"Cartas desde la revolución bolchevique", de Jacques Sadoul

En el siglo XX ha habido enseñanzas de la historia que han cambiado el rumbo del mundo, no sólo en un aspecto material o geoestratégico, sino desde una perspectiva ética y moral. La caída del muro fue una de esas lecciones, precedida por un largo, sinuoso y doliente trayecto que comenzó en 1917.

Y es justamente ese año, en el que la Revolución soviética desbordó aquí y allá las emociones de sus defensores, la fecha que justifica este interesantísimo epistolario: uns serie apasionante de cartas que debemos a la pluma del capitán Jacques Sadoul.

A estas alturas, ya nos hemos acostumbrado a estudiar el proceso revolucionario sin las lentes del romanticismo, y sobre todo, sin los prejuicios bipolares de la guerra fría. Baste con un ejemplo: los poetas del pasado se emocionaban al hablar de Stalin, a quien hoy, con buen criterio, catalogamos entre los tiranos más sanguinarios de su tiempo. Por otro lado, también hemos aprendido a juzgar aquella explosión nacionalista y política del 17 con todas sus justificaciones, considerando tanto el idealismo de algunos de sus promotores como el frío cálculo de muchos de sus jerarcas.

En esa tensión entre fascismo y comunismo que fracturó a Europa, el único partido que hoy nos sentimos obligados a tomar es el de los historiadores, sobre todo cuando éstos nos ayudan a comprender cómo y por qué triunfaron las opciones más totalitarias.

Es precisamente en ese campo ‒el de la historiografía‒ en el que hallan su contexto las cartas de Sadoul (1881-1956), un personaje tan complejo como apasionante. Político, periodista, sindicalista, diplomático... y por encima de todo ello, testigo directo de aquellos acontecimientos que fijaron la mirada del mundo entero en Moscú.

Sadoul formó parte de la misión militar que Francia envió a Petrogrado, cuando la Gran Guerra aún condicionaba las decisiones de las grandes potencias europeas. Sin embargo, su viaje supuso un compromiso personal, y acabó formando parte del entramado bolchevique, como propagandista, y sobre todo, como colaborador en Ucrania del revolucionario búlgaro Christian Rakovsky, una figura muy próxima a la de León Trotski.

A Sadoul lo encontraremos luego en el núcleo fuerte de la Internacional Comunista, y más tarde como gran impulsor de ese ideario en Francia, sobre todo cuando ejerció como corresponsal del diario soviético Izvestia. Como tantos incondicionales de la Komintern, acabó cegado por sus propias ideas, defendiendo las decisiones de Stalin cuando éstas tenían pocas cosas defendibles. Más bien todo lo contrario. En todo caso, está claro que la obediencia al dictador, incluso en sus periodos más letales, fue moneda corriente entre muchos intelectuales del momento.

Sadoul legó a la posteridad tres obras de enorme interés para acceder a la intrahistoria de aquellos años: el panfleto Naissance de l’URSS. De la nuit féodale à l’aube socialiste (1946) y los libros Notes sur la révolution bolchévique (1919) y Quarante Lettres de Jacques Sadoul (1922). Precisamente son esas cartas las que ahora llegan al lector español, en una magnífica edición de Inés y Constantino Bértolo, quienes nos introducen en las facetas más reveladoras y sutiles del personaje.

Esa sutileza, por cierto, se revela en párrafos como éste que redacta el 13 de abril de 1918: "Lo confieso, desde hace cinco meses, tengo la ventaja considerable de estar metido de forma permanente en la vida política rusa, en los círculos de la oposición y en los círculos soviéticos. Y es porque trabajo así, no según rumores y esperanzas, sino sobre hechos, por lo que nunca he intentado presentar Rusia tal y como debería ser para gran felicidad de los aliados, sino tal y como es para gran dolor de todos".  

Sin duda, este libro es una importante contribución a ese esfuerzo editorial que coincide con el centenario de aquella sacudida internacional ‒ese verdadero cataclismo‒ que idearon Lenin y sus colaboradores: una revolución que no sólo varió el destino de Rusia, sino el de buena parte del planeta.

Sinopsis

Entre octubre de 1917 y mayo de 1918, Jacques Sadoul, diplomático francés enviado a Petrogrado (San Petersburgo) en misión técnica, asiste a los acontecimientos de la revolución bolchevique y comparte cada día impresiones y negociaciones con Lenin, Trotski y los miembros del nuevo poder revolucionario.

Sus cartas enviadas a Francia dan cuenta del día a día en las calles, y también de las tensas relaciones entre las potencias, que dudan entre apoyar al nuevo poder de los sóviets o mantener sus políticas conservadoras e imperialistas.

Una crónica única, de un testigo que consigue a la vez ser imparcial y caluroso, realista y visionario.

Jacques Sadoul (1881-1956) abogado, político y escritor francés que después de su estancia en la Rusia bolchevique se convirtió en uno de sus mayores defensores en Europa. Participó en la fundación del Partido Comunista francés y fue una figura polémica tanto dentro como fuera de la organización. Sus cartas al ministro Albert Thomas son el reflejo de una época convulsa que cambió el curso de la historia.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Turner. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • El cerebro auxiliar
    Escrito por
    El cerebro auxiliar La escritura supone un cambio en nuestra manera de relacionarnos con la realidad, porque permite que nos observemos a nosotros mismos. Las páginas web, los weblogs y en general todo el procesamiento de información gracias…
  • Dos mocedades y una antigüedad
    Escrito por
    Dos mocedades y una antigüedad Yo era un mocito veinteañero cuando Marshall Mac Luhan dijo aquello de que el medio es el mensaje, lo cual se popularizó en una suerte de tautología amable: el mensaje está en el medio. Dicho…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Agujeros negros y ciencia básica
    Agujeros negros y ciencia básica “Pocas cosas como el universo”, dice la famosa frase de Augusto Monterroso. Parafraseándolo, aunque con menos gracia, podríamos decir que hay pocas cosas en el universo tan interesantes como un agujero negro. Quizá sean los…
  • Dos y dos son… ¡un conejo blanco!
    Escrito por
    Dos y dos son… ¡un conejo blanco! Suelen gustarme las novelas protagonizadas por ilusionistas y matemáticos. Entiendo que me atraigan los ilusionistas: lo que no alcanzo a comprender es lo de los matemáticos. Claro que lo entenderían aún menos los profesores de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Rossini eclesiástico
    Escrito por
    Rossini eclesiástico Es sabido que la música de iglesia atareó a Rossini desde su más tierna edad hasta su último esplendor compositivo: en 1808, en su época estudiantil en Bolonia, ya le vemos autor de una Misa…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La vida en un tronco muerto
    Escrito por
    La vida en un tronco muerto Los paseantes del otoño conocemos bien esta estampa: un tronco caído, como una carcasa de tonos grises y ocres, confundiéndose entre la joven vegetación que va apropiándose de su espacio. ¿Un resto inservible y superfluo?…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC