Metáforas

Como sabe cualquiera que haya visto la entrañable película El cartero de Neruda, una metáfora consiste en comparar una cosa con otra distinta, con el matiz de que una comparación estricta consiste, digamos, en decirle a una mujer que sus ojos son como dos luceros, mientras que la metáfora sería decirle que sus ojos son dos luceros.

Cuando la ciencia se divulga para un público general, como ocurre en nuestra revista ¿Cómo ves?, se usan metáforas y comparaciones para tratar de hacer accesibles conceptos científicos que muchas veces son muy abstractos.

Por ejemplo, en vez de presentar las complicadas ecuaciones cuánticas que explican el movimiento de los electrones −esos híbridos de partículas y ondas− alrededor del núcleo de un átomo, en niveles de energía que se describen como “nubes de probabilidad”, se dice que los electrones se mueven en “órbitas” en forma similar a como lo hacen los planetas alrededor del sol.

El problema con estas metáforas, como muchas veces lo señalan los expertos, es que se da una imagen “distorsionada”, “menos precisa”, del concepto científico. Ni los electrones son pelotitas microscópicas ni el átomo es un sistema solar en miniatura.

Y sin embargo, ¿quién puede tirar la primera piedra? Para ser estrictos, tendríamos que aceptar que tampoco las “nubes de probabilidad” son realmente nubes: se trata, nuevamente, de metáforas que tratan de describir gráficamente lo que sólo puede representarse rigurosamente mediante ecuaciones y gráficas complejas que únicamente los expertos entienden.

Pero incluso esas ecuaciones, así como todas las otras formas en que la ciencia trata de representar, explicar y reproducir el comportamiento de la naturaleza (descripciones, modelos, simulaciones en computadora…), son sólo objetos que pertenecen a la misma familia que las metáforas. No son la naturaleza, sino cosas que se parecen, en mayor o menor grado, a ella, y que nos pueden ayudar a entenderla y predecir su comportamiento.

Muchos conceptos que hoy son centrales en ciencia fueron en un comienzo —y lo siguen siendo, sólo que ya no lo notamos— esencialmente metafóricos. ¿Existen realmente la energía, los genes, las especies, los enlaces químicos...?

La ciencia es, también, fundamentalmente una tarea de construir metáforas. Al igual que lo hace el poeta (o el divulgador científico), el investigador trata de fabricar representaciones que le permitan darle sentido a ese universo que está ahí, fuera de su cabeza. Quizá sea injusto, entonces, despreciar la labor de traducción y re-creación que hacen los divulgadores para comunicar esas metáforas al público. Después de todo, no todo mundo puede leer los poemas en su idioma original, pero todo mundo debería tener derecho a deleitarse con ellos.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El mito de Fausto: Johann Faust
    Escrito por
    El mito de Fausto: Johann Faust Dice Carlos García Gual que el de Fausto es un mito moderno muy interesante, pues podemos seguir con bastante facilidad su evolución desde su origen, como un personaje que existió, hasta sus últimas variaciones literarias…
  • Cervantes y los muchos libros
    Escrito por
    Cervantes y los muchos libros En abril libros mil, podríamos decir cambiando algo el refrán; o mejor: los mil y un libros. Ese uno final equivale a los días que se le suman a ciertas condenas: no son días, son…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La imprescindible filosofía
    La imprescindible filosofía La oposición entre ciencia y filosofía es tan vieja como tonta. Y como tantas discusiones inútiles, proviene de la ignorancia. Por un lado, muchos de quienes se dedican a cultivar la ciencia tienden a despreciar…
  • La mujer que dejó a Picasso
    Escrito por
    La mujer que dejó a Picasso "Soy la única mujer que dejó a Picasso, la única que no se sacrificó al monstruo sagrado. Soy la única que aún está viva para contarlo. Después de todo, mire lo que les ocurrió a…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Ciencia y arte de papá Haydn
    Escrito por
    Ciencia y arte de papá Haydn No es arriesgado considerar a Joseph Haydn el músico por excelencia de la Ilustración. Sin dejar de lado esta fuerte categoría, conviene examinar sus límites. Haydn vivió tanto como para nacer cuando Haendel y Bach…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC