Los primeros historiadores griegos

Los primeros historiadores griegos Imagen superior: Heródoto por Jean-Guillaume Moitte (1806). Museo del Louvre, París (Autor: Jastrow, CC)

Tucídides a pesar de sus méritos indudables, no se ha podido llevar el título de padre de la historia, porque Heródoto se le anticipó.

No hay certeza absoluta de que Heródoto fuese el primer historiador griego, pues él mismo se refiere a Hecateo de Mileto como precedente. El propio Hecateo parece referirse a sus precursores cuando dice: “Hecateo de Mileto dice: Múltiples y risibles son los discursos de los griegos; yo, empero, Hecateo, digo lo siguiente.” Lo que se confirma porque cuando Heródoto se refiere a Hecateo y otros que elaboraron mapas lo dice en plural: “los jonios”. 

Heródoto también menciona a un tal Dionisio, también de Mileto, que habría escrito dos libros acerca de los persas (Persika) de antes y después de Darío. También se conservan noticias de un tal Janto, que escribió una historia de Lidia, y de dos autores que no es seguro si son anteriores o posteriores a Tucídides: Carón de Lámpsaco y Damastes de Sigeo, que al parecer escribió un libro que hoy nos parecería interesantísimo acerca de los antepasados de los héroes que combatieron en Troya.

Todos estos autores son asiáticos, detalle que ha sido señalado por Momigliano, quien propone un problema, “más fácil de plantear que de resolver”, acerca de la influencia oriental, bajo dominio persa, como impulso para la historiografía griega. “Cuando Hecateo se refiere a los discursos risibles de los griegos (a las historias épicas y a los textos de Homero) habla como jonio de Asia Menor, bajo una fuerte influencia persa.

También, por supuesto, habría que contar entre los precedentes de Tucídides a Helánico de Mitilene o Lesbos, al que Tucídides critica en su obra, que escribió una historia del Ática hacia el –405 y muchos otros libros, entre ellos una Atlantida, aunque probablemente no se trata de la Atlántida de Platón, sino de la genealogía del titán Atlas.

Roussel, para terminar con este asunto, da una lista de historiadores elaborada por Dionisio de Halicarnaso, ya en época de Augusto, y que se suponen anteriores o contemporáneos de Tucídides: Egeón de Samos, Dioco de Proconeso, Eudemo de Paros, Damocles de Figela, Hecateo de Mileto, Acusilao de Argos, Carón de Lámpsaco, Meleságoras de Calcedonia, Helánico de Lesbos, Damastes de Sigeo, Jenómedes de Quíos y Janto de Lidia. El propio Roussell añade a Antíoco de Siracusa, “cuya historia de Sicilia fue sin duda consultada por Tucídides”.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • América en la torre de Babel
    Escrito por
    América en la torre de Babel Babel es palabra que en hebreo significa confusión y en babilonio (bab–ili), casa de Dios. 1 Al llegar a Mesoamérica, los españoles se encontraron con unas pirámides que parecían egipcias y con una leyenda maya…
  • El hacker y la mujer biónica
    Escrito por
    El hacker y la mujer biónica Para convencerse de que un avance es verosímil, basta con asomarse a la ciencia-ficción y llenar la mente con sus predicciones. En este sentido, esa mirada hacia el futuro es también la última…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Los derechos del divulgador
    Los derechos del divulgador "Amar es, finalmente, hacer el don de nuestras preferencias a aquellos a quienes preferimos" (Daniel Pennac, Como una novela) El autor francés Daniel Pennac nos ofrece, en su bello libro Como una novela (Norma, 1993) los diez “Derechos imprescriptibles…
  • Los primeros zoológicos ibéricos
    Escrito por
    Los primeros zoológicos ibéricos Aquí, los hijos de la Gran Bretaña, presumiendo de zoológico de animales exóticos en la Torre de Londres, allá a finales del siglo XVIII... Claro, cuando comenzaron a ser una potencia. Con ellos empezó el…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Repertorio rossiniano
    Escrito por
    Repertorio rossiniano En 1859 Rossini puso la primera piedra, mientras su esposa Olimpia plantaba el primer rosal, en el jardín de la villa que Charles Doussault le iba a construir en Passy, por entonces un suburbio parisino…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La cueva de Ikim-tzotz
    Escrito por
    La cueva de Ikim-tzotz “Ikim tzotz, ikim tzotz.” Aquellas palabras mayas no dejaban de dar vuelta en mi mente mientras nos preparábamos para otro día de trabajo de campo en las cuevas de Yucatán. “Estaba loco el viejito, ¿no?”,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC