Trestesauros500

Florencia del 53

El Mayo Musical Florentino de 1953, con la perspectiva de la distancia, puede convencernos de que fue una de las ediciones más importantes de toda su historia. Dos acontecimientos permiten sostener esta valoración: Callas interpreta por vez primera Medea, la partitura de Cherubini que parecía definitivamente olvidada, y se estrena en Occidente Guerra y paz de Sergei Prokofiev.

Corelli es Canio

Canio, de Payasos, fue uno de los primeros papeles debutados por Corelli, en julio de 1953 en las Termas de Caracalla, es decir a apenas dos años de iniciar su profesión, y aunque no lo cantara tanto como cabría esperar, sí lo ofreció en dos escenarios de especial importancia: Scala de Milán (1957) y Metropolitan de Nueva York (1964), mientras en medio (1960) lo grababa en estudio para la EMI.

Una buena muchacha

La fanciulla del West de Puccini no es una obra que obtenga la atención que merece, orillada siempre por otros títulos del maestro luqués. Se trata, sin embargo, de una partitura estupenda que permite el lucimiento a cantantes (tres principales y varios «de reparto» con momentos de relieve pasajero) y directores musical (¡qué sutil y refinada orquestación!) y de escena (ha de mover un acto primero complicadillo).