Pensar consiste en digitalizar

Pensar consiste en digitalizar Imagen superior: Leo, The Soundmonster!, CC

Cuando convertimos una señal analógica en una señal digital, perdemos en el proceso los umbrales más bajos o más altos, o si se prefiere los redondeamos en ceros (0) y unos (1).

pensarconsiste1

El conversor digital convierte lo que está por debajo de su umbral en el valor 0 y lo que está por encima en el valor 1. No hay decimales que muestren la riqueza de la señal analógica

pensarconsite2

Hay que tener en cuenta que la grabación analógica ya reduce la riqueza del mundo sonoro exterior, en este caso, no debido a la limitación de nuestros sentidos, sino a la de los aparatos y sistemas de captura. La inmensidad inmanejable de las ondas sonoras no puede ser contenida por ningún sistema o aparato conocido en la actualidad. Pero, una vez reducida esa inmensidad del universo sonoro a un sistema de captura analógico (cintas magnéticas, vinilo), tenemos todavía una complejísima onda de sonido. Esa onda analógica es lo que convertimos en formato digital, en información en forma de ceros (0) y unos (1) de mayor o menor calidad, a la que podemos aplicar diversas compresiones.

Por otra parte, si además de convertir una señal analógica en digital, después queremos comprimir el resultado, para que el tamaño sea menor, lo podemos hacer eliminando redundancias, descartando lo irrelevante o todo aquello que nuestros sistemas sensoriales no pueden percibir.

Del mismo modo, cuando pensamos, reflexionamos o comunicamos nuestros pensamientos, realizamos una conversión y una compresión a partir de percepciones, sensaciones e intuiciones de límites poco precisos, para convertirlas en palabras, conceptos y argumentos más o menos precisos, o al menos formulables y comunicables (aunque los demás no siempre los comprendan).

Continuará

[Publicado en 2004. Revisado en 2016]

[Revisión en 2016 de la explicación del proceso conversión> compresión tras las sugerencias de Ernesto Hidalga y Lino García Morales]

Más información acerca del sin duda fascinante mundo del sonido, su captura analógica y su conversión digital:

Musicalecer: El sonido digital

Emezeta: Formatos de audio

Xataka: Alta resolución de audio: mitos y realidades

Este artículo pertenece a la serie Una investigación acerca del pensamiento digital

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • La caja de herramientas
    Escrito por
    La caja de herramientas Mientras escribo, de Stephen King, es en parte una autobiografía breve y en parte un libro acerca de escribir. Su título, supongo, tiene que ver con el de William Faulkner Mientras agonizo, aunque King parece…
  • Inagotable Montaigne
    Escrito por
    Inagotable Montaigne La historia de la obra monteñana es ondulante y variable como su pensamiento. Sus ensayos aparecieron en ediciones ampliadas y corregidas por él mismo en 1582 y 1588, tras la primera de 1580. Se sabe…
  • La imprescindible filosofía
    La imprescindible filosofía La oposición entre ciencia y filosofía es tan vieja como tonta. Y como tantas discusiones inútiles, proviene de la ignorancia. Por un lado, muchos de quienes se dedican a cultivar la ciencia tienden…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El misterio del rosa clarito
    El misterio del rosa clarito En el volumen correspondiente al último trimestre de 1979, el Journal of Orthomolecular Psychiatry incluía un estudio sobre los efectos del color en la conducta humana. En concreto, el color rosa. Más concretamente, un tono…

Cartelera

Cine clásico

  • Chasing Pumares
    Escrito por
    Chasing Pumares Imagínense un mundo con otras reglas. Un mundo en el que no pueden dejar de encontrarse a Carlos Pumares en los rincones más inesperados. Esta extraña circunstancia se da en la ciudad más bella del…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Los dedos de Liszt
    Escrito por
    Los dedos de Liszt Franz Liszt, aparte de su obra sinfónica, vocal, organística y oratorial, o por encima de ella, según se mire su catálogo, se pasó la vida sentado al piano. Escribió su propia obra pianística pero, además,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El gran legado de Darwin
    El gran legado de Darwin A diferencia de algunos científicos famosos que tuvieron vidas emocionantes y hasta heroicas, Charles Darwin fue un tipo más bien aburrido. Nació en una familia acomodada —su padre era médico—, así que nunca tuvo necesidad…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC