De clonaciones a clonaciones...

De clonaciones a clonaciones... Imagen superior: Oregon Healt & Science University

Una de las primeras noticias científicas del año 2000 fue la obtención de una simpática monita llamado “Tetra” por clonación, a partir de un embrión de ocho células que fue dividido en cuatro. Aunque sólo uno de los “cuatrillizos” llegó a nacer, el hecho abrió grandes posibilidades médicas.

La clonación (obtener un duplicado genéticamente idéntico de un organismo) es tan antigua como la vida. Muchos seres unicelulares, como bacterias y protozoarios, se reproducen simplemente partiéndose en dos: el resultado son dos nuevas células con los mismos genes: dos clones. Muchas plantas pueden hacer lo mismo (lo vemos cuando sembramos un nuevo rosal a partir de una rama), al igual que animales muy sencillos como las hidras de agua.

La clonación de animales superiores es más difícil, y para lograrla se requieren técnicas complejas. Aún así, no es nada nuevo. Entre 1952 y 1962 se logró clonar ranas a partir de células (o núcleos de células) tomadas de otras ranas, y en 1993 se clonaron embriones humanos (aunque eran embriones que sólo llegaban hasta cierta etapa de desarrollo y después morían en forma natural). La mayoría de estas clonaciones se lograron mediante el mismo procedimiento que se usó con Tetra: dividiendo un embrión formado por pocas células y dejando que cada parte se convirtiera en un individuo completo. (Esta capacidad se pierde en etapas posteriores del desarrollo del embrión; por eso si nos cortan una oreja ésta no crece hasta convertirse en nuestro gemelo).

El escritor Aldous Huxley, en su novela Un mundo feliz, describió el uso de esta técnica para fabricar al mayoreo individuos inferiores, llamados “deltas” y “épsilons”, que eran esclavos de las castas superiores (“alfas” y “betas”) de una sociedad futura. A pesar de lo que podría pensarse con este antecedente, la técnica que permitió el nacimiento de Tetra beneficiará la investigación con animales, pues los científicos dispondrán de individuos idénticos, y esto les permitirá controlar mejor las variables en sus experimentos y obtener resultados más claros.

Pero hay otra forma de clonar a un animal: como se hizo con la oveja Dolly en 1997. En este caso, se tomó una célula de un animal adulto, se le extrajo el núcleo y se insertó en un óvulo al que previamente se le había eliminado su propio núcleo. Se obtuvo así un clon de la oveja original. El método usado con Dolly (que ya se había usado antes, también con ranas) permite clonar individuos adultos, mientras que el usado con Tetra sólo permite obtener varios individuos idénticos, no clonar a uno ya existente. ¿Cuál método ofrece mayores promesas y cuál más riesgos? Más vale que pronto tengamos claras las respuestas.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Charlando sobre las sociedades secretas
    Escrito por
    Charlando sobre las sociedades secretas A continuación, reproduzco el texto original de la entrevista que me hizo Alicia Toledo, y que posteriormente y con otro formato, apareció en las páginas de Levante. La charla gira en torno al contenido del…
  • Un diagnóstico para Friedrich Nietzsche
    Escrito por
    Un diagnóstico para Friedrich Nietzsche En 1888, las conferencias de Georg Brandes en Copenhague empiezan a poner de moda la obra de un filósofo ignorado, un profesor de filología aficionado a la música que edita sus opúsculos en tiradas ínfimas…
  • Murphy el pesimista
    Murphy el pesimista Cuenta la leyenda que en 1949 el ingeniero Edward Murphy, que trabajaba para la fuerza aérea estadounidense, formuló una ley que hoy lleva su nombre y que describe un aspecto especialmente molesto del…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Cantos de sirena
    Cantos de sirena Poseedoras de una magia y de un atractivo sin igual, estos quiméricos híbridos entre doncella y pez han inflamado la imaginación de incontables artistas, si bien en el cine no han disfrutado de la misma…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "Perdidos en el espacio" (1965)
    "Perdidos en el espacio" (1965) Hay una ironía implícita en ciertos títulos, como el de esta serie norteamericana. Durante su emisión inicial, que constó de tres temporadas con un total de 83 episodios, fueron alternándose diversos grados de éxito y…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La ruina de la música
    Escrito por
    La ruina de la música En la ciudad de Nueva York, a un saxofonista clásico al que conozco le pidieron que tocase en vivo para un evento en una tienda grande y exitosa, que vende computadoras, teléfonos y otros equipos…
  • Johann Wilhelm Wilms sale del armario
    Escrito por
    Johann Wilhelm Wilms sale del armario La penumbra de los armarios donde yacen muchas músicas que han quedado traspuestas por la eminencia de los grandes nombres, atesora partituras que los arqueólogos musicológicos e historiadores de nuestro tiempo consiguen exponer a la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La vida familiar en las Seychelles
    Escrito por
    La vida familiar en las Seychelles "Nadie está dispuesto a sacrificar su vida por la de una sola persona, pero todos la sacrificarán si con ello pueden salvar más de dos hermanos, o cuatro medio hermanos u ocho primos..." (W. D.…