Cuidado con las metáforas

Hace mucho tiempo que los adversarios de la modernidad vienen proponiendo un retorno a las religiones como remedio a los males del progreso. Desde luego, negar el progreso nos calma los nervios porque el progreso es cambio constante y la religión nos asegura el viaje porque apela a lo inmutable. Dicho así, de modo tan esquemático y malamente didáctico, el partido acaba en empate. Llega el tiempo de los penaltis, metafóricamente: de los cañonazos.

Si utilizo esta metáfora bélica no lo hago por improvisar y salir del paso, sino porque hay dirigentes europeos dispuestos a pensar al continente como una zona en pie de guerra. ¿Contra quién y a favor de quién? Para el señor Gergely Gulyás, dirigente del partido húngaro Fidesz, la cosa es clara: la guerra es entre el cristianismo y sus enemigos, traducibles éstos, con toda facilidad, a musulmanes. No se trata de una discusión teológica entre monoteísmos –las religiones del Dios único se han mostrado como las más belicosas–, ni un tema de relativismo cultural. Se trata, lisa y llanamente, de una guerra. De cultura y de valores, pero guerra al fin.

Es indudable la influencia histórica de los cristianismos pero no en contra de la modernidad y el progreso, sino al contrario. Tiempos modernos quiere decir tiempos nuevos, tiempos mesiánicos. La llegada del Redentor renueva el tiempo, lo mejora porque lo depura. Los siglos, los años y los días se encaminan hacia Él y este camino se llama progreso. La Europa de posguerra se rehizo y hasta puede ser que se reúna, en parte gracias al aporte del pensamiento social-cristiano.

Todo va bien si no volvemos la hoja de este excelente inventario. Quiero decir: si olvidamos las guerras de religión cumplidas, no ya entre cristianos e “infieles” sino entre cristianos y cristianos. Para ello no hace falta irse hasta la de los Treinta Años en el siglo XVII. Basta con recordar al Úlster, que enfrentó a los católicos irlandeses con los protestantes británicos hace, como quien dice, diez minutos. Estuve a punto de recordar la guerra civil española pero me detuve a tiempo.

Entonces: la guerra del dirigente de Fidesz es metafórica, hace a culturas y valores. Pero hay que tener cuidado con las metáforas porque se formulan con la palabra, la humana y afilada palabra, aguda como un arma blanca. También las declaraciones de guerra se hacen con palabras.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

Más en esta categoría: « Fusión y confusión

logonegrolibros

  • Llamando a las puertas de Dios
    Escrito por
    Llamando a las puertas de Dios Después de ver a Charlie Chaplin recorriendo el ciberespacio londinense en compañía del escritor Thomas Burke y a todos nosotros ejerciendo con el hombre de la multitud de Poe y el pintor de la vida…
  • Los censores de Goethe
    Escrito por
    Los censores de Goethe En 1771, el joven Goethe había terminado Götz van Berlinchingen, el de la mano de hierro. No halló editor para esta temprana novela dramática, que se publicó en 1773 sin nombre de autor ni pie de…
  • La tecnología como arte
    La tecnología como arte Aunque sabemos que somos animales, no distintos ni superiores al resto de las especies vivas, los seres humanos no somos unos animales cualesquiera. Tenemos, como cualquier especie, particularidades que nos distinguen. Quizá la…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El manuscrito Voynich, obra de un falsario
    Escrito por
    El manuscrito Voynich, obra de un falsario "¿El engaño perpetrado por un genio? Hay quien aún lo sostiene, pero hace tiempo que la hipótesis falsaria perdió fuerza. Exactamente desde que, en los años 40, el lingüista estadounidense George Zipf formuló la Ley…

Cartelera

Cine clásico

  • La edad de oro de Amblin
    Escrito por
    La edad de oro de Amblin Hasta hace relativamente poco, los años ochenta eran mirados por encima del hombro e incluso despreciados por los cinéfilos de pro y la crítica sesuda. Sin embargo, los que tuvieron la suerte de ser niños…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Mentes frikis
    Escrito por
    Mentes frikis Participar en comunidades culturales, subculturales o contraculturales puede ser un buen antídoto contra el conformismo. Los frikis (o freaks), habitualmente caricaturizados, pueden servir para analizar un colectivo que, además de un interés por estilos peculiares…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Para seguir recordándola
    Escrito por
    Para seguir recordándola La soprano genovesa Luisa Maragliano ha sido otra cantante más de aquéllas que resultaron perjudicadas por el disco oficial, que apenas tuvo en cuenta su excelente carrera italiana e internacional, muy realzada sobre todo en…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Darwin y su libro
    Darwin y su libro El 24 de noviembre de 1859 se publicó por primera vez uno de los libros que más han cambiado nuestra cosmovisión: Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural, o la…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC