graciasportadadefesq

Amanecer en Múnich

Son las seis de la mañana. El sonido de las ruedas de mi pequeña maleta deslizándose por el suelo me mantiene despierta. Ya en el metro, me siento acompañada por caras soñolientas. Pero hoy la mía no es como la de ellos. Estoy alerta y con los nervios de un niño en su primer día de colegio. Próxima parada: Aeropuerto-T4. Destino, Múnich, Alemania.