“Countdown To Ecstasy” (1973), de Steely Dan

Steely Dan es una banda bastante peculiar dentro del agitado mundillo musical de los años 70. A priori podríamos meterla en el amplio mundo del Pop, destacar su carácter jazzístico y pasar a otras cosas con más impacto como, yo que sé, Bruce Springsteen. Pero la música es cosa seria y si me la tomara a la ligera jamás habría descubierto la primera época de Ultravox.

Lo cierto es que el primer disco de Steely Dan tuvo sus hits (Reelin’ In The Years y la fenomenal Do It Again), pero para su segundo disco intentaron apartarse un poco del ambiente comercial y atreverse a tocar un poco más los instrumentos. El espíritu Pop de Steely Dan sigue vivo a lo largo del disco, pero esta vez mucho más disperso entre solos y pasajes instrumentales de gran calidad. Sería un idiota si no supiera apreciar las bellas armonías vocales de Razor Boy o de My Old School, pero también sería un idiota si no supiera apreciar el solo de esta última canción.

Y es que la calidad técnica brilla ahora con más fuerza que nunca en Steely Dan. Desde el aire a Rock ‘N’ Roll añejo de Bodhisattva hasta el wah wah y el teclado Emerson-iano de King Of The World encontramos multitud de ejemplos de su maduración como compositores e instrumentistas. Por supuesto su humor sarcástico sigue estando presente en temas como Show Biz Kids (“show biz kids making movies/ of themselves you know they/ don’t give a fuck about anybody else”), pero esta vez le dotan de unos slides que quitan el hipo y una estructura bastante extraña para lo que fuera el primer single de este disco. De todas formas, un tema con esas letras jamás habría sido repetido machaconamente por la radio.

Si bien es cierto que habían bebido del Jazz en cuanto a instrumentación, jamás habían sido muy dados a hacerlo en cuanto a estructuración y estilo. Sin embargo, en “Countdown To Ecstasy” tenemos Your Gold Teeth, un curioso acercamiento al Smooth Jazz con un rítmico piano que hace las delicias del más inclinado a escuchar grupos como Weather Report o Traffic, y las sutiles y étnicas percusiones junto a las voces de Fagen Becker, los cerebros tras Steely Dan, crean una atmósfera tranquilizante hasta alcanzar los 7 minutos de duración, algo impensable para su primer disco.

Steely Dan se situó en un punto medio entre los artistas más vanguardistas y la música más comercial del momento, pero curiosamente siempre rehuyeron de las luces y de la fama. Se aproximaron al Pop desde el punto de vista estético-musical, pero jamás se entregaron a él. A pesar de esto, el siguiente álbum fue un retorno a sonidos más accesibles. Fe de ello da el tema con el que lo abrieron (Rikki, Don’t Lose That Number). Pero las inquietudes musicales volvieron a florecer para el siguiente disco, aunque eso ya lo contaré en otra ocasión…

countdown2

Tracklist (En negrita los temas destacados)

  1. “Bodhisattva” (5:19)
  2. “Razor Boy” (3:11)
  3. “The Boston Rag” (5:40)
  4. “Your Gold Teeth” (7:02)
  5. “Show Biz Kids” (5:26)
  6. “My Old School” (5:46)
  7. “Pearl Of The Quarter” (3:51)
  8. “King Of The World” (5:00)

Copyright del artículo © Alexandro Ruiz Pérez. Publicado previamente en Eufonia Eléctrica, con licencia CC, y editado en Thesauro Cultural (TheCult.es) con este permiso. Reservados todos los derechos.

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • La misma historia siempre diferente
    Escrito por
    La misma historia siempre diferente En los últimos capítulos de La cicatriz de Ulises, he comparado el método narrativo de Homero, la manera en la que el cantor ciego recorre el edificio de la narrativa mitológica, con algunas narrativas modernas, entre…
  • La belleza del crimen
    Escrito por
    La belleza del crimen Ya se lo ha etiquetado como “el asesino de Pioz”. Es Patrick Nogueira, brasileño, de 22 años, que asesinó a dos tíos y dos primos. Lo hizo tras convidar a unos con pizzas y al…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Virus mentales
    Virus mentales Hay virus, como el del sida, que pueden afectar el cerebro humano. Como todos, estos virus son partículas de ácido nucleico (ADN o ARN) cubiertas de proteínas que infectan células y aprovechan su…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La Reina Virgen
    Escrito por
    La Reina Virgen Los sábados, después de comer, tocaba sesión de cine. Mi madre, mi hermana y yo nos sentábamos en el sofá del comedor y veíamos la película de turno. Allí no se elegía. En aquellos tiempos…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • "Mundos mágicos" (1911), de F.W. Mader
    "Mundos mágicos" (1911), de F.W. Mader La ciencia-ficción va extendiéndose a otros países europeos, entre ellos Alemania. Aquí, Friedrich Mader imaginó una nave esférica, bautizada Sannah, que transportaba una tripulación hasta Marte para, a continuación, realizar el primer viaje –ida y…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Johann Wilhelm Wilms sale del armario
    Escrito por
    Johann Wilhelm Wilms sale del armario La penumbra de los armarios donde yacen muchas músicas que han quedado traspuestas por la eminencia de los grandes nombres, atesora partituras que los arqueólogos musicológicos e historiadores de nuestro tiempo consiguen exponer a la…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • El oscuro negocio de las ballenas blancas
    Escrito por
    El oscuro negocio de las ballenas blancas Era verano de 1861 cuando P. T. Barnum, “el gran Showman americano”, anunció su nueva exhibición en el museo americano de Nueva York: dos belugas vivas. El New York Tribune relató la llegada de estas ballenas que causó…

etimologia