El efecto doppler

El efecto doppler Imagen superior: retrato de Christian Doppler

El efecto doppler es una de las curiosidades del mundo físico que más me gusta. Tiene que ver con la longitud de onda emitida por un cuerpo en movimiento. Lo más curioso es que Christian Doppler lo detectó en relación con la luz en 1842, pero poco después fue aplicado también al sonido.

En realidad, puede descubrirse en todo tipo de ondas.

El efecto doppler sirve en astrofísica para saber si una estrella se está alejando o acercando, según la luz que emita, roja o azul (corrimiento al rojo o al azul). Es algo que no se puede observar a simple vista, pero sí con espectómetros. Si la estrella o galaxia emite un espectro rojo, es que se está alejando; si el espectro es azul, entonces se acerca. De este modo, Edwin Hubble descubrió que el universo se está expandiendo (o al menos el universo visible).

En lo que se refiere a las ondas sonoras, el ejemplo más conocido es el del sonido emitido por una fuente emisora que se acerca a nosotros, por ejemplo un tren, que nos parece agudo. Pero, nada más pasar el tren junto a nosotros y alejarse, el sonido pasa a ser grave. La explicación tiene que ver con la velocidad de las ondas del sonido y con el movimiento de la propia fuente del sonido (por ejemplo, el tren).

En este gráfico lo puedes ver para que resulte intuitivamente más sencillo:

elefectod2

Aquí el tren (rectángulo rojo) se acerca a nosotros (rectángulo azul). Como ves, las ondas de sonido (los círculos rojos) nos llegan con muy poca separación entre ellas, comprimidas, lo que nos da la sensación de sonido agudo.

elefectodop3

En este caso, el tren ya nos ha dejado atrás, y ahora las ondas nos llegan muy separadas unas de otras, lo que nos trasmite una sensación de sonido grave.

Pero no se trata de que suene más alto o más bajo. Obviamente, a medida que se acerca el tren lo oimos mejor y a medida que se aleja lo oimos peor. No se trata de eso, sino de la variación de la longitud de onda, que a simple vista (o a simple escucha) se detecta como un paso de un tono más agudo a uno más grave.

De hecho, lo que sucede es que la percepción del tono del sonido debido al movimiento de la fuente o al del observador (o al de ambos) hace que se perciba otro sonido que el que se percibe si la propia fuente está en reposo o en movimiento uniforme (y nosotros también junto a ella o dentro de ella, como cuando viajamos en un tren).

Años después de que Doppler hablara de este efecto, en Holanda se hizo un curioso experimento. Un grupo de trompetistas subieron en un tren descubierto y empezaron a tocar. En un andén del recorrido se situaron unos cuantos músicos con oído absoluto, capaces de distinguir cualquier nota con sólo escucharla. Y, en efecto, confirmaron que el efecto doppler se producía. Hace no mucho vi una fotografía de un experimento posterior con una orquesta de jazz en el metro de Nueva York, pero no la he encontrado. Muchos músicos han utilizado el efecto doppler en sus composiciones, especialmente en el jazz.

En el caso del viaje en bicicleta en Irlanda, del que hablo en Un viaje a Ahakista, la cosa se complicaba porque yo iba en bicicleta y había coches que venían desde atrás y desde el frente, por lo que hay que tener en cuenta el movimiento de la fuente que emite el sonido, el del observador (u oyente) y, además, el sentido del movimiento de ambos: acercarse a un coche que viene en sentido contrario no es lo mismo que ver cómo se aleja uno que venía en el mismo sentido y nos ha adelantado. Además, recuerdo que era un día tormentoso, por lo quey podían influir otros factores en la extraña sensación que tuve y que todavía recuerdo, mientras intentaba mantenerme en la carretera y al mismo tiempo ir experimentando con mis oídos.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • "The Host" y la verosimilitud
    Escrito por
    "The Host" y la verosimilitud En Las leyes del relato dije: “El mismo espectador que acepta como verosímiles los viajes a la velocidad de la luz, un instituto para magos que existe en un plano paralelo al mundo ordinario o una extraña…
  • Sergio Pitol, explorador
    Escrito por
    Sergio Pitol, explorador Todo escritor es universal y ninguno escapa a su lugar en el universo. Si de situarlo se tratara, Sergio Pitol no podría ser sino hispanoamericano. Para ello olvidémonos de selvas intrincadas, mágicos realismos y conjuros…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Richard Matheson: terror de andar por casa
    Escrito por
    Richard Matheson: terror de andar por casa Menos conocido a nivel popular que otros autores como Stephen King o Ray Bradbury, pero alabado por ambos, Richard Matheson ha sido uno de los escritores clave dentro del género fantástico durante el último siglo.…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Une petite cantate", de Barbara
    Escrito por
    "Une petite cantate", de Barbara El primer disco que grabó Barbara se llamaba Barbara à L'Écluse (Pathé Marconi / La voix de son maître, 1959). L'Écluse era el pequeño club donde cantaba desde 1958. En 1961 empezó  a acompañarla al…
  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC