Realidad y redes

Realidad y redes Imagen superior © Kazuhiko Nakamura

Es común pensar que para hacer ciencia basta con observar sin prejuicios la realidad, recabar datos sobre ella y construir, mediante razonamientos lógicos, explicaciones —hipótesis— que le den sentido a lo observado. Luego, los científicos hacen experimentos para someter a prueba sus hipótesis, y a partir de los resultados, las mantienen o corrigen, o bien las desechan para sustituirlas por otras mejores.

Ésta es una buena primera aproximación para entender el quehacer científico. Pero es también un poco ingenua. ¿Por qué? Porque el conocimiento científico no simplemente se descubre: se construye.

El sentido común nos dice que usamos nuestros sentidos para percibir las cosas y así sabemos que existen. Parece simple: la realidad es lo que percibo.

Pero no lo es tanto. Para comenzar, porque nuestros sentidos pueden engañarnos. Hay alteraciones neurológicas que pueden causar que experimentemos imágenes o sonidos en forma distorsionada, o incluso ilusoria. Y no sólo cuando hay enfermedad: existen ilusiones ópticas, auditivas o táctiles que cualquier persona puede experimentar en forma reproducible. Que uno vea algo con sus propios ojos no siempre es prueba de que exista.

Más aún: cuando estamos dormidos y soñando, nuestro cerebro —que es quien construye, con la información de los sentidos, las sensaciones conscientes de ver, oír y tocar el mundo— nos hace creer que percibimos una realidad que no existe.

¿Cómo saber, entonces, que lo que percibimos no es una alucinación o un sueño? Sólo hay una forma: yendo más allá de la percepción individual y recurriendo a los demás. Una persona aislada no podría distinguir la realidad de una alucinación: sólo cuando otras personas perciben lo mismo podemos hablar de que algo es real. La realidad es acuerdo: producto de una red de individuos que comparten un consenso.

Y aun así, grupos muy grandes de personas han mantenido, a veces durante miles de años, creencias erróneas: por ejemplo, que el Sol da vueltas alrededor de la Tierra mientras ésta permanece quieta.

Por eso, la humanidad ha ido desarrollando, a lo largo de siglos, un método cada vez más refinado para estar lo más seguros posible de que lo que pensamos acerca del mundo es real. O al menos, que el conocimiento que construimos acerca de él es lo más confiable posible.

Pero la ciencia hecha por un solo individuo estaría también sujeta a distorsiones. Por eso es la discusión abierta, crítica y rigurosa en una red de especialistas, expertos en un tema, lo que lleva a construir los consensos científicos sobre qué es conocimiento confiable y qué no.

Para la ciencia, la realidad es producto del acuerdo, pero de un acuerdo sometido a prueba.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Otro Wagner
    Escrito por
    Otro Wagner Es habitual que, considerando filosóficamente a Wagner, se lo encuadre en el pensamiento reaccionario: pesimismo histórico, visión circular de la historia, nacionalismo xenófobo, antisemitismo, el final clericalismo de Parsifal y la fastidiosa admiración nazi. Ambigua…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

  • Chasing Pumares
    Escrito por
    Chasing Pumares Imagínense un mundo con otras reglas. Un mundo en el que no pueden dejar de encontrarse a Carlos Pumares en los rincones más inesperados. Esta extraña circunstancia se da en la ciudad más bella del…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • En memoria de Ferdinand Hiller
    Escrito por
    En memoria de Ferdinand Hiller Ni siquiera el centenario de este músico francfortés sirvió para repasar, al menos en parte, su obra. El compacto que hoy les recomendaré cumple acabadamente con iluminar la sección pìanística de ella. Pensemos que Chopin…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Esplendor y caída de un emperador
    Escrito por
    Esplendor y caída de un emperador En varios grupos de animales hay especies que por su belleza o majestuosidad destacan sobre las demás y reciben nombres con tintes nobiliarios. Así, existen pingüinos emperador, zopilotes rey y hasta animales que en su…

etimologia