"Burgueses imperfectos. Heterodoxia y disidencia literaria en Cataluña", de Jordi Gracia

Los protagonistas de este excelente libro son, a un tiempo, heterodoxos y autores canónicos. Pese a que la historia oficial los presenta como perfectos burgueses, su relación con esa etiqueta es ambigua, y en más de un caso, conservan ese gesto rebelde e irónico que suele unir a los escépticos.

El catálogo de autores analizado por Jordi Gracia es formidable: Agustí Calvet, Gaziel, Joan Ferraté, Joan Margarit, Joan Oliver, José Ferrater Mora, Josep Maria Castellet, Josep Pla, Pere Gimferrer... Dada la naturaleza de dicho grupo, es muy oportuno que el autor escape del relato hegemónico para "explicar sus salidas de tono y sus irreverencias calculadas, su capacidad para mantenerse lejos de los prejuicios de la tribu o para asumirlos sólo fingidamente".

Al tiempo que fundamenta el carácter y las discrepancias de cada uno de ellos, Gracia nos ofrece un retrato ibérico de la segunda mitad del siglo XX. Estos intelectuales aportan, además, los ingredientes que mejor explican las relaciones entre Cataluña y el resto de España, hoy dosificadas con entusiasmos, rivalidades e incomprensiones.

La postura ética de autores como los aquí estudiados alcanza una vigencia especial si la tomamos en cuenta con los periódicos del día a la vista. En todo caso, Burgueses imperfectos no es una obra coyuntural, sino un profundo y ameno ensayo literario, rebosante de información y diseñado para deleite y alborozo de quienes seguimos leyendo a varias de sus figuras principales.

Ajenos al radicalismo político y a la retórica encendida de las vanguardias, y asimismo familiarizados con el entorno creativo y filosófico español, Pla y compañía cuestionan incesantemente determinado perfil del intelectual en Cataluña. Solo por eso, al menos desde nuestra perspectiva más inmediata –y seguramente superficial–, quedan justificados su heterodoxia y su inconformismo con la cultura oficial. En definitiva, esa "posición crítica intraburguesa", por usar palabras del autor.

Esta observación de la burguesía catalana es clarificadora, porque escapa de los estereotipos de clase y de ciertos análisis miopes. Hay otra razón para ello, y es que los intelectuales que Gracia reúne en este libro dicen lo contrario de lo que su divisa social representa. Con un mérito añadido, y es que muchos de sus desacuerdos y reflexiones no han perdido validez.

En impecable traducción de Julia Alquézar, Burgueses imperfectos es una obra de sumo interés tanto para los estudiosos como para el público interesado en la historia de nuestras literaturas. 

Sinopsis

La sociedad española, heredera del prejuicio que no admite disidencia o heterodoxia alguna en autores consagrados, sigue percibiendo a escritores como Josep Pla, Joan Oliver, Gaziel, José Ferrater Mora, Josep Maria Castellet, los hermanos Ferraté, Joan Margarit o Pere Gimferrer como si de veras hubiesen sido siempre canónicos: personas dóciles y obedientes, atadas a sus intereses egoístas o adaptados siempre al mejor postor o al interés más rentable.

Para Jordi Gracia, en cambio, las mejores páginas de todos ellos contienen una rebeldía intraburguesa estimulante y transgresora al margen de su ubicación política a derecha o izquierda. Han sido burgueses, sí, exigentes con su clase, más irónicos que dogmáticos, más ecuánimes que sectarios, y por tanto «burgueses imperfectos».

Su obra ha sido a menudo una forma de escapar a la moral dominante sin dejar de buscar su sitio en el sistema imperante: escribieron para desmantelar el buen juicio pragmático y la hipocresía defensiva. Han encarnado variantes diversas de la rebeldía resignada o de la insolencia amena; han actuado como ácidos sin efecto corrosivo pero sí correctivo y catártico. No los animó ningún redentorismo mesiánico, pero sí la convicción de que la dignidad ética de una sociedad pasa por decir la verdad, al menos a pequeña escala, en voz alta o baja, ascética o suntuosa.

Buena parte de estos autores han habitado confortable y felizmente una realidad catalana nutrida de cultura y literatura española sin sentirse defensores a ultranza de un patrimonio catalán limpio de adherencias o contagios españoles. No se han sentido leales a la retórica encendida de la Patria, ni de la Cultura, ni de Esencia alguna, sino fieles a la verdad moral lentamente obtenida. Ninguno de los autores tratados en este ensayo ha albergado sentimiento alguno de inferioridad por convivir con la literatura castellana en Cataluña; más bien la han habitado como un ámbito de debate, combate, rivalidad y afinidadades: un espacio vivo.

Ficha editorial

Burgueses imperfectos. Heterodoxia y disidencia literaria en Cataluña: de Josep Pla a Pere Gimferrer

Jordi Gracia

Colección: Señales, 22

Páginas: 240

ISBN: 978-84-16247-42-4

Formato: 13 x 21 cm

22,50 €

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Fórcola Ediciones. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Un libro holmesiano… para cualquier lector
    Escrito por
    Un libro holmesiano… para cualquier lector En todo el mundo hay miles, probablemente decenas de miles de holmesianos, también llamados sherlockianos. Yo mismo me podría considerar uno de ellos, aunque no pertenezca oficialmente a ningún club o sociedad (aparte de la…
  • Leer a los clásicos
    Escrito por
    Leer a los clásicos Apunto unas sabrosas reflexiones de Italo Calvino, tomadas de una publicación de Tusquets (Por qué leer a los clásicos). De jóvenes, todo nos ocurre por primera vez, hasta el encuentro con los clásicos. Por eso,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Frida Kahlo: el arte y el dolor
    Escrito por
    Frida Kahlo: el arte y el dolor "Me amputaron la pierna hace seis meses, se me han hecho siglos de tortura y en momentos casi perdí la razón. Sigo sintiendo ganas de suicidarme. Diego es el que me detiene, por mi vanidad…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La falacia del progreso
    La falacia del progreso Escribe John Gray en su libro Perros de paja que el pensamiento secular contemporáneo es un pastiche de ortodoxia científica y esperanzas piadosas que se esfuerzan en justificar la noción de progreso, una superstición según la cual…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC