La superioridad de la ciencia

La superioridad de la ciencia "Cosmos: A Spacetime Odyssey" © Cosmos Studios, Fuzzy Door Productions, Santa Fe Studios, Fox, National Geographic Channel. Reservados todos los derechos.

La ciencia es altamente valorada en toda sociedad actual. No sólo es mencionada en discursos de los políticos, pláticas de café, obras literarias, series de televisión y hasta en anuncios ("este champú está comprobado científicamente") como fuente de conocimiento autorizado. También, en el terreno de los hechos, recibe apoyo con dinero público, se enseña en escuelas y universidades, se desarrolla en instituciones de investigación financiadas por el Estado, está incluida en las leyes y forma parte de las instituciones que asesoran al gobierno.

Aun así, la mera insinuación de que la ciencia pudiera ser superior a otras formas de conocimiento provoca reacciones que van del levantamiento de cejas a la indignación más violenta. ¿Quién pretendería, en el mundo actual de tolerancia, diversidad, multiculturalidad y relativismo, que alguna actividad humana sea superior a cualquier otra? Tal afirmación se considera políticamente incorrecta, insultante, discriminadora y sobre todo, falsa.

Y no les falta razón a quienes hacen tales críticas. A pesar de su indudable valor y su gran éxito, la ciencia no es la verdad absoluta. La idea de que el conocimiento científico es el único válido en cualquier tema, y que sólo el método científico es adecuado para estudiar cualquier problema, descalificando cualquier otra postura como "simples creencias", es conocida como cientificismo. Y es, acertadamente, criticada como un exceso de confianza en la ciencia, y una muestra de ignorancia ante los aportes de otras formas de conocimiento.

La filosofía, las humanidades, las artes y hasta la religión, cada una en sus propios ámbitos, pueden ser formas de enfocar problemas y de hallar soluciones útiles y pertinentes mucho más adecuadas que la ciencia. Pretender, a partir del método científico, resolver un enredo amoroso, crear una obra de arte o proporcionar consuelo a un alma afligida por la muerte de un ser querido resultaría más bien absurdo. Y lo mismo puede decirse, muchas veces, respecto a asuntos históricos, políticos o económicos: todas son áreas en las que la ciencia no tiene la última palabra… muchas veces ni siquiera tiene gran cosa que decir.

Aun así, cuando se trata no del mundo humano, mucho más complejo, sino del mundo natural, la ciencia ha demostrado ser la mejor fuente de conocimiento con que contamos. No porque proporcione verdades absolutas ni eternas —el conocimiento científico se caracteriza por ser cambiante y provisional—, sino porque nos da conocimiento confiable. Confiable porque ha sido sometido a prueba, y porque resulta de descartar las ideas que no han resistido este escrutinio.

Cuando se refiere a la naturaleza, la ciencia es quizá no la "mejor" fuente de conocimiento, pero sí la más honesta.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Jerome Perceval, el crítico perfecto
    Escrito por
    Jerome Perceval, el crítico perfecto Imagen superior: Thomas Eakins Durante unos días de descanso en Yunnan, en el sur de China, estuve pensando acerca de la crítica literaria, una actividad que he desarrollado de manera cada vez más intensa, primero…
  • El cante jondo
    Escrito por
    El cante jondo No soy habitual ni experto en cante jondo. Alivio para caminantes, a la hora de escribir sobre él. Confieso que sólo me atrapa el jondo si estoy en el lugar donde se produce y si…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Política de gestos
    Escrito por
    Política de gestos En 1570 Felipe II convoca y preside las únicas Cortes de Castilla celebradas fuera de Madrid, Valladolid o Toledo, sus ubicaciones habituales. Y el lugar elegido no es, de ninguna forma, casual. El señor del…

Cartelera

Cine clásico

  • Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe
    Escrito por
    Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe Una prosa elegante, sobria y con los adornos necesarios pero ni uno sólo más. Unos diálogos espectaculares y llenos de viveza. Unos personajes aparentando ser siempre lo que no son. Esas son las señas de…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • El mestizaje musical de Fetén Fetén
    Escrito por
    El mestizaje musical de Fetén Fetén Tras la impresión causada por discos tan vibrantes como Idas y venidas (Lubicán / Karonte, 2009), de La Musgaña, uno se preguntaba (en aquellas fechas) dónde estaban los dos musgañeros más jóvenes, presentes en la…
  • Mara Zampieri: su mejor época
    Escrito por
    Mara Zampieri: su mejor época Este Ernani de Verdi procedente, sin estar fechado, del teatro de Trieste que lleva el nombre del compositor, con Mara Zampieri en el nada cómodo papel de Elvira, puede situarse entre 1978 y 1985, un…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • El científico en la huerta
    Escrito por
    El científico en la huerta Observación, formulación de hipótesis, experimentación, control de variables y conclusiones... No, no les estoy proponiendo una investigación en el laboratorio, aunque algo hay de ello. En realidad, esa metodología científica es la misma que Bill…