Conocer, entender, amar… y actuar

Conocer, entender, amar… y actuar Imagen superior: En 1982, cuando Tamas Gombosi dictó la primera conferencia sobre la misión VEGA, participaron en ese acto dos leyendas de la divulgación científica, Isaac Asimov y Carl Sagan.

La ciencia es importante; nadie lo duda. En lo que no todo mundo está de acuerdo es en por qué es importante.

Hay quien piensa que importa porque nos ofrece una manera de ver el Universo que no sólo despierta nuestro asombro, sino que también nos permite entenderlo. Esta fascinación, similar a la experiencia estética que produce el arte, pero que en el caso de la ciencia requiere pasar primero por la comprensión, es una de las características que hacen de ella algo tan único.

Otras personas consideran que la importancia de la ciencia radica en que gran parte de todo lo que conocemos como "progreso" ha sido resultado de la aplicación del conocimiento sobre la naturaleza que ésta nos ha proporcionado.

Para otros más, la ciencia es importante por su tremendo potencial para influir en la vida de las personas y las naciones. Es una fuerza social tan poderosa que no es exagerado decir que el destino de los países está estrechamente ligado al desarrollo científico. Decidir en qué dirección queremos usar el conocimiento producido por la ciencia es literalmente una cuestión de supervivencia.

Y sin embargo, la ciencia no está directamente al alcance de los ciudadanos: el lenguaje ultra especializado en que se expresa hace que sólo los expertos puedan comprenderla a cabalidad.

Por eso existen especialistas en hacer la ciencia accesible para el público no científico. Los divulgadores científicos —como los que hacen posible esta revista— buscan que quienes no están en contacto directo con la labor científica tengan la oportunidad de apreciarla.

La divulgación científica puede realizarse en varios niveles: el ideal sería "democratizar" la ciencia y la responsabilidad sobre su uso: lograr que cualquier persona pueda participar de manera informada y consciente en las decisiones sobre ciencia que se toman en su comunidad.

Pero antes de lograr la participación ciudadana —la acción— es necesario proporcionar al público no científico la oportunidad de acercarse a una parte de nuestra cultura con la que muchas veces está poco familiarizado. Hay prejuicios que ven a la ciencia como algo extraño, aburrido o dañino. Permitir que las personas la conozcan mejor es el primer paso para construir una cultura científica en los ciudadanos.

A partir la apreciación de la ciencia, puede avanzarse hacia su comprensión pública, objetivo en el que la mayor parte de los divulgadores científicos concentran sus esfuerzos. Y es precisamente con esta apreciación y comprensión que puede surgir, por un lado, el amor por la ciencia, y por otro, la acción para garantizar que su uso sea siempre el más adecuado.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El ingrediente secreto del imperio inmortal
    Escrito por
    El ingrediente secreto del imperio inmortal En palabras de David L. Hall, «A.C. Graham es el único sinólogo anglosajón que conozco equipado filosóficamente para traducir los textos chinos por sí mismo. De hecho, Graham ha hecho un trabajo original y creativo…
  • Entre bobos anda el juego
    Escrito por
    Entre bobos anda el juego La decadencia de la profesión política es un lugar común y no merece exponerse. Sí, en cambio, las incontables teorías que pretenden explicarla. La más fuerte apunta a una decadencia de nuestra especie como tal,…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El trágico fin de los templarios
    Escrito por
    El trágico fin de los templarios En pleno corazón de París, que es tanto como decir en el corazón de Francia o, dada la época en la que nos situamos, el corazón mismo de la Europa del XIV, se levanta una…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Barbieri a solas
    Escrito por
    Barbieri a solas Fue buena idea la de Myto de reunir en un volumen varias interpretaciones de la gran mezzosoprano triestina Fedora Barbieri, es decir, dedicarle un recital a ella solita. Aunque parezca mentira, carecía de algo semejante,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Un sueño de película
    Un sueño de película Según se me dijo hace años, muchos, la música era, es, el arte de combinar el sonido con el tiempo. Una frase que, debido a las numerosas y grandes limitaciones que me acompañan, ni aprendí…