Trestesauros500

La cuestión es dramática. ¿Debemos convertir el pensamiento positivo en un paradigma social? ¿Cómo resolvemos el hecho de que se culpabilice o se margine a quien no pueda, o no quiera asumir esa regla? ¿Realmente la sonrisa obligatoria tiene algún beneficio demostrado por la medicina?

Antes de que lo pregunten, debería decir que el de Barbara Ehrenreich es un libro científico. Rigurosamente científico. No esperen hallar en sus páginas el menor asomo de seudociencia. Merece la pena señalarlo, porque Ehrenreich es bióloga y doctora en inmunología celular.