"Azul. El poder de un nombre. Samidak", de Begoña Pérez Ruiz

El panorama de la ciencia-ficción en castellano se enriquece con una nueva autora, Begoña Pérez Ruiz, una novelista apasionada con el género fantástico que plasma en su primera obra, Azul. El poder de un nombre. Samidak, todo el colorido, la fascinación y el sentido de la aventura que ella misma, como lectora, ha heredado de la tradición anglosajona.

Aunque Azul. El poder de un nombre se incluye en la nómina de la space opera ‒un subgénero sobre el que luego volveré‒, lo cierto es que Pérez Ruiz añade a su lista de ingredientes narrativos las efusiones de la fantasía clásica, y por supuesto, ese tono dinámico que ya conocen los amantes del cómic clásico y el cine aventurero.

Hoy está extendida la visión, un poco caprichosa, de que la space opera es una fórmula limitada. En su extensa creación, Pérez Ruiz procura explorar esos límites, entreverando en el relato aquellas referencias que le prestan su encanto más genuino: desde la tradición caballeresca, envuelta en futurismo, hasta el viaje del héroe, anclado en el legado mitológico de las grandes civilizaciones.

El contexto en el que se ambienta la trama respeta las convenciones. Se trata de una peripecia interplanetaria que pone en conexión a una gran diversidad de criaturas, reunidas en tres ámbitos, la Federación de Planetas, el pérfido imperio Cthulkug ‒cuyo nombre amplía la sombra de Lovecraft‒ y el imperio Pélago. La protagonista ‒el personaje que da título a la obra‒ también responde a las reglas de la space opera, pues se trata de una figura que, desde el principio, escapa de los moldes de su comunidad, como si ello fuera un presagio de un destino formidable.

Por otro lado, dicho personaje nos ofrece el punto de vista y la explicación de cada contexto. Por ejemplo, cuando diferencia a los dos imperios mencionados: "Los pélagos no son unos guerreros tan intransigentes como los cthulkugs. Su estrategia no es comenzar arrasando todo y humillando al rival. Además, si verdaderamente hay algo aquí que les interesa, no destrozarán Verbace hasta que lo encuentren. Pero en cuanto den con ello, me temo que cualquier resistencia nuestra será inútil. Si no llegan refuerzos de la Flota, estamos perdidos".

Pérez Ruiz conoce bien el sendero que ha seguido la space opera desde que Wilson Tucker, allá por 1941, aplicó ese nombre a la literatura fantacientífica que seguía el ritmo melodramático de las soap operas radiofónicas. En este sentido, es muy grato comprobar que una autora española reivindica la memoria de este subgénero, gestado por creadores tan sugestivos como E.E. "Doc" Smith, Edmond Hamilton, Ray Cummings, John W. Campbell Jr. y Jack Williamson.

Sinopsis

El planeta Antirios está habitado por una raza de seres humanoides que se comunican telepáticamente y aborrecen cualquier tipo de ruido. En un mundo donde el silencio es ley, la aparición de un misterioso bebé llorando, surgido de la nada, supone toda una crisis.

El cónsul federativo Kritias Sabas deberá encargarse de recoger al bebé, una niña bautizada como Azul, y trasladarlo a Irinia, corazón de la Federación de Planetas. Pero Azul encierra más misterios que el de su extraño origen…

Será criada en orfanatos de distintos planetas hasta culminar su educación en la férrea escuela de Zahirus. Ya como oficial de la Flota Federativa, descubrirá el amor y la profecía que pesa sobre ella haciéndole imposible disfrutar de una existencia normal y feliz. Se verá forzada a alejarse de los seres que la quieren, perseguida por la sombra de la maldición de su nacimiento, aquella que señala su verdadero destino, destruir al Demiurgo Oscuro, antes de que este poderoso y terrible ser engulla a todos los mundos.

Begoña Pérez Ruiz nació en Colombes (Francia) en 1972, aunque desde bien pequeña está afincada en Getafe (Madrid), donde sufren sus manías (tanto para bien como para mal) y su mal genio (siempre para mal) su marido, sus dos hijos y su gata, y en más de una ocasión su querida compañera y amiga hobbit. Gran apasionada del mundo de los libros y las letras. Aficionada a todo tipo de lectura, especialmente a la literatura fantástica, infantil y juvenil. Esto le llevó en su juventud a colaborar en diversos fanzines y a crear el suyo propio: Los diletantes de Lovecraft, así como un club alrededor de dicho fanzine. Su diplomatura en la carrera de Biblioteconomía y Documentación le ha permitido encauzar su carrera profesional trabajando en distintas librerías, tanto generales como especializadas. Paralelamente a su trabajo de librera, en el que ya lleva más de veinte años, ha ejercido como lectora profesional para las editoriales SM y Versátil, evaluando muestras espontáneas y posibles premios. Asimismo ha colaborado con artículos sobre literatura en páginas web como Cine y Letras. Hace poco abrió su propio blog dedicado a reseñas literarias, de cómic, etc. y a dar a conocer los mundos de su novela Azul, el poder de un nombre.

Ahora, tras años como lectora, se ha convertido en escritora.

www.elpoderdeunnombre.blogspot.com.es

Ficha editorial

Azul. El poder de un nombre. Samidak

Begoña Pérez Ruiz

ISBN: 978-84-16596-08-9

Páginas: 884

Encuadernación: Rústica

P.V.P: 19,95€

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Éride Ediciones. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista The CULT, un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, The CULT sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

conCiencia Cultural

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • La estructura del espectador
    Escrito por
    La estructura del espectador En El espectador es el protagonista, empleo el comienzo de la película El Show de Truman para mostrar la diferencia entre analizar la estructura de un guión teniendo en cuenta al personaje o teniendo en cuenta al…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Sobrenatural
    Sobrenatural La ciencia se dedica a estudiar la naturaleza. ¿Y qué es la naturaleza? Todo lo que existe a nuestro alrededor. Las ciencias naturales se concentran en el mundo físico: el cosmos, nuestro planeta, las sustancias…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Cultura de ciencia ficción
    Escrito por
    Cultura de ciencia ficción La ciencia ficción nos permite emocionarnos con historias extraordinarias a la vez que aprendemos ciencia de forma amena. Obras como Blade Runner, Fundación, Interstellar o Solaris han empujado a muchas personas a salir del universo…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La música atmosférica de Daniel Lanois
    Escrito por
    La música atmosférica de Daniel Lanois Shine es el álbum que graba en 2003 el compositor Daniel Lanois para el sello Anti-. Nos hallamos ante un trabajo que pasa desapercibido para gran parte del público, quizá porque, en esta ocasión, Lanois…
  • En memoria de Ferdinand Hiller
    Escrito por
    En memoria de Ferdinand Hiller Ni siquiera el centenario de este músico francfortés sirvió para repasar, al menos en parte, su obra. El compacto que hoy les recomendaré cumple acabadamente con iluminar la sección pìanística de ella. Pensemos que Chopin…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1