Trestesauros500

“Imagina si puedes, una pequeña habitación, de forma hexagonal, como la celda de una abeja” comienza The Machine Stops. Esa habitación subterránea es fácil de visualizar porque sólo contiene un sofá y un escritorio, con luz y ventilación provenientes de una fuente invisible.