Trestesauros500

Aunque el título parezca el de película de terror, El regreso de Ben es un drama modélico sobre el daño de las adicciones y la fuerza de las llamadas “madres de la droga”. Bien pensado, tiene momentos que dan cierto miedo y generan una tensión constante, con ese espíritu fatalista provoca en el espectador casi tanta inquietud como el cine de horror.