“The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars” (1972), de David Bowie

La obra maestra del Glam. El brillante cénit del género. Lo mejor de David Bowie y uno de los discos más esenciales de los 70 (o, al menos, principios de los 70). Ni Marc Bolan, ni Bryan Ferry, ni Gary Glitter, ni Ian Hunter ni nadie más pudieron arrogarse el título de Rey del Glam después de esto. Y es que no se me ocurre ninguna obra que represente el Glam mejor que éste.

Desde el concepto tras el álbum (un alienígena personificado en estrella del rock que acaba muriendo por exceso de sexo y drogas) hasta cada uno de los temas, todo funciona como un mecanismo de relojería suiza. Todas las canciones son estimulantes, pegadizas, enérgicas, juveniles, adrenalíticas, rebeldes, intensas y, sobre todo, rockeras.

Sí, me podéis decir que es un álbum simple, poco innovador, conservador o incluso banal, ¿y qué? Dudo que haya muchas bandas que puedan reunir una colección de temas tan perfectamente adictivos como éstos. Sólo Star baja un poco el nivel y no tiene un gancho memorable como el resto de canciones, pero en el otro lado de la balanza está Suffragette City compensando cualquier carencia que el disco pueda tener. Todavía se me acelera el corazón al escucharlo (1). Si hubiera que capturar sólo cinco segundos de lo que es el Rock más descarado, yo grabaría ese famoso “aaaaaaaaaaah WHAM! BAM! THANK YOU MA’AM!” que, según se cuenta, fue totalmente improvisado. La gruesa capa de guitarras, pianos y teclados machacones es DEMENCIAL, como demenciales son las entonaciones de Bowie haciendo aquí más que nunca de estrella del Rock. No faltan los “woooow”, “hooo”, “haaa”, “aaaaah” y demás clichés del género. Y ya no digamos en Ziggy Stardust

Hang On To Yourself fluye con energía cuasi-Punk a través de sus 2:38 minutos de frenesí continuado que mantiene un riff de guitarra que podría ser perfectamente el prototipo de God Save The Queen con cinco años de distancia, con más velocidad, pero con menos volumen. No obstante, lo que predominan en este disco son los temas más lentos (que igualmente patean traseros). Ahí tenemos Moonage Daydream, el primer tema que me dejo completamente K.O. cuando lo puse por primera vez, y es que Bowie suena verdaderamente majestuoso aquí (el eco ayuda mucho) y ese solo que finaliza la canción… Si en la versión de estudio es ya hipnotizante, en directo compruebas lo mucho que se tuvo que contener Mick Ronson para no alargar más de la cuenta el tema. Sin pausa alguna ni para respirar le sigue el tema favorito de mi madre, Starman, y que yo sitúo justo por debajo de Suffragette City (me tira mi vena más frenética) ya que tiene la que es probablemente la mejor melodía de todo el disco y un irresistible “lalalá” que lo remata. Ambas canciones tienen a un Bowie en estado de gracia. Hay que reconocer que su voz nunca fue particularmente buena, aunque creo que supo perfeccionarla con el paso de los años, pero en ocasiones le sacaba un partido impresionante.

Sorprendentemente, uno de estos temas es un cover. It Ain’t Easy fue escrita originalmente por Ron Davies (no tiene nada que ver con el de los Kinks) en un estilo Country, pero David Bowie hace una traducción casi perfecta a su propio idioma. Es cierto que los versos suena un poco débiles, pero el contraste con el estribillo es realmente brutal. Ese “IT AIN’T EASYYY” tiene una fortaleza que tira de espaldas. Y es que el vigor juvenil de este álbum no está presente en ningún otro de Bowie. Hoy en día la mayoría de la gente dice que su verdadero pico se encuentra en la trilogía de Berlín y, ciertamente, alcanza niveles muy elevados de calidad, pero esas conquistas musicales son mucho más atribuibles a Brian Eno que al propio Bowie. Además, estoy muy seguro de que no hay imagen que mejor le siente que la de estrella del Glam, porque, en el fondo, David Bowie siempre fue un poquito Ziggy Stardust.

theriseand3

Tracklist (En negrita los temas destacados)

  1. “Five Years” (4:43)
  2. “Soul Love” (3:33)
  3. “Moonage Daydream” (4:35)
  4. “Starman” (4:16)
  5. “It Ain’t Easy” (2:56)
  6. “Lady Stardust” (3:21)
  7. “Star” (2:47)
  8. “Hang On To Yourself” (2:38)
  9. “Ziggy Stardust” (3:13)
  10. “Sufragette City” (3:25)
  11. “Rock ‘n’ Roll Suicide” (3:02)

(1) Lo cual tampoco tiene mucho mérito en el fondo considerando lo joven que soy aún.

Copyright del artículo © Alexandro Ruiz Pérez. Publicado previamente en Eufonia Eléctrica, con licencia CC, y editado en Thesauro Cultural (TheCult.es) con este permiso. Reservados todos los derechos.

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El destino de los libros
    Escrito por
    El destino de los libros Escribe Borges en una de sus Otras inquisiciones cierta reflexión acerca de un doble episodio de la historia china: la quema de libros y la construcción de la Gran Muralla. Los libros son objetos –se…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • La polarización del conflicto
    La polarización del conflicto El conflicto del que quiero hablar es la polarización de los intelectuales en dos culturas, la "científica" y la "humanística". Aunque no todos los intelectuales tengan que formar parte de alguno de estos…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Mendelssohn empuña el violonchelo
    Escrito por
    Mendelssohn empuña el violonchelo Un largo e ilustre camino recorre el violonchelo alemán entre Bach y Brahms, un camino que va de la suite a la sonata, cuyo enlace puede ser Boccherini, que amaba ambos géneros y era un…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • El científico en la huerta
    Escrito por
    El científico en la huerta Observación, formulación de hipótesis, experimentación, control de variables y conclusiones... No, no les estoy proponiendo una investigación en el laboratorio, aunque algo hay de ello. En realidad, esa metodología científica es la misma que Bill…

etimologia