Homeopatía y agua organizada

Homeopatía y agua organizada Imagen superior: Darren Cullen, CC

El agua es una sustancia con propiedades asombrosas. Regula la temperatura del planeta, por su gran capacidad de almacenar calor; puede disolver múltiples sustancias, subir por los conductos capilares de las plantas, y se congela de arriba hacia abajo –gracias a que el hielo flota, por lo que en invierno lagos y mares se congelan sólo superficialmente (si no fuera así, probablemente no habría podido existir vida en la Tierra). 

Una de sus características más curiosas es la tensión superficial, que hace que su superficie forme una especie de membrana. Por eso algunos insectos pueden “pararse” en el agua sin hundirse, y por eso forma gotas de aspecto esférico. 

La superficie del agua –su interfaz con el aire– es importantísima en la naturaleza. Abarca 70% de la extensión terrestre y influye fuertemente en el clima y el ambiente, mediante fenómenos como la evaporación. Su existencia y propiedades –incluyendo la tensión superficial– se deben a que, como usted quizá recuerde de sus clases de química, aunque las moléculas de H2O en el agua líquida están en constante movimiento, debido a la energía térmica –el calor– que contienen, al mismo tiempo son “pegajosas”. Se unen unas con otras mediante enlaces químicos débiles llamados “puentes de hidrógeno” (a diferencia de los enlaces fuertes que unen a los dos hidrógenos con el oxígeno en una molécula). 

(Quizá también recuerde que en el hielo, debido a poca energía disponible, las moléculas no pueden romper la atracción entre ellas, los puentes de hidrógeno, y se quedan fijas. En el vapor, en cambio, hay tanta energía que las moléculas individuales están completamente separadas, sin puentes de hidrógeno que las unan.) 

Pero los puentes de hidrógeno, además de hacer que el agua sea tan especial, también generan preguntas interesantes. Los homeópatas, que venden la idea falsa de que diluyendo una sustancia hasta que no quede una sola molécula presente pueden potenciarse sus efectos, afirman que quizá esto se debe a que las moléculas de agua tienen una especie de “memoria”. Al unirse por puentes de hidrógeno, las moléculas podrían formar “moldes” que conserven la información del supuesto remedio. 

También hay quien ha afirmado que el agua puede polimerizarse, formando cadenas largas, como un plástico, para convertirse en una sustancia viscosa llamada “poliagua”. O que las moléculas de agua dentro de una célula viva están unidas formando una especie de gel ("agua celular"). 

¿Cómo saber si estas ideas tienen fundamento? Un estudio publicado en la revista Nature por Igor Stipokin, de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit, utilizó técnicas de espectroscopía avanzadas, junto con modelos computacionales muy detallados, para ver qué tanto la unión de moléculas de agua mediante puentes de hidrógeno puede mantener el orden en la superficie del agua. 

Si el estado organizado de la superficie se mantuviera a bastante profundidad, quizá sería posible que hubiera también otros efectos debidos a la unión ordenada de moléculas de agua como los que mencionan los homeópatas. Pero los resultados indican que la capa ordenada de agua tiene sólo una molécula de espesor. La capacidad de los enlaces de hidrógenos para mantener ordenada el agua es muy reducida. 

La investigación laboriosa demuestra que los enlaces de hidrógeno bastan para explicar las cualidades del agua, pero no las supuestas propiedades mágicas de la homeopatía, que resultan ser sólo fantasías sin base científica.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Publicado en Milenio Diario. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • ¿Conocía Homero la escritura?
    Escrito por
    ¿Conocía Homero la escritura? Homero fue considerado durante mucho tiempo el primer escritor. Algunos prefieren decir “el primer escritor de la literatura occidental”, pero esa es sin duda una coletilla absurda, puesto que aunque en la época clásica los…
  • Fantástico, fantasía, fantasmas
    Escrito por
    Fantástico, fantasía, fantasmas Sostendré en estas páginas la opinión de que la literatura fantástica no existe fuera del sistema de la literatura realista, como literatura no mimética. Ello implica que rechazo la existencia de la literatura fantástica como…
  • ¡Sexo!
    ¡Sexo! La simple palabra trae a nuestra mente imágenes candentes: pieles bronceadas, cuerpos perfectos, miradas llenas de deseo, una pareja haciendo el amor. Pero, ¿qué pasa cuando se mezclan sexo y ciencia? Cuando, en…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Mujeres de Sevilla
    Escrito por
    Mujeres de Sevilla Sevilla babilónica, mi Sevilla onírica, la Sevilla femenina a la que Lola Luna, la muy llorada Lola Luna, dedicó diez intensos años de investigación, rescatando no pocas figuras de mujeres trascendentales. Lástima de un accidente…

Cartelera

Cine clásico

  • "El Huerto del Francés" (Paul Naschy, 1978)
    Escrito por
    "El Huerto del Francés" (Paul Naschy, 1978) Película casi secreta, poco vista salvo en rescates especiales –en esta ocasión en el festival de cine fantástico Nocturna–, El Huerto del Francés es la obra de la que estaba más satisfecho su protagonista, coguionista…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Esplendor y caída de un emperador
    Escrito por
    Esplendor y caída de un emperador En varios grupos de animales hay especies que por su belleza o majestuosidad destacan sobre las demás y reciben nombres con tintes nobiliarios. Así, existen pingüinos emperador, zopilotes rey y hasta animales que en su…