Trestesauros500

Supongo que nadie elige serlo. Para convertirse en una estrella de culto, la fama y el talento suelen traer aparejado un destino más o menos trágico. Son vidas en suspenso, que pagan ese precio para convertirse en mitos.