Trestesauros500

Para hacer honor a la ‘patafísica (con apóstrofe) deberíamos empezar por el final. No pretenda comprender lo incomprensible, ni buscar el raciocinio en las páginas de este libro. Más bien siéntase como Alicia cuando celebraba el feliz no cumpleaños. O piérdase por los capítulos sin el orden establecido, como propuso Cortázar en su Rayuela. El escritor argentino fue patafísico. “El conocimiento de Jarry y la ‘patafísica habría de cambiarme la vida”, afirmó. Pero, ¿quién es Jarry?