Usar a los animales

Usar a los animales Imagen superior: Suncoast Primate Sanctuary, Florida, CC

El ser humano siempre ha convivido con animales. No sólo los silvestres y los de caza, sino los que domesticó mientras iba volviéndose humano.

Por muchos siglos se asumió que estaban ahí para ser aprovechados por nosotros. También se pensó que había seres humanos cuyo papel “natural” era ser esclavos. Pero conforme nos hemos ido civilizando y hemos reflexionado sobre nuestra relación con la naturaleza y los demás seres vivos, hemos cambiado.

Muchas sociedades modernas consideran que los derechos humanos son parte fundamental de toda persona. Al mismo tiempo, nos hemos convencido de que también los animales, en especial los que cuentan con un sistema nervioso de cierta complejidad, poseen derechos.

Dos tipos de actividades han sido especialmente criticadas por los defensores de los derechos animales. Una son los deportes y formas de entretenimiento en que se les utiliza y causa sufrimiento, como el toreo o las peleas de gallos o perros. Otra es el uso de animales en la experimentación científica. En el primer caso, porque se usa el sufrimiento y muerte de animales sólo como espectáculo. En el segundo, porque se cuestiona el derecho que tenemos, como especie, a utilizar a otros seres vivos capaces de sentir dolor o emociones, incluso si ello nos puede reportar beneficios enormes.

Es cierto: los animales usados en experimentación sufren. Desde hace décadas se han establecido y reforzado en todo el mundo medidas cada vez más estrictas para evitar, en la mayor medida posible, este sufrimiento. Pero es también cierto que, sin experimentos con animales, nos habría sido imposible obtener el profundo conocimiento que hoy tenemos de la anatomía y fisiología humanas, y desarrollar los tratamientos que hoy existen para incontables enfermedades.

El uso de animales en la experimentación científica es tan indispensable para el bienestar humano como su uso como alimento. En ambos casos hay opciones: usar un mínimo de individuos, técnicas que reduzcan el sufrimiento, sustituirlos por tejidos en cultivo o simulaciones en computadora, y otras variantes, en investigación; disminuir el consumo de carne o incluso promover el vegetarianismo, en el caso de los animales de cría. Pero estas soluciones no sirven para todos los casos.

Como ocurre en tantos asuntos, una visión de blanco o negro, que pretenda evitar de manera absoluta el daño a cualquier animal es tan poco aceptable como la opuesta: desdeñar o ignorar los derechos animales. Lo ideal es buscar un punto medio: un balance en que el costo —el sufrimiento animal— se reduzca al mínimo, y el beneficio para el humano sea máximo.

Es imposible dejar de utilizar a los animales. Al menos, hagamos que su uso valga la pena.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • La teoría de la relatividad de Urashima
    Escrito por
    La teoría de la relatividad de Urashima Lee mi versión del cuento en:El pescador Urashima En el cuento clásico japonés El pescador Urashima, su protagonista salva a una tortuga, que le invita a visitar el mundo de la reina de los mares. Ambos…
  • Orígenes
    Escrito por
    Orígenes Gran Dolina es un sitio de la sierra de Atapuerca, cerca de Burgos, escasamente memorable hasta 1994, cuando se hallaron en él unos huesos humanos que acabaron datando de hace 780.000 años. Tal vez sean…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe
    Escrito por
    Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe Una prosa elegante, sobria y con los adornos necesarios pero ni uno sólo más. Unos diálogos espectaculares y llenos de viveza. Unos personajes aparentando ser siempre lo que no son. Esas son las señas de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Elvis herido
    Escrito por
    Elvis herido El día que murió Elvis, un 16 de agosto de 1977, yo estaba con mi padre en un pueblo de la costa. Tal vez estaban también mi hermana y Ana, una amiga de mi padre,…
  • Ciencia y arte de papá Haydn
    Escrito por
    Ciencia y arte de papá Haydn No es arriesgado considerar a Joseph Haydn el músico por excelencia de la Ilustración. Sin dejar de lado esta fuerte categoría, conviene examinar sus límites. Haydn vivió tanto como para nacer cuando Haendel y Bach…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC