La ciencia naturalizadora

La ciencia naturalizadora Imagen superior: NASA

Una de las acusaciones que con más frecuencia se le hace a la ciencia es la de ser excesivamente ambiciosa. Los científicos insisten, se dice, en querer explicarlo absolutamente todo, y al hacerlo descalifican cualquier tipo de explicación no científica.

La acusación no es descabellada, pues efectivamente existen científicos que adoptan tales actitudes cientificistas. Consideran que la única vía de conocimiento válida para resolver cualquier problema es la científica.

Pero también es cierto que quienes se quejan de la excesiva ambición de la ciencia son generalmente personas que albergan creencias de tipo místico o esotérico: proponen explicaciones sobrenaturales (es decir, que van más allá de lo natural) para ciertos fenómenos.

La ciencia, como uno de sus supuestos primarios, exige adoptar una postura naturalista ante el mundo que nos rodea. Esto quiere decir que, por principio, se da por supuesto que todo lo que existe puede explicarse sin recurrir a elementos sobrenaturales. Sólo mediante este supuesto puede la ciencia aplicar sus poderosos métodos para resolver problemas y generar así nuevo conocimiento sobre el mundo. Admitir la posibilidad de causas sobrenaturales, y por tanto misteriosas, más allá de nuestra capacidad de comprensión racional, haría imposible la investigación científica.

Algunos fenómenos para los que se plantean explicaciones sobrenaturales son bien conocidos: la vida, la mente, los sentimientos. En este caso, una actitud científica exige suponer que pueden ser explicados sin recurrir a causas misteriosas, más allá de lo que la física, la química, la biología y la psicología pueden explicar.

En otros casos, lo que se pretende explicar son fenómenos cuya existencia misma está en duda (presencia de seres extraterrestres, fenómenos extrasensoriales, fantasmas, magia…). La postura científica en estos casos exige primero demostrar su existencia, antes de comenzar siquiera a investigarlos.

El requisito naturalista de la ciencia podría parecer caprichoso. Pero es una exigencia práctica: se apoya, simplemente, en el hecho de que su aplicación ha permitido a la ciencia producir el conocimiento confiable que hemos venido usando constantemente durante siglos. El naturalismo científico funciona, y esa es la mejor prueba de su valor. Lo cual no quiere decir, claro, que no existan otras formas de explicar e interpretar el mundo que también sean válidas.

Frente a quienes temen que una explicación científica despoje al mundo que nos rodea, y a nuestras propias vidas, de ese halo misterioso que parece darles valor, la actitud científica ofrece explicarlos no como milagros, sino como fenómenos que pueden entenderse racionalmente como parte del mundo natural al que pertenecemos.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El asunto Dreyfus
    Escrito por
    El asunto Dreyfus A Émile Zola (1840–1902) le tocó morir cien años después del nacimiento de Víctor Hugo. Los reúnen no sólo las fechas sino también esa suerte de apostolado laico, muy francés de otros tiempos, que hace…
  • Periodismo y ciencia
    Periodismo y ciencia Hay profesiones que tienen mala reputación. La política y la abogacía probablemente se lleven el premio (y quizá no sin motivo). Otras, como el periodismo, deberían ser más apreciadas por su importancia para…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Suicidio homeopático
    Suicidio homeopático A pesar de su fama y de los millones de personas en todo el mundo que juran que es de lo más efectiva como “medicina alternativa”, la homeopatía nunca ha logrado el reconocimiento de la medicina científica.…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • A Mercadante le cae bien Pelayo
    Escrito por
    A Mercadante le cae bien Pelayo Pelagio, tragedia lírica en cuatro actos, fue la última obra escrita por Saverio Mercadante. Sin embargo, fue la penúltima en estrenarse (Roma 1857) ya que Virginia, sobre la conocida historia de esta heroína romana modelo…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los animálculos de Leeuwenhoek
    Escrito por
    Los animálculos de Leeuwenhoek Para la mayoría de las personas el agua estancada en una poza es un objeto de muy poco interés. Sin embargo, para las mentes curiosas una sola gota de agua puede constituir un auténtico microcosmos,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC