Más ciencia no siempre es mejor

Más ciencia no siempre es mejor Imagen superior: Otis Historical Archives National Museum of Health and Medicine, CC

Pero no siempre la ciencia es la mejor solución a los problemas. No sólo porque hay problemas que, evidentemente, salen de su campo de acción (los asuntos amorosos, familiares o políticos son buenos ejemplos de campos en que la ciencia nada tiene que hacer).

No. Hay otros casos en que, aunque la ciencia intenta ofrecer soluciones, éstas resultan no ser óptimas, y a veces hasta dañinas.

Una muestra: el uso del DDT (DicloroDifenilTricloroetano), uno de los insecticidas más efectivos. En 1939, cuando comenzó a ser usado, su aplicación fue bienvenida. Era efectivo y cómodo. Muchos cultivos se beneficiaron de su poder insecticida y se pronosticó que ayudaría a acabar con enfermedades como la malaria, transmitida por mosquitos. Hasta que se descubrió que también era tóxico para otros animales (incluyendo humanos). Y aún peor: que tiende a almacenarse en los tejidos grasos, por lo que se va acumulando en el cuerpo de los consumidores a lo largo de la cadena alimenticia. Y que puede transmitirse, a través de la leche (por su alto contenido de grasa) a los bebés lactantes.

En 1971 el DDT se prohibió casi totalmente en los Estados Unidos y en muchos otros países. La solución científica no sólo no fue perfecta: generó problemas insospechados.

Otros ejemplos abundan: la talidomida, calmante que, como se descubrió en 1961, y a pesar de abundantes pruebas con ratas, produce en los fetos de mujeres embarazadas malformaciones graves en las que manos y pies están fundidos directamente al tronco, sin brazos ni piernas. O la tecnología para viajar en aviones supersónicos, que daña la capa de ozono. O la siembra de vegetales transgénicos, que puede contaminar el legado genético de, por ejemplo, los maíces criollos, base de la alimentación del pueblo mexicano, así como de su cultura tradicional. O la posibilidad, cada día más cercana, de clonar seres humanos o modificarlos genéticamente, con todos los riesgos que esto implica.

En algunos casos, el problema ha sido la aplicación apresurada de nuevos avances científicos, que más tarde revelan efectos secundarios inesperados. En otros, se han ignorado factores no científicos (culturales, económicos, éticos...) que requerirían una discusión amplia por otros sectores de la sociedad, más allá de los expertos.

Y sin embargo... es precisamente gracias a la propia ciencia que podemos darnos cuenta de los problemas que, a veces, produce su aplicación. Y es gracias a ella que, muchas veces, podemos hallar remedio a ellos. Pese a todo, la ciencia sigue siendo nuestra gran herramienta indispensable. Como a toda herramienta, hay que saber manejarla

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

 

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Los dioses discapacitados: herreros cojos
    Escrito por
    Los dioses discapacitados: herreros cojos Es sabido que en muchas culturas, los herreros divinos son cojos. Es una extraña característica que comparte tanto el Hefesto griego como el Vulcano latino (Dios que, al parecer, no procedería del Hefesto continental sino…
  • En la timba de Umberto Eco
    Escrito por
    En la timba de Umberto Eco Cuando muere un famoso, se le apuntan innúmeros amigos íntimos. Evitaré el contagio tratándose de Umberto Eco pero no resisto una pequeña evocación. Recuerdo un par de cursillos suyos a los que asistí, cuaderno en…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El aguijón de la raya
    El aguijón de la raya La aparatosa muerte del conservacionista australiano Steve Irwin, “el cazacocodrilos”, ocasionada el 4 de septiembre de 2006 por el aguijonazo de una raya venenosa que traspasó su corazón durante una grabación en aguas poco profundas,…

Cartelera

Cine clásico

  • Algunas palabras
    Escrito por
    Algunas palabras Palomas. Blancas, grises, moteadas. Palomas enjauladas. Palomas libres. Palomas que picotean la mano. Palomas que buscan comida en el asfalto. Palomas mimadas, palomas perseguidas. Palomas oscuras. Palomas transparentes, palomas hambrientas. Palomas en un poema de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • H. G. Wells: Cuentos (1894-1921)
    H. G. Wells: Cuentos (1894-1921) La figura de H.G. Wells como padre fundador de la ciencia-ficción moderna es compleja y llena de matices. Introdujo en el romance científico una imaginación retorcida, gótica, inspirada en Mary Shelley o Edgar Allan Poe,…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Victor Herbert, un inventor del glamour
    Escrito por
    Victor Herbert, un inventor del glamour El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Las plumas del dinosaurio
    Las plumas del dinosaurio Si lee usted periódicos o blogs, ve o escucha noticieros, o está conectado a las redes sociales, seguramente ya se enteró del hallazgo, dentro de una pieza de ámbar procedente de las minas (sí: el ámbar se extrae…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC