Cómo digitalizar el mundo

Cómo digitalizar el mundo Imagen superior: Rachel Kramer, CC

¿Cuántos animales hay en este prado? La respuesta parece obvia: “Hay cuatro animales. En concreto, cuatro vacas”.

comodigitalizar1

Rojo: animales. Verde: no animales.

Con esta respuesta ya se han llevado a cabo varias simplificaciones. Por ahora no nos vamos a detener en casi ninguna de ellas, sino que tan solo mencionaré una posible objeción a la respuesta que consiste en decir que hay cuatro animales:

“No hay cuatro animales, sino cientos, miles, tal vez millones: todos los insectos y diminutas criaturas que habitan en la hierba, el aire o en los otros animales, como las pulgas o las garrapatas”.

Es decir, al afirmar que hay cuatro animales en la imagen, al decir “Hay cuatro animales”, hemos digitalizado el mundo en animales/no animales.

Lo que era continuo, difuso y sin fronteras, es decir, ese fragmento de realidad que contiene la fotografía, primero lo hemos hecho discontinuo, lo hemos separado, al menos conceptualmente, distinguiendo entre animales y no animales. Y esa simplificación, a su vez, ha sido dividida de nuevo, digitalizada de manera más brutal al fijarnos en tan solo un tipo de animal y decir: “Hay 4 vacas”

Dretske explica que si decimos: “Hay 4 vacas” estamos dando una información digital: afirmamos, sencilla y llanamente que hay 4 ejemplares de eso que llamamos “vaca”. Ni una más ni una menos. Las vacas, en efecto, se cuentan en cantidades discretas (digitales). No hay media vaca, ni tres cuartos de vaca  (a no ser en las carnicerías, claro).

También podríamos entrar en sutilezas del tipo de “Una vaca preñada tiene en su interior un feto de vaca que representa 1/4 de vaca”, pero no lo haremos.

Este artículo pertenece a la serie Una investigación acerca del pensamiento digital.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • Ulises en Singapur
    Escrito por
    Ulises en Singapur En los últimos capítulos de La cicatriz de Ulises he estado recorriendo edificios narrativos en compañía de Homero y de los guionistas de algunas series de televisión, como The Wire, Los Soprano o Mad Men. Mi intención es mostrar que…
  • Recordando a Alberto Moravia
    Escrito por
    Recordando a Alberto Moravia La evocación que sigue tiene una fecha: noviembre de 1988. Es entonces cuando pasa fugazmente por Madrid Alberto Moravia, que morirá no mucho después, el 26 de septiembre de 1990. A sus ochenta años, la…
  • El experimento de Facebook
    El experimento de Facebook Las redes sociales virtuales, como Facebook y Twitter, son herramientas que nunca antes habían existido en la historia humana. Resulta natural que apenas estemos descubriendo su verdadero poder y alcance, y aprendiendo a…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El rey que protegía las flores
    Escrito por
    El rey que protegía las flores Cuenta la tradición que el viejo convento de carmelitas calzados fue fundado por Miguel Navarro, boticario de Felipe II. Nunca, hasta hace unos días, había oído hablar de Miguel Navarro, aragonés de Rubielos de Mora,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los mastodontes de la Península Ibérica
    Escrito por
    Los mastodontes de la Península Ibérica Cuando se habla de mastodontes muchas personas evocan erróneamente los legendarios mamuts, sin embargo se trata de animales muy diferentes. Varios millones de años antes de que los mamuts –que son elefantes– aparecieran en la…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC