierto de Brooks. Me refiero a la forma en que cuenta lo que hemos visto y leído hasta la saciedad.

El autor es un gran aficionado a la historia, con especial interés en la militar, y decidió enfocar la obra como un compendio de testimonios orales, en la onda de diversos libros del ganador del premio Pulitzer Studs Terkel o del volumen La Tercera Guerra Mundial, del general británico Sir John Hackett. Si estuviéramos hablando de cine, lo calificaríamos de mockumentary, un falso documental.

Detengámonos brevemente en la obra de Hackett, quien figura en los agradecimientos de Guerra Mundial Z junto al mencionado Terkel y George A. Romero, padre putativo del género zombi.

La Tercera Guerra Mundial (1982) es una obra de política-ficción escrita años después del hipotético fin de esta, en 1985. Se trata de una breve aunque devastadora conflagración entre las democracias occidentales y el bloque soviético, de la que la OTAN surgió vencedora.

El libro reúne un compendio de testimonios de personas involucradas en el conflicto. Hackett era un alto oficial británico retirado, con un fin didáctico en mente cuando redactó estas páginas. ¿Su objetivo? Fomentar una mayor compenetración entre los integrantes de la OTAN frente a la amenaza de la URSS y el Pacto de Varsovia.

Gracias a las medidas sugeridas por el general, implementadas por la organización atlántica en el escenario planteado en el libro, Occidente prevalecía.

Utilizando a un documentalista de la ONU como hilo conductor, Brooks, mediante las voces de personajes de muy distinto origen y condición, narra el origen de la amenaza zombi, cómo la humanidad es puesta contra las cuerdas y acaba imponiéndose.

Pese a que la intención del autor no es otra que la de entretener –frente a la intención de influir en política de defensa de Hackett–, ello no está reñido con el conocimiento de la materia tratada.

Brooks también pergeña un inteligente ejercicio de política-ficción, planteando el apocalipsis zombi como nadie lo había hecho antes: deteniéndose en cómo se produce la propagación mundial de los zombis y de la histeria consiguiente, y asimismo reflejando los planes de defensa para hacerles frente, la implementación de nuevas estrategias militares y armas ante el fracaso del modus operandi de los ejércitos convencionales, el estrés postraumático de los supervivientes, la propaganda diseñada para elevar la moral de estos o la reconversión de la economía a una de guerra sin parangón.

Desprovisto del menor atisbo de chauvinismo estadounidense, Brooks abarca los cuatro puntos cardinales del globo, y plasma un amplio fresco geopolítico que deviene, en casos como el de Corea del Norte, en una aterradora posguerra zombi. De hecho, descubrimos que el planeta Tierra jamás volverá a ser el mismo.

Por otro lado, la obra no sólo se detiene en el destino de los estados. También sigue una vena más cercana, que recoge las vivencias del ciudadano de a pie. Se intuye asimismo la presencia, más o menos velada, de personajes tan diversos como Nelson Mandela, la reina Isabel II, Paris Hilton  o Steven Spielberg.

Si su primer título lo lanzó al estrellato, Guerra Mundial Z ha consagrado a Brooks. En 2011 Publishers Weekly cifraba las ventas del libro en un millón de ejemplares.

Guerra Mundial Z dio lugar en 2007 a un laureado audiolibro que, entre otros, cuenta con los talentos vocales de Mark Hamill, Martin Scorsese, Paul Sorvino, John Turturro y Simon Pegg.

Por si esto fuera poco, Brad Pitt entró en escena y compró los derechos cinematográficos de la obra, casi en el momento de su publicación, por un millón de dólares. Esa es, por cierto, la única relación de Brooks con el proyecto fílmico.

Desde que se conoció que Pitt había adquirido los derechos, el clamor generalizado fue que la película sería un vehículo para el lucimiento del actor, con una dudosa fidelidad respecto al original.

Parafraseando a Woody Allen, podríamos decir que Brooks tomó el dinero y salió corriendo, sin querer saber nada del devenir del proyecto. En todo caso, sus elegantes declaraciones han dejado claro que también hacía suyo ese clamor contrario al film.

No ha comprado páginas en la revista Time o en el New York Times para despotricar contra Pitt, como hicieron en el pasado Anne Rice, ante la elección de Tom Cruise para interpretar a Lestat en Entrevista con el vampiro (Interview with the vampire, Neil Jordan, 1994), o Clive Cussler, para denunciar el desaguisado cometido con su novela Sahara, en la película homónima de 2005 protagonizada por Matthew Mconaughey y Penélope Cruz.

No obstante, Brooks le prohibido al grupo editorial Random House que emplee la imagen de Brad Pitt en la portada de futuras ediciones del libro.

El núcleo duro de fans de la novela rehuirá la película, que hubiese quedado excelente como una serie televisiva en clave de falso documental. En todo caso, ese puñado de fieles siempre podrá volver a releer el que probablemente sea, a riesgo de pecar de exagerado, el equivalente de Guerra y paz dentro del género zombi.

Sinopsis

Por fin, toda la verdad sobre la pasada guerra con los muertos vivientes

Max Brooks ha dedicado varios años a recorrer el mundo en busca de todos los testimonios que ahora reúne aquí sobre la guerra mundial zombi. Por insólito que parezca este libro, que algunos tildan de novela demasiado realista, es la parte censurada del informe que le encargó Naciones Unidas para que quedara memoria de «La Crisis», los «Años Oscuros» o la «Plaga Andante», principalmente conocida como Guerra Mundial Z. Al parecer había «demasiado factor humano».

Este libro aclara realmente cómo el doctor Kwang Jingshu descubrió los primeros casos y se destaparon las pruebas ocultadas por el gobierno chino sobre el gran estallido. También cómo surgió y se propagó el controvertido Plan Naranja de supervivencia, fruto de un oscuro cerebro del apartheid sudafricano. Además contiene los testimonios directos de gentes de la posguerra: contrabandistas de Tíbet, oficiales de servicios secretos de medio mundo, militares, científicos, industriales, políticos, ecologistas, supermodelos, gentes de culturas alternativas tras el cataclismo y muchos otros que lucharon para defendernos de la amenaza de los zombis. También de aquellos que no lo hicieron tanto e incluso de aquellos que creen que la lucha continúa.

Por fin, el mundo sabrá la historia verdadera de cómo la humanidad estuvo a punto de extinguirse. Desde el fin oficial de hostilidades se han producido numerosas tentativas para documentar la guerra zombi. Guerra Mundial Z es el relato definitivo –realizado por los propios supervivientes- de los detalles tecnológicos, militares, sociales, económicos y políticos de cómo la civilización estuvo al borde de la extinción en la lucha total contra el muerto viviente.

Un relato insólito y realista, lleno de interrogantes sobre cómo se comportó la Humanidad ante la gran amenaza de la extinción

Max Brooks (Maximillian Brooks, Nueva York, 1972) es escritor, guionista y actor. Hijo del director Mel Brooks y de la actriz Anne Bancroft, desde 2001 a 2003 fue miembro del equipo de guionistas del programa de televisión norteamericano Saturday Night Live. En 2003, fascinado al descubrir el gran secreto, lo dejó todo para documentar la Guerra Mundial Zombi por encargo de Naciones Unidas. Publicó su primer libro The Zombie Survival Guide (editado en España por editorial Berenice). Este manual de supervivencia para un apocalipsis zombi, con un sorprendente éxito de ventas, le llevó a pensar que más gente había descubierto el secreto. A partir de entonces Brooks ha dedicado estos años a viajar por multitud de lugares del planeta para conseguir material de documentación de dicha catástrofe.

El segundo de sus libros, Guerra Mundial Z. Una historia oral de la guerra zombi (World War Z: An Oral History of the Zombie War) fue publicado en inglés en septiembre de 2006 y fue un bestseller instantáneo en las listas de The New York Times.

Ficha editorial

Guerra Mundial Z. Una historia oral de la guerra zombi

Max Brooks

Almuzara

ISBN: 978-84-96968-81-3

Páginas: 464

Tamaño: 14.5x22

Rústica

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Almuzara. Reservados todos los derechos.

José Luis González

Experto en literatura, articulista y conferenciante. Estudioso del cine popular y la narrativa de género fantástico, ha colaborado con el Museo Romántico y con el Instituto Cervantes. Es autor de ensayos sobre el vampirismo y su plasmación en la novela del XIX.

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Hacer experimentos
    Hacer experimentos Cuando se habla de ciencia, la concepción popular es que se trata de una actividad básicamente experimental, es decir, que se dedica fundamentalmente a planear y realizar experimentos. (Otra visión, más estereotipada todavía, es la…
  • La dama del abanico y el agua destilada de rosas
    Escrito por
    La dama del abanico y el agua destilada de rosas Una de las pintoras más injustamente desconocidas del siglo XVI es la italiana Sofonisba Anguissola. [Primera acotación: sí, he dicho bien, pintora, acabado en a, femenino singular. Lejos de mí el reclamo feminista: quienes me conocen…

Cartelera

Cine clásico

  • La segunda señora De Winter
    Escrito por
    La segunda señora De Winter En Internet puedes encontrar las muchísimas, muchísimas ediciones que se han hecho de esta novela clásica, Rebeca, cuya autora ha quedado, quizá, eclipsada, por la fama de sus personajes. Pero Daphne du Maurier, nacida en…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "VerSons" (2013), de Abe Rábade
    Escrito por
    "VerSons" (2013), de Abe Rábade Comenzamos la escucha de VerSons (Nuba + Karonte Records, 2013), el noveno trabajo de Abe Rábade, con una sorprendente versión de "Solar", el tema que Miles Davis inmortalizó en su álbum Walkin' (1954). Desde…
  • Proust y la droga sonora
    Escrito por
    Proust y la droga sonora El 14 de enero de 1895 Marcel Proust publicó en el periódico Le Gaulois un artículo titulado «Un domingo en el Conservatorio». Proust no era todavía Proust, es decir que no había compuesto su gran…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1