Alcohol

Alcohol Imagen superior: Kimery Davis, CC

Es una molécula sencilla, formada por sólo nueve átomos: dos de carbono, uno de oxígeno y seis de hidrógeno. Pero es capaz de provocar cambios importantes en la conducta humana, y eso la ha convertido en un componente importantísimo de nuestra cultura, de la que forma parte desde la era neolítica, hace unos 9 000 años.

El alcohol se produce a partir de azúcares naturales (de uvas, para producir vino; de cebada, para la cerveza; de arroz, para el sake; de agave, para el pulque y el tequila, e incluso de leche). Mediante el proceso de fermentación, estos azúcares se convierten, gracias a la acción de microorganismos —en especial levaduras, hongos microscópicos— en alcohol, que puede luego beberse para lograr sus conocidos efectos.

En realidad, el alcohol que bebemos es sólo uno de los muchos que existen. Su nombre químico es etanol y su estructura le confiere propiedades importantísimas. Cuando es consumido, pasa del intestino a la sangre y de ahí al cerebro, donde interfiere con la transmisión de los impulsos nerviosos de una neurona a otra. Una neurona emite una molécula llamada neurotransmisor, y éste se une a moléculas receptoras en la superficie de la neurona siguiente. Así, el impulso nervioso continúa su camino.

El etanol se une a algunos de estos receptores y al hacerlo produce un efecto depresor sobre el sistema nervioso central, que en dosis bajas (0.05% de alcohol en la sangre) origina una sensación agradable de relajación, elimina la tensión y reduce las inhibiciones (de ahí su importancia como “lubricante” en las relaciones sociales). Pero también, a partir de un 0.1% en la sangre, disminuye la coordinación motora y retarda los reflejos; ello explica su papel como causante de accidentes. En dosis altas (0.3 a 0.4% en la sangre), altera gravemente el control muscular, dificulta el habla, altera las emociones y llega a causar mareo, vómito, inconciencia y coma. Si la dosis ingerida es excesiva (más de 0.4%), el etanol paraliza los centros nerviosos que controlan la respiración y causa la muerte.

Además, el consumo regular de alcohol tiene muchos otros efectos nocivos en el cuerpo humano. Puede producir daños en el hígado —entre ellos la cirrosis hepática, que puede ser mortal—, el sistema cardiovascular, los riñones y el sistema nervioso.

Se trata de una droga que altera la conducta, causa numerosas muertes y daña la salud. Sin embargo, es altamente apreciada, su consumo es permitido por la ley, y venderla resulta un gran negocio.

Nuevamente, queda claro que la ciencia puede informarnos sobre los peligros del consumo abusivo de sustancias como ésta, pero este conocimiento no basta para cambiar nuestros hábitos.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

Más en esta categoría: « Tabaco Drogas »

logonegrolibros

  • Perfiles de Ramón Gómez de la Serna
    Escrito por
    Perfiles de Ramón Gómez de la Serna Difícil de encuadrar, resbaladizo a las clasificaciones, Ramón sigue siendo más un escritor del cual se habla que un escritor leído. Es como un autor sin textos, del que hubiese sobrevivido su figura anecdótica y…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La ciencia ficción de Jack London
    La ciencia ficción de Jack London A finales del siglo XIX, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos surgieron muchas publicaciones periódicas que se convirtieron en escaparate de multitud de escritores. A diferencia de los libros tradicionales de entonces, que dividían…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Barbieri a solas
    Escrito por
    Barbieri a solas Fue buena idea la de Myto de reunir en un volumen varias interpretaciones de la gran mezzosoprano triestina Fedora Barbieri, es decir, dedicarle un recital a ella solita. Aunque parezca mentira, carecía de algo semejante,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC