graciasportadadefesq

Reivindicación de Dora Maar

Pues, veréis, resulta que a Picasso no se le habría ocurrido pintar el Guernica, ni en sueños, si no hubiese tenido a su lado una tremenda mujer como Dora Maar. Una mujer con un talento extraordinario para la fotografía. Una mujer comprometida políticamente con la situación que se estaba viviendo en toda Europa, en aquella Europa de los convulsos treinta, invadida por los nacionalismos fascistas que desembocaron en una de las mayores confrontaciones de la Historia, si no la mayor.