Fuego santo

Todo parece indicar que uno de los motivos favoritos de El Bosco fue la representación de las Tentaciones de San Antonio. Favorito para El Bosco y para muchos de sus contemporáneos. Como tantas otras cosas relativas al pintor flamenco, no se sabe si fue un gusto propio o emanado de los encargos recibidos. Sea como fuere, hasta nosotros han llegado unas cuantas representaciones con esta temática, salidas de sus geniales pinceles.

Obras como el óleo sobre tabla de madera de roble conservado, en la actualidad, en el Museo del Prado. Un cuadro en el que no se representa la imagen tradicional de San Antonio, atacado por los demonios, sino la de un eremita en actitud pensativa, sentado junto al cochino que es su fiel acompañante. Un cuadro que destila tranquilidad aunque sea tan sólo en apariencia. Porque en los márgenes del cuadro podemos ver, dispersos, a los muchos demonios que van a presentar batalla. Organizándose para ello. Llevando escaleras. Ocultándose tras las colinas. Escondiéndose bajo un escudo.

Una batalla que ya ha dado inicio en la capilla eremitorio, cuyo fuego se observa a través de la ventana. Fuego que también amenaza la parte trasera que cobija al santo y que pretende ser apagado por un grupo de demonios, valiéndose de un cántaro lleno de agua... ¿Apagar? ¿Cómo? ¿No eran ellos los encargados de avivarlo?

Y es que este cuadro de El Bosco, como no podía ser de otra forma, tiene varias lecturas ocultas. Así, ese fuego que intenta ser extinguido alude al llamado ignis sacer o fuego santo, la forma en que era conocida, en época medieval, la intoxicación por Claviceps purpurea, el conocido cornezuelo del centeno, una epidemia que acabó con la vida de cientos de miles de europeos y de cuyo tratamiento estaban encargados los antonianos, la orden monástica situada bajo la advocación del santo eremita. Un tratamiento para el que se hacía un elixir milagroso en el que, dicen, se sumergían las reliquias del santo. Elixir fabricado en hornos alquímicos. Pequeños hornos portátiles, caseros. Como el que se observa a la derecha del santo anacoreta.

Nada es casual en el arte del flamenco. Tan sólo es necesario conocer sus claves.

(El grabado corresponde a Martin Schongauer y fue realizado entre 1470-1475).

tentaciones2

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • ¿Habla Homero de sí mismo en sus obras?
    Escrito por
    ¿Habla Homero de sí mismo en sus obras? Homero no se menciona de manera explícita a sí mismo en sus dos grandes obras, aunque algunos han pensado que podría ser el cantor Demódoco, que aparece en la corte de los feacios, como veremos más…
  • Rufino Tamayo (1899-1991)
    Escrito por
    Rufino Tamayo (1899-1991) Tras la dura máscara zapoteca de Tamayo se ve a un hombre, cómo no, que ha tenido mucho tiempo para contentarse consigo mismo. Es curioso advertir, en su caso, lo que ocurre, seguramente, con cualquier…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Acupuntura y ciencia
    Acupuntura y ciencia Los charlatanes que ofrecen curas “místicas” merecen la consideración de estafadores, sobre todo en el caso de fraudes burdos, que inducen a los clientes (sería completamente inadecuado llamarlos “pacientes”) a dejarse llevar por…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La delgada línea roja
    Escrito por
    La delgada línea roja La delgada línea roja es una expresión que utilizó el periodista William Howard Russell cuando ejerció de corresponsal en la guerra de Crimea (1853-1856). Se refería a la defensa que hizo el 93º Regimiento de…

Cartelera

Cine clásico

  • Cine, flamenco y tópicos
    Escrito por
    Cine, flamenco y tópicos Carmen la de Triana (1938) Parece que la única mirada que interesa al cine es la que abre la puerta al tópico andaluz, a las juergas de los señoritos, a la miseria que se alivia…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Procol Harum” (1967)
    Escrito por
    “Procol Harum” (1967) Si, como se dice en el libro que empecé ayer, el Art Rock es el nexo de unión entre el Pop-Rock sesentero y el Prog Rock setentero, entonces creo que es de sentido común meter…
  • Maneras musicales de ser clemente
    Escrito por
    Maneras musicales de ser clemente Uno de los libretos de Pietro Metastasio más concurridos por los compositores fue el de La clemencia de Tito. Tito Flavio Vespasiano, pese a una corta presencia en el poder, consiguió por la benevolencia de…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Las náyades y sus secretos
    Escrito por
    Las náyades y sus secretos ¿Qué hemos captado en esta fotografía? Bajo el agua, agarrada a una roca para no verse arrastrada por la corriente, esta criatura no es fácil de identificar, a no ser que uno sea aficionado a…

etimologia