Aquellos tiempos de la guitarromanía

Ferdinando Carulli vivió entre 1770 y 1841, es decir que fue coetáneo de Beethoven y de muchos nombres forzosamente menores que el Gran Sordo. Eran tiempos ‒como casi todos‒ de transición.

De la estrictez clásica al infinito romántico había un largo camino lleno de vértigos y enredos laberínticos. En esa movida, Carulli optó por la sensatez. Su música tiene la reticente nitidez del clasicismo y cultiva la sentimentalidad melódica del romanticismo.

Para concretar sus fórmulas, Carulli se apuntó a un renacimiento del interés por la guitarra, que en ciertos salones de París se transformó en moda y en manía. Boccherini, gracias a sus años españoles, había abierto el camino.

Sor y Aguado, en la península ibérica, guitarrearon lo suyo. En la itálica, dos nombres señeros: Paganini y Carulli. La guitarra, en efecto, es un instrumento íntimo y privado, propicio a las confidencias del corazón romántico. Acompaña bien al canto, se sostiene ante violines, violas y flautas, siempre que se la sepa mimar en cuanto a volumen. Puede desplegar melodías cuando corresponde y hasta dar lecciones de virtuosismo.

Todo esto lo supo el músico napolitano y este compacto que hoy recomiendo nos ofrece un panorama de sus habilidades. La guitarra sirve de apoyo armónico y rítmico, pero también da contrapuntos de importancia y pide espacio para sus virguerías. Unas cuantas de estas obras pueden ser tocadas por aficionados de buena preparación, entre amigos y chicas de buen ver. Otras piden un escenario recogido y un especialista. Carulli sabía lo que estaba haciendo.

Disco recomendado: Ferdinando Carulli: Duetti e Trii (Dúos Concertantes opp. 309. Trío op.9; Nocturno op.119. Dos dúos op. 137. Tríos op. 137) / G. Sasso, violín y viola. S. Cardi, guitarra. G. Sasso, flauta / STRADIVARIUS / Ref.: STR 33586 (1 CD)

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en TheCult.es por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • La evolución de las piedras
    Escrito por
    La evolución de las piedras Hace unos cuantos años empecé un proyecto con un extraño nombre El pensamiento noALT. ‒¿Qué quiere decir noALT? ‒Quiere decir no alternante. ‒¿Y qué quiere decir no alternante? ‒Se refiere a una manera de pensar…
  • Notas del vago estío
    Escrito por
    Notas del vago estío Así titula Ortega y Gasset uno de sus ensayos. Tan vaga es su sugestión que no me animo a buscar la serie a la cual pertenece. El estío es vago por sus contornos imprecisos y…
  • Bioeconomía para un futuro sostenible
    Escrito por
    Bioeconomía para un futuro sostenible En la región de Baden-Württemberg, al sur de Alemania, los paisajes y las atracciones culturales se entremezclan con un fuerte sector agrícola y forestal bien desarrollado, empresas altamente innovadoras en los sectores de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El microbio con ojos
    El microbio con ojos El ojo humano, con su asombroso diseño de precisión, que se ajusta de forma maravillosa a su función, ha sido siempre el ejemplo preferido de quienes desconfían de la teoría darwiniana de la evolución por selección natural e…
  • Catalina de Aragón, reina y latinista
    Escrito por
    Catalina de Aragón, reina y latinista Mecenas del humanismo renacentista. Amiga íntima de Erasmo de Rotterdam, de Tomás Moro, de Juan Luis Vives. Primera mujer embajadora de la Historia. Experta latinista. Consumada políglota. Catalina, la pequeña de las hijas de Isabel,…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El legado de Joy Division
    Escrito por
    El legado de Joy Division Décadas después de la disolución de Joy Division, este legendario grupo volvió a la primera línea de actualidad por varios motivos. En 2007, fallecía Tony Wilson – fundador del sello musical Factory Records, desde el…
  • Amores que matan, música que enamora
    Escrito por
    Amores que matan, música que enamora Entre L’apoteosi d’Ercole (Nápoles, 1819) y Virginia (ídem, 1866), Mercadante escribió alrededor de 60 óperas que fueron triunfando (o menos) a lo largo y ancho de Italia y Europa, compitiendo con los mayores colegas nacionales,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ...Y los animales empezaron a bailar
    Escrito por
    ...Y los animales empezaron a bailar Comienza la temporada de festivales de verano y cientos de personas se moverán al ritmo de sus grupos favoritos. Pero no solo los humanos son capaces de danzar al compás de la música. Algunas aves,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC