¿Dónde suceden las cosas en Shakespeare?

¿Dónde suceden las cosas en Shakespeare? Imagen superior: Robert Mantell (1854-1928) como el Rey Lear, en un montaje de comienzos del siglo XX.

Jan Kott hace un interesante análisis de la escena de El rey Lear en la que Edgar guía al ciego Gloucester (su padre) hacia un precipicio. No existe tal precipicio, pero Edgar cree que puede curar de su locura al anciano si lo conduce hacia una falsa muerte. Se van arrastrando hasta el precipicio y, finalmente, el anciano se lanza al abismo. Cae y muere. O eso parece, porque, en realidad no hay tal caída.

Kott advierte acerca del sentido de esta escena, que puede ser echada a perder por una representación naturalista. Puesto que no existe ese precipicio, es absurdo pintarlo en el escenario o representarlo de cualquier manera. Ni siquiera, dice Kott, se puede llevar esta escena al cine sin destruirla. Ya se trate de un precipicio real o fingido, la fuerza de la situación se pierde:

“El escenario tiene que estar vacío. El suicidio, o más bien el símbolo del suicidio, debe representarse en un escenario vacío… El ciego Gloucester cae en el escenario vacío… El ciego Gloucester, que ha ascendido por una montaña inexistente para arrojarse sobre unas tablas lisas, es un payaso. Lo que se ha representado es una especie de payasada filosófica; la misma que encontramos en el teatro contemporáneo”.

macbethrush

Imagen superior: Geoffrey Rush (Lear) y Max Cullen (Gloucester) en el montaje de la Sydney Theatre Company estrenado en 2015 © Heidrun Löhr/Sydney Theatre Company.

Una de las mejores soluciones es cubrir de humo o nubes el escenario, lo que permite mantener el engaño tanto para Gloucester como para el espectador, sin que la trampa sea vulgar.

Por un momento, el espectador del teatro cree que el abismo existe, como lo cree Gloucester, pero acaba descubriendo que no hay tal abismo, como lo descubre Gloucester. Lear y el abismo que no existe.

macbethLaurence

Imagen superior: Laurence Olivier en el montaje de "Rey Lear" estrenado en el West End en 1946.

¿Dónde suceden las cosas? A veces el espectador completa la escena con la fuerza de su imaginación: ve puertas, castillos, mares, ejércitos, como le pide el propio Shakespeare en alguna ocasión:

“Suplid mi insuficiencia con vuestros pensamientos. Multiplicad un hombre por mil y cread un ejército imaginario. Cuando os hablemos de caballos, pensad que los veis hollando con sus soberbios cascos la blandura del suelo, porque es vuestra imaginación la que debe hoy vestir a los reyes, transportarlos de aquí para allá.” (Enrique V)

Ahora bien, aunque no existe tampoco el barco que naufraga en La tempestad, Ariel es un espíritu al que sí ve el espectador, pero que no ven ni Trínculo ni Esteban, dos de los personajes de la obra. Tampoco Bottom ve a Helena, o sus pretendientes a Puck en El sueño de una noche de verano.

Como espectadores se nos pide a veces que imaginemos, que veamos cosas que no están ahí, pero que se supone que sí ven los personajes, mientras que otras veces se nos muestra algo que vemos nosotros pero no ellos, a pesar de tenerlas delante en el escenario.

MacbethIan

Imagen superior: escena de la daga de Macbeth por Ian McKellen, en 1976.

¿Y el puñal de Macbeth? Macbeth ve el puñal, pero el puñal no existe. ¿Los espectadores, vemos el puñal que ve Macbeth o vemos como los demás personajes que allí no hay ningún puñal? Difícil decisión para un director de escena.

¿Y el espectro del padre de Hamlet? Se supone que debemos verlo en sus primeras apariciones, como lo ve Hamlet y los guardias. Pero, ¿debemos verlo cuando Hamlet lo ve y su madre no lo ve? ¿Vemos como Hamlet o vemos como la madre? Otro verdadero dilema para la puesta en escena.

macbethpolonius

Imagen superior: Hamlet ve el espectro de su padre tras matar a Polonio. Pero su madre no lo ve. ¿vemos nosotros al espectro? ¿Vio Hamlet al espectro antes pero ahora lo imagina?

Se trata de diferentes tipos de no existencia, no siempre coincidentes, a menudo mezclados. Podemos preguntarnos, en efecto, si en el teatro cuando Shakespeare dirigía la obra el espectador veía un puñal o si sólo lo veía Macbeth, y también podemos preguntarnos si aunque veamos al fantasma de Hamlet, el fantasma existe sólo para Hamlet.

¿Qué estamos viendo, lo que vería cualquiera o lo que ve Hamlet dentro de su cabeza? Podríamos comparar la escena del fantasma con aquella típica escena de muchas películas en la que vemos los pensamientos del personaje, sus imaginaciones, lo que está soñando, pero eso ya sería decantarse por una hipótesis acerca de la mente de Hamlet: no se finge loco, está loco.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Llamando a las puertas de Dios
    Escrito por
    Llamando a las puertas de Dios Después de ver a Charlie Chaplin recorriendo el ciberespacio londinense en compañía del escritor Thomas Burke y a todos nosotros ejerciendo con el hombre de la multitud de Poe y el pintor de la vida…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Ludditas
    Ludditas El cambio siempre es inquietante. Por alguna razón, los humanos siempre buscamos la estabilidad. Pero somos, como todos los seres vivos, producto de un proceso evolutivo que consiste, precisamente, en un cambio continuo. Y lo…
  • En tiempos de Carlos II
    Escrito por
    En tiempos de Carlos II El 1 de noviembre de 1700 moría en Madrid Carlos II, el último de los Austrias. Cuarenta días de agonía ponían fin a la vida de uno de los más desconocidos monarcas de nuestra Historia,…

Cartelera

Cine clásico

  • Chasing Pumares
    Escrito por
    Chasing Pumares Imagínense un mundo con otras reglas. Un mundo en el que no pueden dejar de encontrarse a Carlos Pumares en los rincones más inesperados. Esta extraña circunstancia se da en la ciudad más bella del…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Chris Foss
    Chris Foss El británico Chris Foss fue uno de los nombres más importantes en la ilustración de ciencia ficción durante la década de los setenta. Sus portadas para novelas del género ayudaron a vender incontables ejemplares de…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La música atmosférica de Daniel Lanois
    Escrito por
    La música atmosférica de Daniel Lanois Shine es el álbum que graba en 2003 el compositor Daniel Lanois para el sello Anti-. Nos hallamos ante un trabajo que pasa desapercibido para gran parte del público, quizá porque, en esta ocasión, Lanois…
  • Para seguir recordándola
    Escrito por
    Para seguir recordándola La soprano genovesa Luisa Maragliano ha sido otra cantante más de aquéllas que resultaron perjudicadas por el disco oficial, que apenas tuvo en cuenta su excelente carrera italiana e internacional, muy realzada sobre todo en…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • La estela y la Madre Tierra
    Escrito por
    La estela y la Madre Tierra Esta historia que voy a contarles comienza en la Junta de Voto, un municipio cántabro del Valle de Aras, animado por el curso de dos ríos, el Clarín y el Clarión. Se trata de un…

bannernewsletter1