Las borracheras y el alma

Las borracheras y el alma Imagen superior: Steve Jurvetson, "Oliver Sacks’ Lucid Hallucinations", CC

La ciencia no puede responder preguntas acerca del llamado “mundo espiritual”. Por definición, su campo de autoridad se restringe a lo natural: el mundo físico. No porque haya alguna ley que impida estudiar científicamente lo sobrenatural (si es que existe), sino porque los métodos de la ciencia sólo sirven para estudiar lo material.

Y sin embargo, por medio del pensamiento racional y con observaciones cuidadosas —es decir, mediante el método científico— puede obtenerse información interesante respecto a temas relativos a lo espiritual.

La creencia en el alma, por ejemplo, da origen a la postura filosófica conocida como dualismo: el cuerpo es la parte material de un ser humano, pero es el alma inmaterial lo que le da vida y raciocinio. El cuerpo es sólo un receptáculo para el alma, que es la verdadera “esencia” del ser humano (y que, además de inmaterial, es inmortal; de ahí la promesa de vida eterna que hacen las religiones).

Suena bien, si no fuera por las borracheras.

¿Qué ocurre cuando se nos pasan las copas? Además de afectar al cuerpo, disminuyendo la coordinación motora (y, en exceso, causando la muerte al paralizar los centros de la respiración), una borrachera tiene efectos evidentes en las “potencias del alma” (que, según San Juan de la Cruz son tres: voluntad, memoria y entendimiento).

Un borracho se vuelve irresponsable, olvidadizo y tonto. La pregunta es, ¿cómo puede una sustancia química, y por tanto material, como el alcohol, afectar a una entidad inmaterial como el alma? Una simple borrachera sirve como experimento (no se recomienda comprobarlo personalmente) que permite dudar de que el alma sea una buena explicación de cómo funcionan la mente y la conciencia humanas.

Las alteraciones que sufren las personas con daño cerebral, que pueden ir de lo simple a lo dramático—y que tan magistralmente describe el neurólogo Oliver Sacks en su libro El hombre que confundió a su mujer con un sombrero—funcionan también como prueba de que es mucho más probable que lo que llamamos “alma” sea más bien producto del funcionamiento de los miles de millones de neuronas que conforman el cerebro humano.

Pero quizá la prueba más impactante contra el dualismo sea la enfermedad de Alzheimer, que al destruir el tejido cerebral (por acumulación anormal de placas formadas por una proteína llamada beta-amiloide) causa pérdida de memoria y deterioro de las facultades mentales y de la conducta, para llegar, en su forma extrema, a la total disolución de la personalidad.

Es terrible decirlo, pero la enfermedad de Alzheimer destruye el alma. Tal cosa no sucedería si ésta pudiera existir sin una base material.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Hable como un verdadero experto
    Escrito por
    Hable como un verdadero experto Si usted quiere ser un experto en arte y literatura, filosofía y sociología, y si pretende usted optar a alguna ayuda, beca o premio oficial relacionado con el sector del arte, lo más importante no…
  • Las aguas bajan turbias
    Escrito por
    Las aguas bajan turbias Con esto de los negocios sucios pactados en el Canal de Isabel II ‒¿aguas potables, aguas negras, grifos o cloacas?– recordé un viejo filme del realismo social argentino, dirigido por Hugo del Carril en los…
  • Carl Sagan y los secretos del universo
    Escrito por
    Carl Sagan y los secretos del universo Nacido en Nueva York en 1934 y fallecido en 1996, Carl Sagan fue un popular astrónomo y divulgador científico. Pionero en campos como la exobiología y promotor del proyecto SETI (siglas en inglés…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Anne Sexton, a contracorriente
    Escrito por
    Anne Sexton, a contracorriente Era el cuatro de octubre de 1974 cuando Anne Sexton, célebre poeta norteamericana, representante máxima de la conocida como poesía confesional, se vistió su abrigo de pieles, se tomó dos vodkas y, con el tercero…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC