La vida secreta de las palabras: "cantinela"

La vida secreta de las palabras: "cantinela" Imagen superior: Petrus van Schendel.

Muchos habrán repetido expresiones al estilo de «Ya estamos con la misma cantinela» o «Siempre viene con esa cantinela». Por medio de esta fórmula familiar, quiere indicarse la repetición inoportuna, contumaz y molesta de una determinada cosa.

Obviamente, no faltan ocasiones en la vida para hacer uso de frases como estas. Pero hoy preferimos dejar de lado el fastidio, y concentrarnos en los orígenes y el uso de esa palabra, cantinela, equivalente a la que figura como su sinónimo, cantilena.

La Real Academia Española, en el tomo segundo del Diccionario de la lengua castellana, en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad, con las phrases o modos de hablar, los proverbios o refranes, y otras cosas convenientes al uso de la lengua (1729), propone la siguiente definición: «Cantar, o copla, que se hace para cantarse repetidamente. Y aunque en este sentido estuvo recibida esta voz, ya comúnmente se toma por cantar despreciable, y principalmente por los que cantan a los muchachos, motejándolos su flojedad y descuido en el estudio, para incitarlos, con la vergüenza, a que se corrijan y enmienden». Y añade: «Es voz latina, Cantilena».

Elías Zerolo, en su Diccionario enciclopédico de la lengua castellana (1895), describe cantilena como «cantar, copla composición poética breve, hecha generalmente para que se cante». Aniceto de Pagés, autor del Gran diccionario de la lengua castellana, autorizado con ejemplos de buenos escritores antiguos y modernos (1902), reúne autoridades para fijar el uso del vocablo. Así, toma de Diego Gracián la frase «Charlatanes y truhanes, ni sus cantinelas», y de Antonio de Solís, los versos «Contra esas cantinelas / Que el dios Baco inventó».

Los musicólogos, lejos de usar la voz cantilena para definir una molestia reiterada, describen con ella el tipo de canción o melodía que, durante el Medioevo, era integrada en el canto litúrgico o en la canción profana. Más específicamente, una cantilena era, entre los siglos XIII y XV, una canción polifónica, en particular la chanson francesa. Más o menos durante el mismo periodo, los ingleses empleaban la palabra para identificar piezas a tres voces con textos religiosos escritos en lengua latina. Por extensión, desde el siglo XIX el vocablo cantilena sirve para designar una melodía vocal lírica.

Es algo singular, algo de lo que todos los estudiosos deben de haberse dado cuenta, que el hablante común use una voz de semejante belleza y contenido para referirse a un efecto fastidioso.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Esta es una versión expandida de un artículo que escribí, con el seudónimo "Arturo Montenegro", en el Centro Virtual Cervantes, portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Tormenta de ideas
    Escrito por
    Tormenta de ideas En este tercer programa de Una cita con las musas, en “Madrid con los cincos sentidos” (Radio M21), José Luis Casado y yo hablamos del método creativo más célebre que existe, el brainstorming o Tormenta…
  • Períodos en la obra de Borges
    Escrito por
    Períodos en la obra de Borges La obra y la biografía personal de Borges trazan unos ciclos sugestivamente ligados al desarrollo histórico de la Argentina en el siglo XX. Si bien la obra de un escritor no es reducible a su…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • ¿Existe el amor verdadero?
    ¿Existe el amor verdadero? El topillo de las praderas (Microtus ochrogaster) es un roedor norteamericano con tendencias monógamas. Cuando un macho conoce a una hembra, y proceden a ejecutar su ritual de emparejamiento, a estos topillos les…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • El sentimiento mágico
    Escrito por
    El sentimiento mágico ¿Puede aún sorprendernos el futuro entre las manos solitarias de un hombre o de una mujer? ¿La presteza y sutileza de sus dedos pueden aún conmover nuestra sensibilidad magullada por una cascada continua de presagios…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Ese músico llamado Verdi
    Escrito por
    Ese músico llamado Verdi Giuseppe Fortunino Francesco Verdi, el más italiano de los compositores, nació francés en Le Roncole, porque esta pequeña localidad era entonces un departamento napoleónico, el 10 de octubre de 1813 a las nueve horas de…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Delfines eléctricos
    Delfines eléctricos La evolución produce adaptación. Es por ello por lo que muchas de las características de los seres vivos parecen haber sido diseñadas por una inteligencia superior. Pero en realidad son producto de un proceso ciego de…

etimologia