"¿Está usted de broma, Sr. Feynman?", de Richard P. Feynman

El placer de leer ‒o escuchar‒ a Richard P. Feynman se diferencia del que proporcionan otros científicos en la medida en que el humor, la heterodoxia y la inteligencia ocupan, en su caso, un espacio equiparable. A diferencia de otros sabios poco dotados para las relaciones públicas, él supo teñir de simpatía cada una de sus apariciones, convirtiendo esa cualidad en un rasgo de estilo que, por otro lado, jamás le restó profundidad a su discurso.

Este libro, editado por vez primera en 1985, fue redactado por su amigo Ralph Leighton a partir de las conversaciones que ambos mantuvieron a lo largo de los años. Con sólo repasar esta obra, podríamos esbozar una interpretación de la personalidad de Feynman, un tipo impredecible y de una cordialidad avasalladora, cuya excelencia científica no llevaba aparejada ni una pizca de arrogancia.

En su faceta más sutil, ¿Está usted de broma, Sr. Feynman? se presenta como un autoanálisis. El físico reflexiona sobre esa curiosidad que heredó de su padre, tantea su interés por saberes como la filosofía o la biología, recuerda su paso por el Proyecto Manhattan y plantea ideas muy sugerentes acerca de la educación o sobre el camino que debe seguir un investigador. A lo largo de ese camino, averiguamos que aprendió japonés, que le encantaba flirtear y que incluso llegó a estudiar sus sueños.

Coincide una parte crucial de esta narración con el periodo durante el que estuvo casado con su gran amor, Arline Greenbaum, víctima de una incurable tuberculosis en 1945.

En lugar de que esa variedad de temas produzca un efecto de digresión, lo cierto es que la lectura fluye como si Feynman nos interpelara sin interrupciones. Ésta, en el fondo, no es la historia de su vida, sino de esa vida que quiere compartir con nosotros y que adorna con historietas y ocurrencias.

Como ven, las expectativas del lector que busque amenidad se ven perfectamente colmadas ‒Feynman lo mismo habla de cloropastos y de gravitación que de música de samba y bailes en top-less‒. Pero si ese lector es, además, un aficionado a la divulgación cientítica, está claro que este libro se convierte en una adquisición obligatoria y en una verdadera fiesta.

Por las páginas de ¿Está usted de broma, Sr. Feynman? desfilan infinidad de personajes, incluida esa elite que encabezan Albert Einstein, John von Neumann y Wolfgang Pauli. "Mentes inmensas", así califica a este tipo de titanes el propio Feynman, fascinado por ellos en la época en que era estudiante de segundo ciclo en Princeton.

Deslenguado, hilarante y a veces conmovedor. Ese es el Feynman que aquí nos encontramos: una suerte de Mark Twain de la física, enfrentado a su propio test de  Rorschach... y encima tomándoselo a broma.

Otro premio Nobel, el físico Murray Gell-Mann, resumió a la perfección el espíritu de esta obra: “Feynman fue un gran científico, pero dedicó un esfuerzo ímprobo a generar anécdotas sobre sí mismo".

Sinopsis

Richard Feynman no ha sido sólo uno de los físicos teóricos más destacados del mundo sino también una personalidad insólita y genial cuyas investigaciones sobre la reformulación de la teoría cuántica para calcular las interacciones entre la radiación electromagnética y las partículas elementales le valieron el Premio Nobel de física de 1965. En su biografía y en su obra se dan cita la curiosidad irrefrenable, el escepticismo empedernido, el sentido del humor, el gusto por la travesura, la más vasta cultura y el más penetrante ingenio. Feynman es seguramente la única persona en el mundo que ha reventado las cajas fuertes más seguras de Los Alamos durante la fabricación de la bomba atómica y que ha tocado con maestría la frigideira en una banda de samba brasileña; que ha explicado física a cerebros como Einstein, Von Neumann y Pauli y que ha tocado los bongos en una compañía de ballet; que ha sido declarado deficiente mental por el ejército norteamericano y que ha obtenido el Premio Nobel por la Academia Sueca.

¿Está usted de broma, Sr. Feynman? recoge las conversaciones mantenidas a lo largo de una serie de años con Ralph Leighton, quien se encargó de grabarlas y transcribirlas.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Alianza Editorial. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Los libros de Dios
    Escrito por
    Los libros de Dios Algunos dioses han demostrado una verdadera afición hacia los libros, aunque muchos de ellos se han mostrado indiferentes a lo literario. Es difícil hablar de libros revelados en la antigua Grecia, excepto los misteriosos textos…
  • Musicalia moral
    Escrito por
    Musicalia moral Nunca sabremos qué música escucharon los griegos. Sin embargo, sí sabemos la importancia que a la música concedían, ya que sus saberes, personificados por las Musas, invocaban el mismo vocablo para ambas cosas, la música…
  • Josephine Garis Cochrane (1839-1913)
    Josephine Garis Cochrane (1839-1913) Inventora y empresaria estadounidense, creadora del primer lavavajillas funcional. Nació en el condado de Ashtabula (Ohio). Su padre, John Garis, era un ingeniero civil que había participado en la fundación y desarrollo de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Bebés colonizados
    Bebés colonizados El ser humano tiende a vanagloriarse de su superioridad sobre los demás organismos del planeta (herencia que en parte le debemos al cristianismo, con su mito del “rey de la creación”, hoy afortunadamente rebatido por…
  • El pájaro Max y el caballo Leonora
    Escrito por
    El pájaro Max y el caballo Leonora Será en View, en el monográfico que esta revista dedicó a Max Ernst (marzo/abril de 1942) donde Leonora reúna, por última vez, la iconografía que ambos amantes habían tomado como suya propia. Ese lenguaje secreto…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Una ópera para Napoleón
    Escrito por
    Una ópera para Napoleón Giovanni Paisiello fue un auténtico hijo de su época, músico errabundo que sabía impregnarse de las corrientes estéticas de su generación. En la postrera fase de su carrera, después de las fructíferas etapas rusa (El…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC