La simplificación digital

La simplificación digital Imagen superior: Carl Sagan sostiene la placa Pioneer.

1. Cualquier cosa que digamos acerca del mundo supone, necesariamente, una selección y es, por tanto, una simplificación.

Si decimos:

“Los filósofos ingleses se expresan con claridad”.

Esta es una afirmación muy general, ante la que podemos preguntarnos si implica que:

‒Todos los filósofos ingleses se expresan con claridad

‒Que sólo por ser inglés un filósofo se expresa con claridad

‒Si lo que nosotros entendemos por claridad es un valor universal que todos entienden del mismo modo.

‒Si la claridad de los filósofos ingleses implica un sistema de pensamiento “a la inglesa”.

Etcétera.

2. El mundo se nos presenta de forma analógica

El mundo está lleno de cosas con fronteras difusas. A menudo no están separadas unas de otras, sino que es nuestro pensamiento el que establece las separaciones. Nuestra piel, ¿es lo que nos separa del mundo exterior o lo que nos une a él? ¿Es un bastón parte del mundo exterior o, como decía McLuhan, una extensión de nuestro brazo y de nuestros sentidos?

Podemos preguntarnos: ¿dónde acaba y dónde termina una cosa? Podemos preguntarnos: ¿qué es un objeto?

3. ¿Qué es un objeto?

Cuando David Marr tuvo que diseñar un sistema de visión por ordenador capaz de identificar objetos, se hizo las siguientes preguntas.

“La nariz, ¿es un objeto? La cabeza, ¿es un objeto? ¿Continúa siéndolo cuando está unida a un cuerpo? ¿Y un hombre montado a lomos de un caballo?

Estas preguntas muestran que las dificultades a las cuales se enfrenta quien intenta formular qué debe ser considerado como un objeto, son dificultades  que cuando se analizan a fondo se convierten en verdaderos  problemas filosóficos. En realidad, carecen de respuesta: todas esas cosas son un objeto, un concepto, una “cosa”, si uno quiere pensarlo así, o pueden formar parte de un concepto, objeto o “cosa” aún más amplia”.

4. La placa Pioneer

La placa de la sonda espacial Pioneer es un mensaje dirigido a inteligencias extraterrestres y que ahora mismo está viajando por el espacio a millones de kilómetros de la Tierra.

En las primeras versiones, la mujer sostenía un paraguas; pero entonces surgió la duda de si los extraterrestres pensaría al verlo que se trataba de dos objetos (una mujer y un paraguas) o de un único objeto: una mujer paraguas. Los extraterrestres podrían pensar que algunos humanos tenemos un brazo que se alarga en una barra y termina en una especie de semiesfera.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • ¿Dónde están los escritores soviéticos?
    Escrito por
    ¿Dónde están los escritores soviéticos? A menudo muchos nos hemos preguntado dónde están los escritores soviéticos que la Revolución de Octubre prometió. El que tan pocos de los partidarios del régimen comunista hayan pasado a la historia de la literatura…
  • Un mundo en pedazos
    Escrito por
    Un mundo en pedazos Judío converso en ascético fiel del catolicismo, vanguardista hermanado con Picasso y Cocteau pero adversario del surrealismo, bohemio, homosexual y laborioso, Max Jacob acabó enfermo de neumonía, en 1944, cuando los nazis se disponían a…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Elecciones, emociones y neuronas
    Elecciones, emociones y neuronas La semana pasada afirmé que "si la racionalidad juega un papel central en la ciencia, también debe jugarlo en la democracia". En teoría, las decisiones de los ciudadanos deberían tomarse racionalmente, con base en información…
  • El destino de Cristóbal Colón
    Escrito por
    El destino de Cristóbal Colón El 20 de mayo de 1506, moría Cristóbal Colón. Dicen quienes le conocieron que era alto y delgado. De nariz aguileña y ojos garzos, sus cabellos habían encanecido prematuramente. Cuentan que era afable con los…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El serio y cachondo Jean Françaix
    Escrito por
    El serio y cachondo Jean Françaix Pongámonos graves: Jean Françaix (léase, no más: Francés) vivió entre 1912 y 1997, o sea que le tocaron –léase en ambos sentido: tocar a la persona y tocar su música y la de sus colegas–,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC