"Poema a Fumetti", de Dino Buzzati

En la estación Termini de Roma compré un libro de Dino Buzzati.

Buzzati es famoso sobre todo por su libro El desierto de los tártaros, que Borges elogió e incluyó en su colección de obras maestras de la literatura. Desde hace muchos años tengo ganas de leer ese libro, tal vez porque una de mis primeras pasiones fueron los mongoles y pensaba que lo del desierto de los tártaros tendría relación con Gengis Khan y sus sucesores. Pero parece que el libro de Buzzati no trata de eso, sino que lo escribió cuando trabajaba como enviado especial en algún lugar de África en tiempos de Mussolini (supongo que en Abisinia), y el libro trata de nada, de la nada, del desierto, de lo que esta vacío, tal vez de la soledad. Pensé comprar en Roma ese libro pero temí que mi italiano no me permitiera entenderlo bien, así que elegí otro libro de Buzzati: Poema a fumetti.

poemaa1

En realidad no es un libro, sino un cómic (fumetti significa cómic en italiano).

En el comic se cuenta la historia de Orfeo, el músico que bajó a los Infiernos a buscar a su amada Eurídice. Pero Buzzati sitúa la historia en el siglo XX y Orfeo, llamado aquí Orfi, es un músico pop-rock.

La historia y los dibujos me gustaron tanto que decidí plagiar a Buzzati y en ello estoy, dibujando una actualización en cómic de Pinocho, que es una historia que siempre me ha gustado muchísimo.

Tenía tantas ganas de hacerlo que compré allí mismo, en Roma, un Pinocchio. Creo, por ejemplo, que casi lo único bueno de IA, Inteligencia Artificial de Spielberg es lo que está sacado de Pinocho, incluido el guapísimo Jude Law en el papel de zorra o gato tentador.

poemaa2

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/
Más en esta categoría: « Will Eisner El noveno arte »

logonegrolibros

  • Armas de destrucción masiva
    Escrito por
    Armas de destrucción masiva Cuando en el artículo Entre el corazón y el cerebro visitaron esta página algunos de los mayores asesinos de masas del siglo 20 (Hitler, Stalin, Mao y Pol Pot), me pregunté si esos cuatro personajes actuaron movidos…
  • Humillados y ofendidos
    Escrito por
    Humillados y ofendidos Que nadie tema una disertación sobre literatura rusa del siglo XIX. No, algo más cercano: el desarme, real o ficticio, de la ETA. Hay un discurso que propende a una paz justa y duradera, sin…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¡Al diablo las leyes!
    ¡Al diablo las leyes! Hay quien piensa que las leyes humanas están hechas para violarse. Pero al menos queda el consuelo de pensar que sicarios, funcionarios corruptos y ciudadanos gandallas no pueden sustraerse a las leyes naturales, que se…
  • ¡Que no se escape!
    Escrito por
    ¡Que no se escape! Del mismo modo que los templos se construyen para confinar a los dioses  y evitar que anden desperdigados por el mundo –imaginad qué molesto sería, y qué inconveniente–, podemos aventurar que el marco encierra la…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • Victor Herbert, un inventor del glamour
    Escrito por
    Victor Herbert, un inventor del glamour El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La naturaleza convertida en aula infantil
    Escrito por
    La naturaleza convertida en aula infantil Desde hace unos años, la ciencia investiga los elementos sensoriales y químicos que se ponen en juego cuando estamos cerca de la naturaleza. Algunos de esos estudios resultan especialmente prometedores en el campo de la…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC