Guerras científicas

Uno de los chismes científicos más debatidos en la última década fue el de la “guerra” entre las ciencias “duras” o naturales, y los representantes de disciplinas “blandas” como la sociología, la historia y la filosofía.

Esta guerra es añeja, pero se recrudeció con la participación del físico Alan Sokal, de la Universidad de Nueva York, quien está convencido de que la filosofía y sociología “posmodernas” no son disciplinas serias y están llenas de palabrería hueca. Para probarlo, redactó un artículo vacío de contenido, pero lleno de palabras de moda y frases apantalladoras, y lo envió a una conocida revista llamada Social Text. Cuando los editores, tras dudarlo un rato, publicaron el artículo, Sokal anunció al mundo que había comprobado la falta de rigor y seriedad no sólo de la revista, sino de los sociólogos y de la sociología posmodernos.

Las protestas desde el campo de las ciencias sociales no se hicieron esperar, al igual que las demostraciones de apoyo desde el lado de las ciencias naturales. Steven Weinberg, físico que obtuvo el Premio Nobel, que considera que las ciencias naturales son más objetivas y, por tanto, superiores a las disciplinas “sociales”, festejó públicamente la irrespetuosa acción de Sokal. En el fondo, Sokal y Weinberg parecen pensar que cualquier cuestionamiento de la ciencia constituye un ataque. Lo malo es que esta manera de pensar cierra el camino a la discusión y al pensamiento crítico… que son la base de la forma científica de pensar.

En realidad, hasta antes del “incidente Sokal”, ambos bandos estaban tratando de actuar en favor de la ciencia. Las críticas que sociólogos, historiadores y filósofos de la ciencia han hecho a sus métodos y los cuestionamientos a su “objetividad” son honestas y no pretenden negar el valor, la utilidad ni la importancia de las ciencias naturales. Trataban más bien de comprenderla: saber cómo funciona la ciencia, por qué funciona, qué tanto es influida por fuerzas sociales y cómo puede evitarse que se desvíe o sea mal usada.

Desgraciadamente, la actual discusión se ha transformado en una verdadera confrontación en la que no hay diálogo y las posiciones se hacen cada vez más radicales. Esto es lo peor que podía pasar, pues se pierde la oportunidad de enriquecer a cada bando con las ideas y argumentos del otro. En mi opinión, los verdaderos enemigos de la ciencia son aquellos que, al negarse a estos cuestionamientos y desatar una guerra entre ciencias y humanidades, ahondan el abismo que separa a “las dos culturas”.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Crítica a lo Johnson
    Escrito por
    Crítica a lo Johnson "El libro tiene partes buenas y regulares. El problema es que las buenas son regulares y las regulares son infames" (Demócrito, precursor de la Biblioteca Total) En La biblioteca total, relato que precede y anuncia al mucho…
  • Lucidez analítica
    Escrito por
    Lucidez analítica En 1964,cuando su estrella había declinado a favor de la tribu estructuralista, Sartre decidió escribir sus memorias. Las dejó inconclusas y Las palabras es el fragmento del caso. Le pasó lo mismo cuando intentó hacer…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Los negocios de Juan de Goyeneche
    Escrito por
    Los negocios de Juan de Goyeneche Juan de Goyeneche. Navarro. Del valle de Baztán. Educado en el Colegio Imperial de Madrid, donde los jesuitas formaban a las élites cortesanas barrocas. A finales del XVII fue nombrado tesorero de gastos secretos de…
  • "OMAC" (1974), de Jack Kirby
    "OMAC" (1974), de Jack Kirby El periodo que Jack Kirby pasó en DC Comics tras abandonar Marvel en 1970 no fue lo que él esperaba. Se le había otorgado libertad creativa absoluta y control editorial sobre sus colecciones. Sin embargo,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia