"España invertebrada" (1921), de José Ortega y Gasset

La influencia de José Ortega y Gasset (1883-1955) es difícil de sobreestimar en la filosofía contemporánea española. Se trata posiblemente de nuestro pensador más distinguido en los últimos siglos, y sin duda el que mayor prestigio ha alcanzado fuera de nuestras fronteras.

España invertebrada, publicada como compilación de breves artículos en 1921, puede ser considerada como un preludio a la obra más importante de Ortega, La rebelión de las masas, pues introduce gran parte de los temas que el filósofo desarrollaría más tarde en esta. Además, mientras La rebelión de las masas está dedicada a analizar la situación sociopolítica de la sociedad europea en general, España invertebrada se centra específicamente en nuestro país. Ambos libros, por tanto, deben leerse de forma conjunta para entender el pensamiento orteguiano. 

Lo que se propone Ortega es una tarea que en principio parecería demasiado ambiciosa teniendo en cuenta la escasa extensión de la obra: determinar las causas de la decadencia de España y discernir las claves para superarla. Parte para ello de que toda nación, para subsistir, debe estar continuamente impulsada por "un proyecto sugestivo de vida en común". Ortega no desdeña la importancia de las raíces históricas compartidas, pero su enfoque no es el pasado, sino el futuro: "Los grupos que integran un Estado viven juntos para algo […]. No conviven por estar juntos, sino para hacer algo juntos". Cuando este propósito común falta, el país no tarda en desintegrarse.

Por este motivo, Ortega no entiende los nacionalismos periféricos como una peculiaridad especial de ciertas regiones, sino como un síntoma de la falta de proyecto nacional, de la incipiente desintegración de España. ¿Y cuáles son las causas de todo ello? La respuesta de Ortega es clara. Las dos enfermedades perennes que aquejan a la sociedad española son el particularismo y la acción directa.

El particularismo no es sino el egoísmo de grupo que lleva a regiones, clases o cualquier otra colectividad a dejar de sentirse parte de un todo más amplio, del conjunto de la nación. La acción directa es su inevitable corolario: una vez separados y priorizados los intereses de grupo sobre los generales, cualquier obstáculo social o institucional a su satisfacción se convierte en una imposición intolerable que debe ser combatida, mediante la violencia si es preciso. 

En la segunda parte del libro, Ortega se interroga por las raíces últimas de la pujanza de estos graves males. La razón, defiende, no es otra que la ausencia de los mejores, esto es, el rechazo de las masas a dejarse guiar por las personalidades más distinguidas, no ya en el ámbito político, sino en todos los campos de la vida social.

Con una evidente impronta nietzscheana, Ortega lamenta el plebeyismo de su época y el resentimiento que lleva a muchos a pretender la destrucción de los mejores y no su emulación.

ortega78

Imagen superior: Antonio Machado, Gregorio Marañón, Ortega y Gasset y Pérez de Ayala.

Como ya he avanzado, se trata de un primer esbozo, breve pero contundente, de la tesis central que el filósofo desarrollará en La rebelión de las masas. Al igual que sucede con esta obra, su pensamiento puede resultar molesto y no conforme con los sentimientos igualitarios de nuestros días, que llevan a muchos a recelar de todo elogio de la excelencia en cualquier esfera. Frente a estos es preciso recordar, como hace Ortega, que "una sociedad sin aristocracia, sin minoría egregia, no es una sociedad".

Es probable que este rechazo apriorístico a los mejores esté detrás de los defectos de nuestro sistema de selección de élites y de nuestra tan lamentada falta de auténticos líderes. 

España invertebrada tuvo, en la convulsa primera mitad del siglo XX en nuestro país, un gran éxito e influenció el pensamiento de numerosos autores de diferentes ideologías. No se trata, desde luego, de un mérito inmerecido. Aunque Ortega recurre en ocasiones a interpretaciones históricas controvertidas o poco rigurosas, y pese a su insuficiente consideración de los aspectos políticos y económicos del fenómeno nacionalista catalán y vasco, en mi opinión su análisis ofrece un panorama certero de buena parte de los problemas clave que han lastrado el progreso de España, no ya en su época, sino incluso también en la nuestra.

El egoísmo de grupo y la legislación basada en intereses privados, la falta de respeto hacia las instituciones democráticas y los amagos de derribar el sistema constitucional, el falso igualitarismo que impone por doquier el culto a la mediocridad y la elevación al poder de los incapaces, etc., son todos vicios de nuestro tiempo cuyo potencial destructor ya fue advertido por Ortega

De este modo, volvemos a encontrarnos, ayer y hoy, con el desafío de reconstruir el proyecto nacional español y prevenir la disgregación. Los remedios propuestos por Ortega no serán del agrado de todo el mundo, especialmente dadas las sensibilidades actuales, pero siguen sin haber perdido su vigencia, y haríamos bien en considerarlos seriamente si aspiramos, en palabras del filósofo, a "una gigantesca, dinámica reforma de la vida interior de España".

Copyright del artículo © Antonio Mesa León. Reservados todos los derechos.

Antonio Mesa León

Antonio Mesa León (Sevilla, 1993). Graduado en Derecho y ADE (Universidad de Sevilla, 2016). Máster en Abogacía y LLM, IE Law School (Best Student Award y Dean´s List 2018).

www.linkedin.com/in/antonio-mesa-leon/

Sitio Web: elaprendizdecaton.blogspot.com.es/

Social Profiles

LinkedIn

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Quedarse a solas
    Escrito por
    Quedarse a solas Allá por los años sesenta del pasado siglo, los sociólogos pusieron en circulación la fórmula de la muchedumbre solitaria. Evoco el hecho como evoco mi juventud de entonces y la frase de Baudelaire que proponía…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “New York Dolls” (1973)
    Escrito por
    “New York Dolls” (1973) Hay grupos que se resisten a la categorización, y no cabe la menor duda de que New York Dolls es uno de los ejemplos más claros de ello. Tenían una imagen evidentemente Glam (creo que la portada…
  • Ernesto Lecuona vuelve al continente
    Escrito por
    Ernesto Lecuona vuelve al continente Había una vez un país llamado Cuba que conocimos por las películas norteamericanas donde aparecían orquestas como los Lecuona Cuban Boys y las de Don Aspiazú y Xavier Cugat. Subieron a los escenarios del variétés…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia