Tilingos

Tilingos Imagen superior: lbragg1, Pixabay, CC.

La historia española de las décadas más recientes viene siendo pródiga en cambios bruscos, difíciles de asimilar y matizar, que por el contrario fácilmente producen pequeñas indigestiones culturales.

Recuerdo los tiempos de la Transición, con la apertura cotidiana de ventanas y puertas de expresión que llevaban, a su vez, décadas cerradas. Muchos personajes se apresuraron a contar sus aventuras sexuales, a fotografiarse en pelota y a decir palabrotas por los medios. ¿Había muerto Franco para que la libertad de expresión diera lugar a tantas banalidades? ¿Esto aguardaba el sano instinto popular al final de la dictadura?

Cambiando bruscamente de fechas y de niveles sociales e institucionales, ahora tenemos una crisis de diplomas. Hemos descubierto en nuestro establishment una intensa vocación académica. Todo el mundo ha querido ser magistral y doctorado. En especial, el fenómeno afecta a las llamadas ciencias políticas y sociales, a menudo una simple colección de tecnicismos que se llevan como los trajes de marca y los perfumes de marca y los zapatos de marca del lenguaje.

Desde luego, esta actitud conduce a errores de estilo. Es lo que en España llamamos cursi y en el Río de la Plata, tilingo. Habitualmente, se oye hablar una especie de patois entre inglés y castellano, a propósito de tecnología de procesadores, deportes y encuestas de opinión. Es como si el hablante lo fuera de inglés y el castellano le resultara difícil de seguir, por lo cual le crecen los enanos ingleses en las entrelíneas.

Lo más reciente del fenómeno lo hemos comprobado con la minicrisis de los masters. Todo el mundo parece que quiere ser maestro en tal o cual disciplina. Ciertamente, para la carrera de la enseñanza universitaria, las maestrías y los doctorados resultan indispensables, pero para el común de los mortales sólo significan una posibilidad de darse pisto y tilinguear. Así como hemos dejado algunas actividades porque nuestro high level motoriza nuestro desplazamiento hacia empinados estratos de managerial affairs ‒piénsese en la albañilería, el reparto de publicidad o los camareros de temporada– las diplomaciones y diplomaturas nos distancian de los meros inmigrantes que se ocupan de las labores ínfimas.

Mientras tanto, el paro juvenil se alza en ciertas regiones a la mitad del personal, amplias zonas rurales se despueblan a favor de las grandes ciudades y proliferan empleos precarios, pagados del todo o en parte en negro y sin suficiente cobertura social. Pero, eso sí: también todo explicable en términos sociológicos y trufado de anglicismos. Hemos dejado el burro y lo hemos sustituido por el Opel. A menudo, dudamos del lugar donde estamos sentados.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

Más en esta categoría: « Un fantasma recorre el mundo

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Metáforas de cine
    Escrito por
    Metáforas de cine Aceptar que la Tierra es redonda y que no se caigan los que viven en "el lado de abajo", y que, además, se mueve en el espacio a una velocidad vertiginosa, sin que nos caigamos…
  • Censúrenme, por favor
    Escrito por
    Censúrenme, por favor En una vieja película de los años cuarenta, Celia Gámez rogaba desde el título: Secuéstreme usted, por favor. Viene fácilmente a la memoria la imploración de la cantora en estos días propicios a ventilar el…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Ética científica
    Ética científica ¿Qué es bueno y qué es malo en ciencia? Hay quien piensa que los juicios de valor de este tipo no tienen lugar en una disciplina cuyo único objetivo es producir conocimiento acerca…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Reger en la memoria
    Escrito por
    Reger en la memoria Una apreciación de Arnold Schönberg sobre Max Reger pica la curiosidad de cualquiera. Antes de ser leída, porque se prevé un tortazo a distancia. En efecto ¿qué diría el capitán de la escuadra vanguardista de…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia