Mentes, máquinas y la conquista del espacio

Mentes, máquinas y la conquista del espacio Imagen superior:NASA Goddard Space Flight Center

Últimamente se ha puesto de moda debatir asuntos como el aborto, la eutanasia, la clonación y otras temas controvertidos. El motivo es que los últimos avances en tecnología biomédica —ingeniería genética, diagnóstico prenatal, detección de enfermedades genéticas y, por supuesto, el desciframiento del genoma humano— abren nuevas e inquietantes posibilidades de manipular “la esencia de lo humano”. Sin embargo, todos estos debates no van más allá de la simple biología: genes, células, cuerpos. Y es probable que la verdadera esencia de lo humano, si es que la hay, esté más en el ámbito de lo psicológico.

Habría que preguntarse qué pasará cuando la ciencia y la tecnología, en su avance arrollador, conquisten el problema de la mente humana y la conciencia. Cuando, por ejemplo, comience a entenderse no sólo cómo funciona el cerebro, sino cómo produce la mente que nos caracteriza.

Un momento clave, seguramente, será cuando se construyan las primeras máquinas que puedan ser consideradas conscientes. Los debates morales y filosóficos que esta posibilidad provocará prometen ser apasionantes, seguramente mucho más que los que actualmente se dan en torno a clonaciones y abortos. Por otro lado, el avance de la inteligencia artificial —un área en desarrollo explosivo— no necesariamente requiere del surgimiento de la “conciencia artificial”. Pero no por eso el tema es menos polémico: basta con considerar lo que podría suceder con la exploración espacial.

Cualquier distancia en el cosmos, incluso entre planetas, y mucho más entre estrellas o galaxias, es enorme. Aun si fuera posible viajar a la velocidad de la luz, el tiempo requerido para hacer un viaje espacial, así sea a un destino relativamente cercano, hace que sea muy poco práctico pensar en vuelos tripulados. Es por eso que la tendencia actual es enviar robots, y tratar de que sean lo más inteligentes posible para que puedan actuar en forma autónoma.

Puede ser que un día se desarrollen robots de exploración espacial que no sólo tengan la inteligencia para llevar a cabo su labor de la mejor manera, sino que estén dotados de la capacidad de construir copias de sí mismos empleando materiales que tengan a la mano: en otras palabras, para reproducirse, y quizá incluso para evolucionar.

Si esto llegara a suceder, tendríamos que considerar quién habría conquistado el espacio: ¿la especie humana, a través de los productos de su ingenio, o una nueva especie que sería como una hija no biológica de la nuestra, y no estaría basada en la química del carbono? La respuesta nos hará reconsiderar qué es lo que consideramos “vida”.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • El imaginario revolucionario
    Escrito por
    El imaginario revolucionario “El Parlamento de Inglaterra, asistido por gran número de gentes que a él se manifestaron y a él se adhirieron, fidelísimos en la defensa de la religión y de sus libertades civiles, juzgando por larga…
  • Volviendo a Cortázar
    Escrito por
    Volviendo a Cortázar Con el centenario de Julio Cortázar sufrí un episodio de inverosimilitud. En efecto, me parece inverosímil que ese muchachón con inmutable aspecto de adolescente pudiera arrugarse como suele ser la costumbre de los ancianos centenarios. Por…
  • El misterio del autómata escritor
    Escrito por
    El misterio del autómata escritor Aunque las novedades en el campo de la robótica son habituales en el siglo XXI, el linaje de las modernas criaturas mecánicas tiene ya varios siglos. Entre los miembros más fascinantes de esa…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • El fenómeno Beakman
    El fenómeno Beakman Como parte de las celebraciones por su 75 aniversario, el Instituto de Física de la UNAM, uno de los centros de investigación más prestigiados del país, decidió traer el actor Paul Zaloom, que interpretaba al protagonista del famoso programa…
  • El espectáculo de la violencia
    Escrito por
    El espectáculo de la violencia La guerra, las revoluciones y sus protagonistas ocupan un destacado papel en los espectáculos ópticos, los gabinetes de figuras de cera y las tablas teatrales. En el primer aspecto, como indica Silvia Bordini, panoramas, neoramas,…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • "Kiss me, stupid": así se hace una comedia
    Escrito por
    "Kiss me, stupid": así se hace una comedia Las deliciosas mujercitas de los años sesenta del siglo pasado bien podrían ser hoy chicas pijippies, mitad pijas, mitad hippies. Aficionadas a la moda, sin ser esclavas. Sonrientes, sin ser insulsas. Cariñosas, sin ser pesadas.…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Giovanni Bottesini, a escena
    Escrito por
    Giovanni Bottesini, a escena Amelia Pinto no fue una soprano portuguesa ni española, como su apellido pudiera hacernos creer. Era de Palermo y, pese a sus orígenes, eligió hacer una carrera sobre todo de cantante wagneriana, con especial hincapié en…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • El sueño de Dédalo
    Escrito por
    El sueño de Dédalo Una de las historias más conocidas de la mitología griega es la del vuelo de Dédalo y la caída de Ícaro. Dédalo, uno de los inventores más talentosos de su época, había cobrado fama por…

bannernewsletter1