Sherlock Holmes, de entre los muertos

Sherlock Holmes, de entre los muertos Imagen superior: "The Hounds of Baskerville", segundo episodio de la segunda temporada de "Sherlock" (enero de 2012) © BBC.

Cuando los lectores se enteraron de la muerte de Holmes al caer junto a Moriarty por las cataratas de Reichenbach, tal como se contaba en El problema final, se negaron a aceptarlo.

En la revista Strand, en la que se publicaban las aventuras de Holmes, llegaron miles de cartas de protesta, que también recibió el propio Conan Doyle. Algunos le suplicaban que devolviese la vida a su personaje, otros le reprochaban haberlo matado y no pocos lo insultaban. Más de un indignado lector lo llamó asesino.

Aunque Conan Doyle intentó resistir hasta el último momento, ocho años después tuvo que ceder y resucitó al detective en El sabueso de los Baskerville, una aventura que, según contaba Watson, había tenido lugar antes de la muerte de Holmes. Es decir, que a pesar de publicarse una nueva aventura de Sherlock Holmes, el detective seguía a muerto.

Sherlockde2

Sin embargo, tiempo después, en el relato «La casa vacía», Sherlock Holmes reaparecía de manera sorprendente y explicaba a un asombrado Watson, tras tres años de ausencia,  que tras caer por las cataratas de Reichenbach, había logrado salvarse gracias a sus conocimientos de un arte oriental llamado baritsu.

Durante los siguientes años, Conan Doyle continuó escribiendo las historias de su detective a regañadientes, asignándole cada vez más defectos. Una actitud que le valió el reproche del más prestigioso de los holmesianos, W.S. Baring Gould:

«De todos es sabido el escaso afecto que profesaba Sir Arthur Conan Doyle a su criatura, un sentimiento bastante desagradecido si consideramos que Sherlock Holmes le proporcionó fama, dinero y le salvó de verse obligado a ejercer la oftalmología».

Celoso y harto de Holmes, Conan Doyle decidió, efectivamente, matarlo. Lo hizo en la aventura titulada El problema final, en la que Holmes se enfrenta al peor de sus enemigos, el matemático y rey del crimen en la sombra Moriarty. El relato, tras dos años sin aventuras publicadas de Sherlock Holmes, comienza con estos comentarios del fiel John Watson:

«Tomo la pluma con tristeza para redactar estos pocos párrafos, que serán los últimos que yo dedicaré a dejar constancia de las singulares dotes que distinguieron a mi amigo el señor Sherlock Holmes. Me he esforzado, aunque de una manera inconexa y, estoy profundamente convencido de ello, del todo inadecuada, en relatar como he podido las extraordinarias aventuras que me han ocurrido en su compañía desde que la casualidad nos juntó, en el período del Estudio en escarlata».

[Esta entrada ha sido escrita a partir de fragmentos de No tan elemental: cómo ser Sherlock Holmes, que finalmente no incluí en el libro]

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • Escribir
    Escrito por
    Escribir Sigo contando algunas cosas interesantes de la biografía de Stephen King Mientras escribo. Ahora acerca del asunto de por qué escribir. “Si quieres ser escritor, lo primero es hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho.…
  • La ópera, peligro público
    Escrito por
    La ópera, peligro público Estos días he estado conversando con mi amigo Bernd, un alemán que a veces recala en España. Intenté vanamente que me hablara del asunto Volkswagen, de los asilados, de la entente de Merkel con los…
  • ¡Ahí vienen los cyborgs!
    ¡Ahí vienen los cyborgs! Cuando yo era niño, la sensación en televisión era El hombre nuclear (The Six Million Dollar Man, 1974-1978), un programa sobre el Coronel Steve Austin, quien luego de un terrible accidente había sido dotado con…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • En tiempos de Carlos II
    Escrito por
    En tiempos de Carlos II El 1 de noviembre de 1700 moría en Madrid Carlos II, el último de los Austrias. Cuarenta días de agonía ponían fin a la vida de uno de los más desconocidos monarcas de nuestra Historia,…

Cartelera

Cine clásico

  • Cine, flamenco y tópicos
    Escrito por
    Cine, flamenco y tópicos Carmen la de Triana (1938) Parece que la única mirada que interesa al cine es la que abre la puerta al tópico andaluz, a las juergas de los señoritos, a la miseria que se alivia…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "1984" (1949), de George Orwell
    "1984" (1949), de George Orwell Mientras que la ciencia ficción norteamericana apostó en la primera mitad del siglo XX por un tono optimista, orientado hacia el espacio y con vocación escapista (entiéndase esto no como algo necesariamente peyorativo), en Europa…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Entre Mozart y Gluck
    Escrito por
    Entre Mozart y Gluck Como antes Lully, Haendel o Gluck, recordando sólo a los que lograron que sus obras basadas sobre la Jerusalén conquistada de Tasso sobrevivieran al paso del tiempo, Giuseppe Sarti compuso para la inauguración del Teatro…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC