"Filosofía viva", de Henryk Skolimowski

La filosofía es un ejercicio complejo y Henryk Skolimowski sabe que no puede plantearse como escritura en mármol, sino como un tanteo que vaya ampliando el círculo del pensamiento. En este sentido, leer a este filósofo polaco nos ayuda a entender las metas y tropiezos de la humanidad en el curso de una nueva revolución ‒esta vez tecnológica‒ que nos invita a vigilar el carro (el materialismo y sus afanes) pero olvidando a los caballos (la sabiduría y la vida en contacto con la biosfera).

Frente a la seducción digital y a la tecnofilia, Skolimowski propone un nuevo pacto con la Naturaleza y una revisión de esa espiritualidad que ya no depende de las religiones organizadas ni de los credos tajantes. Para aclarar esto último, digamos que el filósofo convierte a nuestro planeta en un santuario: un espacio profundo, en el que la vida se afirma incluso en la muerte, y donde la cultura conversa con la biodiversidad. Ni que decir tiene que esta perspectiva de Skolimowski encaja a la perfección con el aporte científico de sabios como Edward O. Wilson.

Esta ecofilosofía que nos propone el intelectual polaco implica una ética muy determinada y un compromiso claro con el equilibrio de todas las formas de vida. Así, al leer este nuevo libro de Skolimowski, uno siente que la añorada conexión entre ciencias y humanidades debería pasar, necesariamente, por esa trama filosófica que él plantea de una forma tan apasionada como exuberante.

En cierto modo, el autor nos propone un viaje en busca de sentido. Un viaje que, además, tiene resonancias cósmicas y que nos invita a frenar ciertos impulsos, deudas y obligaciones que pueden llevarnos hasta un punto que nos resulte irrespirable.

"El poder reside en el cosmos ‒escribe‒. Nosotros somos sus repositorios. Eso implica una profunda unidad entre el universo y el ser humano, en la medida en que nos reconocemos como una extensión de los poderes del universo".

Filosofía viva. La ecofilosofía como un árbol de vida recorre todos esos aspectos vitales que, tras ser banalizados por la tecnología y por la frivolidad de nuestra época, conviene percibir y replantear desde un nuevo ángulo. Virtudes como la austeridad y la responsabilidad adquieren otro sentido, más relevante, cuando quedan amparadas por esa ética ecológica que Skolimowski nos incita a poner en práctica.

Créanme, este libro es algo más que un ejercicio de lucidez e inteligencia. En realidad, es una guía extraordinaria para afrontar los mayores retos del siglo XXI.

Sinopsis

La ecología es una cuestión política crucial de nuestra época, declaran cada vez más voces. Pero aunque esta afirmación es cierta y necesaria, se queda corta, dado que reduce el ecologismo a una ideología, y en la actualidad necesitamos algo más que eso. Nos hace falta asumirla desde una perspectiva que incluya todos los aspectos de la vida.

La ecofilosofía parte del supuesto de que nuestra cosmología no sólo determina nuestra imagen del universo físico, sino también el sentido de nuestras acciones. De ahí que el restablecimiento filosófico que se ha de llevar a cabo en nuestro tiempo no se deba limitar exclusivamente a los problemas medioambientales, porque va más allá de causas económicas y tecnológicas, e incluso morales. El núcleo de la crisis planetaria es una consecuencia de las limitaciones de la cosmología mecanicista que nos rige y de su deficiente y restrictivo modo de interpretar la naturaleza. Necesitamos una actitud reverente hacia la naturaleza, como la que tuvieron algunas culturas del pasado, para comprender la realidad de una forma más integral. El ser humano es una extensión de la naturaleza. Por tanto, necesitamos considerar los valores humanos como parte de un espectro más amplio en el que la naturaleza participe y co-defina nuestra relación con la vida.

Este libro ofrece una visión filosófica renovadora del mundo que abarca desde la cosmología hasta la conciencia, pues el pathos de las sociedades modernas es, en definitiva, un problema de sentido.

Henryk Skolimowski (Varsovia, 1930) estudió lógica y musicología en la Universidad de Varsovia y se doctoró en filosofía en Oxford. Más tarde se trasladó a la Southern University de Los Ángeles y a la Universidad Ann Arbor de Michigan, donde ha permanecido muchos años como docente. Hoy en día es considerado la figura más relevante de la ecosofía y una de las personalidades más rigurosas que abogan por un cambio de paradigma.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Ediciones Atalanta. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Prefacio al "Prefacio"
    Escrito por
    Prefacio al "Prefacio" En El efecto Shakespeare me he referido a la capacidad que tiene Shakespeare de hacer que cualquier libro acerca de sus obras resulte interesante. Sin embargo, entre los muchos libros que se han publicado acerca de Shakespeare,…
  • Los censores de Goethe
    Escrito por
    Los censores de Goethe En 1771, el joven Goethe había terminado Götz van Berlinchingen, el de la mano de hierro. No halló editor para esta temprana novela dramática, que se publicó en 1773 sin nombre de autor ni pie de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Apuntes sobre la violencia
    Apuntes sobre la violencia Lo dice la neurociencia y lo confirman las ciencias sociales: la violencia y la sed de venganza son estados más naturales que la inclinación a la paz y al perdón. El humanismo y otras artes…

Cartelera

Cine clásico

  • La poética del naufragio
    Escrito por
    La poética del naufragio Hay una lentitud cansada en la película, un ritmo sostenido pero lleno de silencios forzosos. Es como si la respiración se detuviera en aquellos pasajes que más encogen el alma, como si no pudiéramos con…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • A soplar se ha dicho
    Escrito por
    A soplar se ha dicho Antonio Rosetti se llamaba, en verdad, Anton Rössler. No sabemos bien cuándo nació en Bohemia, aunque se supone que fue por 1750. Tampoco, por qué se hacía pasar por italiano. Le tocó morir en 1792.…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La incredulidad darwiniana
    La incredulidad darwiniana Según el filósofo Daniel Dennett, la tendencia que tenemos los seres humanos a atribuir intenciones —inteligencia— no sólo a nuestros congéneres, sino a otros seres vivos e incluso a objetos inanimados es una estrategia de…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC