El tenor Alfred Piccaver

Abundantes y, en ocasiones, brillantes, fueron los tenores que intentaron continuar la obra de Enrico Caruso.

Sin duda, para toda una época Caruso fue sinónimo de tenor y no parecerse al Commendatore podía pensarse como una minusvalía. Entre aquellos de primera calidad cuenta Alfred Piccaver (1884- 1958), inglés de nacimiento, con antepasados españoles y educación norteamericana, que se impuso, especialmente, en el mundo germánico, más concretamente en la Viena imperial, y que supo expedirse en italiano y francés.

eltenoralfrepicca

Piccaver tenía, por naturaleza, una notoria afinidad tímbrica con Caruso y esto le permitía coincidir en ciertas inflexiones. Pero, sobre todo, contaba, al igual que el glorioso napolitano, con un registro central mórbido y ancho, fácil a todos los lirismos, a la vez que un agudo punzante y relumbrón, que lo habilitaba para papeles de empuje. Así es como Piccaver resolvió partes líricas (Duque de Mantua, Rodolfo, Enzo Grimaldo, Cavaradossi, Fausto, Pinkerton, Loris Ipanoff) y de carácter (Radamés, Turiddu, Canio, Don José, Johnson, Des Grieux, ésta supervisada por el mismo Puccini).

En todos estos roles puede juzgarlo el aficionado gracias a estas tomas de los años veinte, plena madurez de las facultades vocales y expresivas de Piccaver, quien despidió su larga carrera con un concierto, en 1955.

Disco recomendado: Recital Alfred Piccaver (1884-1958): Arias de Don Sebastiano, Rigoletto, Il Trovatore, Un ballo in maschera, Aida, Faust, Carmen, La Bohème, Cavalleria, I Pagliacci, Fanciulla, etc / PREISER / Ref.: 89601 (1 CD)

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en TheCult.es (Thesauro Cultural) por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El mundo según la mente
    El mundo según la mente En el Cámbrico, el sistema nervioso de los animales adquirió la capacidad de discriminar la información que recibía del exterior y dar prioridad al procesamiento de las señales sensoriales más urgentes. De este desarrollo nació…
  • El matrimonio según Bertrand Russell
    Escrito por
    El matrimonio según Bertrand Russell Escrito en 1929, Matrimonio y moral (Marriage and Morals, Allen & Unwin, 1929) acusa el paso del tiempo en su sentido positivo. Algunas de sus propuestas han pasado a ser el folclore moral del mundo…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • La pesadilla de Fleming
    La pesadilla de Fleming La serendipia —los descubrimientos accidentales— son fuente de grandes avances científico–técnicos. Ejemplo clásico es la penicilina, hallada en 1928 (¡hace 80 años!), por el escocés Alexander Fleming, y que revolucionó la medicina a partir de su producción masiva…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

  • ¡Camarero, hay una película en mi libro!
    Escrito por
    ¡Camarero, hay una película en mi libro! Es muy posible que al lector interesado exclusivamente en el contenido de un libro (el cuerpo de la obra, su maquetación, una buena traducción sin erratas ni censura, etc.), la portada no le preocupe demasiado.…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • La flauta ilustrada
    Escrito por
    La flauta ilustrada A pesar de que en su tiempo mereció ser elogiado y registrado en los libros de su especialidad, el bohemio Franz Anton Rössler, rebautizado en el mundo del arte como Antonio Rosetti (1750-1792), aparece escasamente…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Sexo peligroso en el lago Victoria
    Escrito por
    Sexo peligroso en el lago Victoria El 30 de julio de 1858, John Hanning Speke se convirtió en el primer europeo que contempló la inmensidad del lago Victoria. Speke formaba parte de la expedición de Richard Burton que pretendía encontrar la…

etimologia