Lo que la ciencia no puede probar

Lo que la ciencia no puede probar Imagen superior: Comfreak, Pixabay, CC.

A quienes creen que todo problema es un problema científico y que la ciencia puede resolver cualquier problema, independientemente del campo al que pertenezca, se les llama cientificistas.

Los cientificistas son los fanáticos religiosos de la ciencia. Consideran que la ciencia es la única manera válida de producir conocimiento. La ven como un dogma y creen que produce no sólo conocimiento confiable, pero siempre sujeto a crítica y a ser sustituido por otro conocimiento mejor, sino “verdades”. Y no admiten que el campo de acción de la ciencia es limitado: que se reduce al mundo natural, es decir, al universo físico. Aseguran que también fenómenos como las emociones o campos de estudio como las humanidades, la filosofía, la ética o el arte pueden reducirse y ser, en principio, explicados por medio del método científico.

Insisten, también, en que todo conocimiento debe necesariamente estar sustentado en datos objetivos, verificables. De otro modo, es sólo palabrería inútil. Así, desechan mucho del conocimiento filosófico, antropológico, histórico e incluso humanístico, literario y poético que la humanidad ha producido.

Y sin embargo, en sus mismos cimientos, la ciencia tiene algunas ideas que no puede probar y que acepta de forma tácita, sin cuestionarlas (esa es tarea de la filosofía). Porque sin ellas no podría funcionar.

Una de ellas es la creencia en la existencia misma del Universo. ¿Cómo podemos saber que el mundo natural que nos rodea, en el que vivimos y el cual estudiamos, existe realmente, que no lo estamos soñando, o no es una realidad virtual en la que vivimos porque estamos conectados a una computadora, como ocurre en la película The Matrix?

La pregunta sobre cómo probar que el mundo que percibimos es real ha ocupado a filósofos y científicos durante siglos… sin haber recibido una respuesta satisfactoria. Aunque parece evidente, la realidad del mundo no se puede probar objetivamente. Los científicos, que son gente práctica, simplemente suponen que el mundo es real y siguen con su trabajo.

Un segundo postulado filosófico indemostrable que la ciencia da por supuesto es que el mundo natural presenta regularidades que nos permiten entenderlo. Pero estas “leyes de la naturaleza” a las que constantemente nos referimos en ciencia no tendrían por qué existir, y no podemos probar que existan. En ciencia suponemos que la naturaleza se comporta de forma regular, y este enfoque nos ha sido muy útil para entenderla y predecirla. Pero no podemos probar de manera objetiva que la naturaleza presente siempre regularidades.

Como dice el filósofo Daniel Dennett, “no hay ciencia libre de filosofía. Sólo hay ciencia cuyos supuestos filosóficos no has examinado”.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en The.Cult.es (Thesauro Cultural) con licencia CC. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Fidelidad e infidelidad en la China caballeresca
    Escrito por
    Fidelidad e infidelidad en la China caballeresca En su biografía del gran historiador chino Sima Qian (–135/–45), Burton Watson explica cómo la transición desde una época con un poder central poderoso ‒la de los Zhou (“Chou”)‒ a otro períodos de estados enfrentados y…
  • Notas del vago estío
    Escrito por
    Notas del vago estío Así titula Ortega y Gasset uno de sus ensayos. Tan vaga es su sugestión que no me animo a buscar la serie a la cual pertenece. El estío es vago por sus contornos imprecisos y…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Spade vs Marlowe
    Escrito por
    Spade vs Marlowe Al final de la película El halcón maltés, el policía, con el halcón en la mano, pregunta: “¿Qué es? Y Humprey Bogart le contesta: “El material con el que se forjan los sueños". La cita…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Aquellos tiempos de la guitarromanía
    Escrito por
    Aquellos tiempos de la guitarromanía Ferdinando Carulli vivió entre 1770 y 1841, es decir que fue coetáneo de Beethoven y de muchos nombres forzosamente menores que el Gran Sordo. Eran tiempos ‒como casi todos‒ de transición. De la estrictez clásica…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los eucaliptos, entre el amor y el odio
    Escrito por
    Los eucaliptos, entre el amor y el odio Pocos árboles como el eucalipto (Eucalyptus), de origen australiano, generan tanta polémica a su alrededor. Acusado de ser especie invasora, perjudicial para la conservación de la fauna y la flora y para la gestión de…