"El mago manco", de Ramón Mayrata

"Cuando murió Diana ‒leemos al comienzo de El mago manco‒, Manuel el Cubano, a quien conocíamos por don Manuelito, cerró la puerta de la casa y se refugió en la última planta del Hotel Las Sibilas. Era un forastero y no tenía amigos. Aun así hubo quien echó de menos sus idas y venidas por la calle de Hurones con el traje de lino impoluto, la corbata de hebilla y un habano entre los dedos. Añoraban su estampa estival y caribeña que le convertía en un viandante improbable en una ciudad de inviernos extremados.

En la habitación del hotel se sentía perdido. Además el dolor no hacía más que intensificarse. Los camareros le subían puntualmente las comidas y las retiraban sin que casi las hubiera tocado. Por ellos sabíamos que se pasaba el día ante la ventana, arrojando humo por la nariz y ahuyentando las volutas del rostro. Sus ojos irritados acribillaban el cordal de granito que llaman la Mujer Muerta. Según la leyenda, su interior cobija una mujer dormida. Allí había esparcido sus cenizas. ¡Qué pronto se sentía el silencio en aquella ciudad sigilosa!

Don Manuelito esperaba una señal de Diana. Ella había creído firmemente a lo largo de su vida que, al morir, su conciencia emigraría a otro cuerpo. Una reencarnación que se repetiría tantas veces como fuera preciso hasta que se cumpliera su destino. Sobre este asunto no admitió jamás discusión alguna. Incluso había obligado a don Manuelito a jurar que el primero en llegar al más allá daría señales de vida en el plazo de diez días".

Don Manuelito, un asesino a sueldo, ha sufrido mucho tiempo la agonía de la vida sin el paliativo del amor. Pero desde que conoció a Diana ha decidido apartarse del mal como quien deja el tabaco drásticamente.

Cuando el tahúr Joe Zigzag, el hombre que jamás perdió una partida, empezó a sentir que añadía belleza al asombro, se convirtió en mago.

Ramón Mayrata nos sumerge en esta novela en el universo de la magia mediante estos personajes, cuyas vidas se unen de manera inopinada y desconcertante tras la aparición del cadáver mutilado del tahúr.

Don Manuelito, espera una señal de su mujer muerta desde el más allá, pues habían acordado que el primero que muriese se pondría en contacto con el otro como hiciera Harry Houdini, con su esposa Bess Rahner.

Pero las únicas señales del otro mundo parecen provenir del tahúr asesinado.

Con un peculiar sentido del humor, la novela nos muestra que  la magia es un sistema de conocimiento para desollar la piel de la realidad, para indagar lo que ocultan las apariencias. 

El universo corrupto en el que vivimos parece concebido por un gran tahúr y para subsistir es ineludible desmontar sus trampas.¿No es la literatura, también,  una forma de magia y el escritor un prestidigitador que mantiene la realidad en suspenso mientras prosigue la fábula?

FronteraD Ediciones

150 x 210 mms

ISBN 978-84-942853-1-8 

334 páginas

Fecha de publicación: octubre de 2014

Thesauro Cultural

El diálogo entre las ciencias y las humanidades. A eso nos dedicamos en Thesauro Cultural (The Cult.es), una revista consagrada a la divulgación cultural y científica y al diseño de recursos educativos.

El mundo está cambiando. Para entender el porvenir ‒y sobre todo, para mejorarlo‒, ya no basta con encasillarse en una sola especialidad. Y aunque todavía se abre un abismo entre ciencias y letras, lo deseable es la cooperación entre diversas disciplinas, explorando así las fronteras del conocimiento.

Para alcanzar esa síntesis entre diversas áreas del saber, colaboran en Thesauro Cultural profesores, periodistas, divulgadores, científicos y gestores culturales. 

Gracias a esta interacción entre autores procedentes de distintos campos del conocimiento, Thesauro Cultural, a través de más de 25.000 artículos, ofrece a sus seguidores curiosidad, elementos para la reflexión y el debate, recursos para el estudio, y por encima de todo ello, herramientas para una mejor comprensión del mundo que nos rodea.

Thesauro Cultural es conocimiento al servicio de la acción: un repaso a nuestra herencia cultural para comprender nuestro presente y organizar nuestro futuro.

Social Profiles

logonegrolibros

  • Cómo escuchar libros
    Escrito por
    Cómo escuchar libros En la época actual tenemos, en efecto, la posibilidad no sólo de leer los libros, sino de escucharlos. Algunas personas a las que he comentado mi afición a escuchar los libros me han dicho que un…
  • Apostillas a Beatriz Sarlo
    Escrito por
    Apostillas a Beatriz Sarlo Se puede leer en El País del 15 de julio pasado un inteligente y ameno artículo de la ensayista argentina Beatriz Sarlo: El mundo será Tlön. Beatriz es mi paisana pues nacimos en Buenos Aires…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Lem: novela, filosofía y ciencia
    Lem: novela, filosofía y ciencia Pensar en relaciones entre ciencia y literatura remite siempre a la ciencia ficción. Es común verla como un simple uso fantasioso de conceptos vagamente científicos (como La Guerra de las Galaxias, que por supuesto NO…

Cartelera

Cine clásico

  • La edad de oro de Amblin
    Escrito por
    La edad de oro de Amblin Hasta hace relativamente poco, los años ochenta eran mirados por encima del hombro e incluso despreciados por los cinéfilos de pro y la crítica sesuda. Sin embargo, los que tuvieron la suerte de ser niños…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La verdadera Matrix
    La verdadera Matrix Como tantos en todo el mundo, en noviembre de 2003 acudí esperanzado a ver la tercera parte (y supuestamente final) del filme The Matrix. Y como tantos, supongo, salí vagamente decepcionado. Si la segunda parte,…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Del cancionero de Alexander Zemlinsky
    Escrito por
    Del cancionero de Alexander Zemlinsky En la Viena de la preguerra de 1914, la figura de Alexander Zemlinsky actúa como un puente entre la herencia y la revolución, personificada ésta en su alumno y pariente Arnold Schoenberg. Quizá sea su…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El ajolote de Xochimilco
    El ajolote de Xochimilco "En el año de 1245, según la cronología del abate Clavijero, llegaron (los aztecas) a Chapultepec […] se refugiaron los aztecas para conservar su independencia en un grupo de islotes llamados Acocolco, situado en el…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC