Mentes, máquinas y la conquista del espacio

Mentes, máquinas y la conquista del espacio Imagen superior:NASA Goddard Space Flight Center

Últimamente se ha puesto de moda debatir asuntos como el aborto, la eutanasia, la clonación y otras temas controvertidos. El motivo es que los últimos avances en tecnología biomédica —ingeniería genética, diagnóstico prenatal, detección de enfermedades genéticas y, por supuesto, el desciframiento del genoma humano— abren nuevas e inquietantes posibilidades de manipular “la esencia de lo humano”. Sin embargo, todos estos debates no van más allá de la simple biología: genes, células, cuerpos. Y es probable que la verdadera esencia de lo humano, si es que la hay, esté más en el ámbito de lo psicológico.

Habría que preguntarse qué pasará cuando la ciencia y la tecnología, en su avance arrollador, conquisten el problema de la mente humana y la conciencia. Cuando, por ejemplo, comience a entenderse no sólo cómo funciona el cerebro, sino cómo produce la mente que nos caracteriza.

Un momento clave, seguramente, será cuando se construyan las primeras máquinas que puedan ser consideradas conscientes. Los debates morales y filosóficos que esta posibilidad provocará prometen ser apasionantes, seguramente mucho más que los que actualmente se dan en torno a clonaciones y abortos. Por otro lado, el avance de la inteligencia artificial —un área en desarrollo explosivo— no necesariamente requiere del surgimiento de la “conciencia artificial”. Pero no por eso el tema es menos polémico: basta con considerar lo que podría suceder con la exploración espacial.

Cualquier distancia en el cosmos, incluso entre planetas, y mucho más entre estrellas o galaxias, es enorme. Aun si fuera posible viajar a la velocidad de la luz, el tiempo requerido para hacer un viaje espacial, así sea a un destino relativamente cercano, hace que sea muy poco práctico pensar en vuelos tripulados. Es por eso que la tendencia actual es enviar robots, y tratar de que sean lo más inteligentes posible para que puedan actuar en forma autónoma.

Puede ser que un día se desarrollen robots de exploración espacial que no sólo tengan la inteligencia para llevar a cabo su labor de la mejor manera, sino que estén dotados de la capacidad de construir copias de sí mismos empleando materiales que tengan a la mano: en otras palabras, para reproducirse, y quizá incluso para evolucionar.

Si esto llegara a suceder, tendríamos que considerar quién habría conquistado el espacio: ¿la especie humana, a través de los productos de su ingenio, o una nueva especie que sería como una hija no biológica de la nuestra, y no estaría basada en la química del carbono? La respuesta nos hará reconsiderar qué es lo que consideramos “vida”.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Demócrito, todólogo
    Escrito por
    Demócrito, todólogo Estobeo asegura que Demócrito dijo: “No desees conocer todo, pues te convertirás en ignorante en todo”. Pierre Aubenque, siguiendo a autores griegos y latinos, afirma que Demócrito empezó Sobre la naturaleza, con las siguientes palabras:…
  • Ferias del libro
    Escrito por
    Ferias del libro Con las dos Ferias del Libro (la de Ocasión y la de Novedades) se cierra lo que puede llamarse año editorial español. Entre fines de mayo y comienzos de junio, conforme al refrán madrileño, acaban…
  • En busca de la felicidad
    En busca de la felicidad En su libro En defensa de la felicidad, Matthieu Ricard la define como “un estado adquirido de plenitud subyacente en cada instante de existencia que perdura a lo largo de las inevitables vicisitudes que…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Virus mentales
    Virus mentales Hay virus, como el del sida, que pueden afectar el cerebro humano. Como todos, estos virus son partículas de ácido nucleico (ADN o ARN) cubiertas de proteínas que infectan células y aprovechan su maquinaria para…
  • El nuevo sepelio de Colón
    Escrito por
    El nuevo sepelio de Colón La España de finales del XIX se dividía en krausistas y neo-católicos. Estos últimos, los neos, como eran denominados de forma despectiva por sus contrarios ideológicos, tenían como cabeza visible a Marcelino Menéndez Pelayo. Neo,…

Cartelera

Cine clásico

  • Hacerse un “tennessee”
    Escrito por
    Hacerse un “tennessee” Blanche Dubois es una mujer madura que pertenece a una rancia familia del sur venida a menos. Las circunstancias de su vida la llevan a tener que vivir en Nueva Orleáns con su hermana pequeña,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¿Para qué sirven las abejas?
    Escrito por
    ¿Para qué sirven las abejas? Si me lee un apicultor o un aficionado a la repostería, seguramente se llevará las manos a la cabeza. "¿Que para qué sirven las abejas? –repetirá, molesto, con los ojos encendidos– ¿Pero es que hay…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC