"El fin del mundo" ("Verdens Undergang", 1916), de August Blom

En 1916 entra inesperadamente en la escena de la ciencia-ficción cinematográfica un nuevo país, Dinamarca, al que no tendremos muchas oportunidades más de nombrar en este recorrido por la historia del género.

Parecía adecuado que el tema de esta película, dirigida por August Blom y escrita por Otto Rung, estuviera en sintonía con el deprimente panorama de una Europa sumida en una guerra devastadora.

El director de una mina, West, tiene dos hijas, la rubia Edith y la morena Dina. La primera establece una decente relación con Reymers, mientras que Dina se fuga con el capitalista sin escrúpulos Frank Stoll. Cuando se extiende el rumor de que un cometa se acerca directo a la Tierra, Stoll saca provecho de la situación de pánico especulando en el mercado bursátil.

La víspera del impacto, Stoll reúne a sus amigos para una gran fiesta antes de la catástrofe. El financiero tiene la intención de escapar de la destrucción gracias a un pasadizo secreto que le conducirá a una profunda mina. Sus planes, sin embargo, serán arruinados por enfurecidos obreros que irrumpen en su mansión liderados por un ex-novio despechado de Dina. Los tres mueren, llueve fuego del cielo y los mares inundan los continentes. La Tierra queda arrasada por una catástrofe planetaria de la que solo tres personas sobreviven, Edith, Reymers y un sacerdote. La película finaliza con su milagroso reencuentro en una iglesia.

findelmundo2

La primera parte del film –que es, con diferencia, la más larga– es un melodrama doméstico en el que se ataca corrosivamente a los capitalistas sin conciencia, que no dudan en enriquecerse con la desgracia ajena aun cuando al final suponga también su ruina. El personaje de Frank Stoll bien podría representar a muchos de los hombres de negocios de aquel tiempo, que engordaron sus cuentas bancarias gracias a la guerra entonces en marcha. En la ficción, sin embargo, la revancha proletaria se lleva a cabo antes de la aniquilación global. Un consuelo tardío y breve, pero consuelo al fin y al cabo.

En estos primeros años del cine todavía había mucho que aprender desde el punto de vista narrativo, y el espectador actual debe realizar un esfuerzo para tratar de introducirse en una dirección plana, unos personajes sin matices –representan estereotipos más que personas– y un ritmo lento en el que abundan escenas mudas de gente hablando y gesticulando.

findelmundo3

El apartado técnico es más destacable, especialmente las escenas del interior de la mina, con una iluminación atmosférica. Los primitivos pero competentes efectos especiales se aplicaron con eficacia en el aterrador cometa (chorros de chispas y nubes de humo), el pueblo minero y las escenas de los desastres naturales.

El film consiguió atraer una gran audiencia gracias a que en las mentes de los espectadores aún estaba reciente el paso del cometa Halley sólo seis años antes. Además, las imágenes de desastres naturales y caos social hallaron un eco en la conciencia colectiva de una población danesa que desde hacía veinte meses vivía asediada por el espectro desolador de la guerra. No era tanto una obra de ficción como una parábola que llamaba a la búsqueda de Dios y al desapego de todo lo terrestre, pues todo lo terrenal, incluidas las personas, tendrá inevitablemente un final.

Copyright del artículo © Manuel Rodríguez Yagüe. Publicado previamente en Un universo de ciencia ficción, con licencia CC, y editado en Thesauro Cultural (TheCult.es) con permiso del autor. Reservados todos los derechos.

Manuel Rodríguez Yagüe

Como divulgador, Manuel Rodríguez Yagüe ha seguido una amplia trayectoria en distintas publicaciones digitales, relacionadas con temas tan diversos como los viajes (De viajes, tesoros y aventuras), el cómic (Un universo de viñetas), la ciencia-ficción (Un universo de ciencia ficción) y las ciencias y humanidades (Saber si ocupa lugar). Colabora en el podcast Los Retronautas.

Imagen superior. "Astronaut Academy", de Dave Roman. Emerald City Comic Con, Seattle, Washington.

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El juez Falcone
    Escrito por
    El juez Falcone Giovanni Falcone nació en Palermo en 1939. Era, pues, siciliano y conocía muy bien el carácter de su tierra y de los mafiosos. Ya había colaborado en investigaciones acerca de la mafia, pero estaba lejos…
  • Borges el traidor
    Escrito por
    Borges el traidor En la nota dos a Los kenningar escribe Borges: “Dura palabra es traidor. Sturluson – quizá– era un mero fanático disponible, un hombre desgarrado hasta el escándalo por sucesivas y contrarias lealtades. En el orden…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • El reto de educar en la era del teléfono móvil
    Escrito por
    El reto de educar en la era del teléfono móvil “Nada de teléfonos móviles en la escuela”, prometió Emmanuel Macron durante su campaña. El proyecto de ley La République en marche (LRM), que prohíbe los teléfonos móviles en los colegios e incluso en algunos institutos franceses,…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Sevilla, onírica y eterna
    Escrito por
    Sevilla, onírica y eterna Cuando uno nace siendo hijo de Cristóbal Colón hay que decir que tiene medio camino hecho. Si tu casa es un trasiego de marinos, cosmógrafos y navegantes, hablando todo el día de derroteros y cartularios,…
  • "Silencio" (1979), de Didier Comès
    "Silencio" (1979), de Didier Comès Beausonge (Sueñohermoso), un nombre de sonoridad dulce y poética para una pequeña aldea que dormita bajo un manto de nieve en una zona remota de las Ardenas. Despierta asociaciones de mundos bucólicos, inocentes y sencillos.…

Cartelera

Cine clásico

  • El eterno retorno de James Bond
    Escrito por
    El eterno retorno de James Bond Lo más curioso en la historia de la mitomanía de Bond es la reacción que provoca entre sus admiradores más cultos. A los elogios sobre las novelas de Ian Fleming debidos a pesos pesados de la…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • ¿Robot yo?
    Escrito por
    ¿Robot yo? Aficionados a la ciencia ficción hay muchos, aunque algunos no sepan que lo que suponen ciencia ficción es mero cuento de hadas o libro vaquero (dicho con todo respeto) aderezado con naves superlumínicas o desviaciones…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • El clarinete de Weber
    Escrito por
    El clarinete de Weber El clarinete, Cenicienta de bandas militares y columnas de armonía para dar serenatas, fue enaltecido en el siglo XVIII cuando algunos astutos o geniales señores (Krommer o Mozart) prestaron atención a sus posibilidades tímbricas y…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia