La vida secreta de las palabras: "cómicos"

La vida secreta de las palabras: "cómicos" Imagen superior: cómicos de la legua, pintados por Francisco de Goya en 1793.

Ya no quedan tantos espectadores que sueñen, como antaño sucedía, con el teatro y sus protagonistas. El público ha menguado en número, pasión e interés, desde luego.

Es una lástima, pues ningún otro espectáculo puede compararse a esta ceremonia de la inteligencia y la fantasía que continúa celebrándose desde hace milenios. Por todo ello, diccionario en mano, queremos hoy aproximarnos a la figura del cómico, personaje central e indispensable del juego escénico.

El actor que representa comedias recibe su nombre del latín: comicus. Las gentes del gremio, en particular los más veteranos, gustan mucho de este apelativo, y defienden la universalidad de dicho vocablo, aunque su fingimiento no persiga siempre el humor, sino el efecto dramático. Es muy probable que, al menos en España, esta denominación tenga un matiz costumbrista y sentimental, derivado de las andanzas de aquellos cómicos de la legua que recorrieron nuestra geografía hasta bien entrado el siglo XX.

La Real Academia Española, en el tomo segundo del Diccionario de la lengua castellana, en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad, con las phrases o modos de hablar, los proverbios o refranes, y otras cosas convenientes al uso de la lengua (1729), define el adjetivo cómico, -ca de un modo que hoy resulta añejo: «Cosa perteneciente a comedia, y propiamente el poeta que compone y escribe comedias. Vulgarmente se toma esta palabra por el que las representa. Algunas veces se usa como sustantivo». Sin duda, son bien pocos (y tirando a anticuados) los hablantes que hoy llaman cómico al dramaturgo que hilvana comedias. En todo caso, la palabra ha triunfado como sinónimo de comediante, o actor que representa papeles jocosos.

Cómicos, caricatos, comediantes o histriones. Con variable designación, estos actores han ganado su espacio en el cine y la pequeña pantalla, gracias a lo cual aún procuran entretenimiento a nuevas generaciones de espectadores, muchos de ellos ajenos al verdadero dominio de los comediantes, que no es sino el escenario.

Los nostálgicos suelen destacar esta ignorancia (son demasiados los que desocupan el patio de butacas con fútiles pretextos) y sitúan en el banquillo de los acusados al dudoso gusto cultural de nuestro tiempo.

Durante las Jornadas sobre el autor de teatro español vivo, celebradas en el Centro Cultural de la Villa de Madrid el 25 y 26 de junio de 1992, Antonio Buero Vallejo vino a diagnosticar varios de los males que hoy afectan al teatro y a los teatreros. «Es la desatención al género teatral —decía— lo que en los últimos años, por el incremento de otras ofertas más asequibles, ha crecido; intentemos remediarlo, pero debemos tener muy presente el fenómeno, una de cuyas varias facetas, asimismo aumentada, es la de la desatención a los textos teatrales».

Para completar el diagnóstico, aún cabría echar mano de nuevos síntomas: las influencia de los medios de comunicación de masas, el proselitismo de las cadenas televisivas, la afición a entretenimientos menos exigentes, como el videojuego, y otras realidades que contribuyen a vaciar el patio de butacas. En todo caso, se va eternizando esa crisis de la que tanto hablan, desde hace años, las gentes del teatro: los cómicos de ayer y de hoy. Reiterarlo, por fuerza, nos lleva a sentir nostalgia de aquellos tiempos en los cuales el primer actor o la primera actriz de una compañía eran tan admirados como hoy puedan serlo las grandes estrellas del rock.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Esta es una versión expandida de un artículo que escribí, con el seudónimo "Arturo Montenegro", en el Centro Virtual Cervantes, portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Fugarse de la música
    Escrito por
    Fugarse de la música La fuga es una forma musical que debe su nombre al hecho de que –simplificando mucho las cosas– un tema parece escaparse, fugarse, a fuerza de ser repetido por varias voces, tanto de cantantes como…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly
    "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly Nacida del ingenio del caricaturista político Jeff MacNelly (1947-2000), Shoe fue una tira de humor inmensamente popular en Estados Unidos que comenzó a publicarse diariamente en los periódicos de ese país en septiembre de 1977.…

Cartelera

Cine clásico

  • El rojo sienta bien a las rubias
    Escrito por
    El rojo sienta bien a las rubias Una de las primeras escenas de Crimen perfecto, la hitchcokiana película de 1954, nos presenta a su protagonista, Grace Kelly (que no era todavía, como es obvio, Gracia Patricia de Mónaco) con este vestido rojo…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • La juventud de Papá Haydn
    Escrito por
    La juventud de Papá Haydn La imagen tópica de Haydn es la un viejecito jovial, un patriarca largamente productivo. Pero, como todos los viejos, alguna vez fue joven y, en tanto músico, se estrenó antes de sus veinte años. Se…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia