Trestesauros500

Cuando su esposo falleció, la antropóloga Long Litt Woon vivió una etapa de duelo que, por esos azares que tiene el destino, se fue calmando a través de una afición recién descubierta: la micología.

Quiere la literatura ‒la moderna más que la antigua‒ que el ensayo, la memoria personal y la ficción se combinen. Esa indeterminación de géneros ha dado lugar a un mestizaje conceptual extraordinariamente grato, al que también se acoge este libro de Long Litt Woon.