Trestesauros500

El éxito de las películas de Marvel-Disney ha provocado que muchos quieran subirse al carro creando sus propios “universos cinematográficos” (franquicias de películas protagonizadas por distintos personajes, pero conectados entre sí).

La saga Alien nos fascina, eso es indiscutible. Proporciona, en dosis parecidas, terror, aventuras espaciales y reflexión filosófica, y encima lo consigue con una estética inimitable. Sólo por eso ‒háganme caso‒ merece la pena dejarse llevar por el nuevo episodio de la franquicia, Alien: Covenant.

Nunca un trailer ficticio llegó tan lejos. Primer, se terminó convirtiendo en largometraje. Después, en trilogía (según parece). Llega la secuela de la sandunguera Machete, y ofrece todo lo que prometía: cachondeo, acción violenta de dibujo animado, rostros carismáticos y mujeres sexis, además de las frases lapidarias del colosal Danny Trejo como Gran Protagonista después de tantísimos papeles como secundario.